Un Boletín como instrumento de comunicación, motivación y transparencia, por Patricio Cárceles

La ONCE pone en marcha hoy un nuevo espacio de comunicación en Andalucía. Con la ambición de convertirse en un factor de integración y motivación para todo el colectivo de la ONCE y su Fundación en la Comunidad Autónoma, este Boletín de Noticias quiere ser, sobre todo, un reflejo fiel de la realidad de la ONCE en Andalucía.

A través de este Boletín ponemos a disposición de nuestros afiliados y trabajadores un soporte digital accesible, que nos sitúa a la vanguardia en el uso de las nuevas tecnologías que ofrece la Sociedad de la Información en el seno de nuestra Organización. De forma periódica, los usuarios vinculados a la actividad que la ONCE y su Fundación desarrollan en Andalucía –y cualquier persona interesada- podrán acceder a la información que generan los órganos de decisión y representación de la ONCE y aquella que, por su interés general, sea recogida y actualizada en el Boletín.

En mi toma de posesión como delegado territorial para este segundo mandato me comprometí a ejercer esta confianza con la máxima transparencia, desde el diálogo, desde el respeto a la pluralidad y diversidad que integra la ONCE y con el compromiso de la mayor proximidad a los afiliados y trabajadores que son los auténticos valedores del liderazgo social que ejerce hoy la ONCE en Andalucía, en España y en el mundo entero. Soy consciente de que cuanto más alto dirigente se es, mayor servidor se debe ser y que el valor principal que supone la humanización del trabajo y la motivación de los trabajadores, son los ejes principales sobre los que se debe fundamentar toda acción de gobierno en la ONCE.

Entre todos hemos conseguido hacer de esta ONCE el referente principal de integración a nivel mundial. Y la contribución de Andalucía a ese éxito colectivo es fundamental. Por eso es importante que los andaluces nos impliquemos de lleno en esa hermosa tarea, para que sigamos siendo, desde el sur, el pilar esencial de la ONCE, el corazón de la ONCE.

Estoy convencido de que este Boletín contribuirá a reforzar la identidad andaluza de la ONCE. La marca ONCE goza hoy de una alta credibilidad y reconocimiento por parte de la sociedad andaluza, fruto de la confianza que generan nuestros productos, de la profesionalidad de nuestros vendedores y de la inmensa labor social que realizamos y que tanto contribuye al progreso de una Andalucía emprendedora que en nada recuerda ya a viejos estereotipos obsoletos.

Y es cierto que gozamos de una buena imagen externa entre los andaluces. Pero una buena comunicación externa comienza por una buena comunicación interna que contribuya a crear cultura institucional, corporativa, que nos una y nos implique más en la vida de nuestra Organización y que ponga el acento andaluz a la actividad diaria de la ONCE. Este Boletín va a contribuir a mejorar la imagen de la ONCE en Andalucía, pero, sobre todo, aspira a fortalecer el sentido de pertenencia y la identidad corporativa de la ONCE en Andalucía, para que podamos proyectar mejor a la sociedad el conjunto de valores que nos definen y nos distinguen como primera institución social.

Inmersos como estamos en plena revolución tecnológica, la comunicación corporativa se convierte en una herramienta estratégica necesaria para lograr un valor añadido que nos diferencie de un entorno cada vez más competitivo y nos posicione en mejor lugar para luchar contra el riesgo de exclusión social que conlleva la brecha digital. Esa distancia que separa a los que tienen acceso de los que no lo tienen.

Una Organización bien comunicada, tanto hacia dentro como hacia fuera, es una organización más y mejor preparada para afrontar sus retos. Estoy convencido que este Boletín va a suponer un gran revulsivo de la comunicación corporativa porque se adapta a los nuevos tiempos, con profesionalidad, rigor y objetividad periodística.

Patricio Cárceles, Delegado Territorial de Andalucía
Patricio Cárceles Sánchez
Delegado Territorial de Andalucía
Leer más

Ley de Dependencia, una Ley de Consenso

El pasado 1 de enero entró en vigor una norma fundamental para el progreso de los derechos sociales en nuestro país: la Ley para la Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia. Una norma que ha contado con el consenso de las fuerzas políticas y de la sociedad civil, y que supone un decidido impulso para que el sistema público de servicios sociales se consolide como cuarto pilar del Estado del Bienestar.

Con esta ley la atención a las personas en situación de dependencia dejará de ser una responsabilidad exclusiva de las familias, pasando a convertirse en un derecho subjetivo. Esto significa que aquella persona dependiente que tenga reconocida la atención por ley podrá exigirla incluso ante los tribunales de Justicia.

Pero además, hablamos de un derecho universal al que podrán acceder las ciudadanas y los ciudadanos españoles en igualdad de condiciones, con independencia de su lugar de residencia, gracias a un baremo común y un catálogo básico de prestaciones y servicios equivalente para todo el Estado. Este instrumento de valoración tendrá validez en toda España y servirá para identificar el grado de dependencia; es decir, la capacidad de los ciudadanos y las ciudadanas para realizar las actividades básicas de la vida diaria, así como el grado de apoyo de otra persona requerida para estas tareas.

Para los y las menores de tres años se ha acordado un instrumento de valoración específico, que contendrá una escala de valoración específica atendiendo a las necesidades y particularidades de los y las menores.

Para valorar a las personas, el baremo, que ha tenido en cuenta los diferentes tipos de discapacidades y sus particularidades, contempla una serie de actividades y capacidades que las personas realizan diariamente y las valora teniendo en cuenta su mayor o menor importancia en su vida, como es el caso de la alimentación, cuidados corporales, y mantenimiento de la salud, entre otros. En función de la evaluación de estas actividades y capacidades, las personas recibirán una puntuación específica que les definirá su grado de dependencia.

En cuanto a los niveles de dependencia, la ley distingue tres niveles: la moderada, que define las situaciones en las que la necesidad de ayuda es de al menos una vez al día; la severa, que será para aquellos casos en los que la persona necesita asistencia para realizar las actividades, pero no de la presencia permanente de una persona cuidadora; y por último la gran dependencia, que incluye a aquellas personas que precisan ayuda varias veces al día. Estas serán las primeras personas en ser atendidas en este año 2007, ya que la implantación de la ley será gradual hasta el año 2015.

Estimamos que en Andalucía serán unas 34.000 las personas potencialmente beneficiarias de la ley en el primer año de aplicación. A partir del año 2008 se irán incorporando al sistema las personas que tengan una dependencia en grado severo y moderado, hasta alcanzar una previsión de 200.000 andaluces y andaluzas en 2015, una vez completada su implantación total.

En lo concerniente al catálogo de servicios que ofrece la ley encontramos, por un lado, los destinados a promocionar la autonomía personal y prevenir las situaciones de dependencia, entre las que se encuentra la teleasistencia o la ayuda domiciliaria; y por otro, los servicios de atención y cuidado que podrán ser a domicilio o en centros residenciales. No obstante, la ley establece, en caso de no poder acceder al servicio público, el derecho a recibir una prestación económica vinculada a ese servicio o de asistencia personal.

Por lo que se refiere al reconocimiento del grado de dependencia, el primer paso es dirigirse a los Servicios Sociales Comunitarios de cada ayuntamiento, que son la puerta de entrada a Sistema de Atención a la Dependencia. Para ello, la Junta de Andalucía ha financiado la contratación de 536 profesionales de refuerzo de los Servicios Sociales Comunitarios, con una inversión global de 12,1 millones de euros.

Una vez presentada la solicitud, en un plazo de menos de tres meses, los equipos de valoración concertarán una cita con la persona interesada y emitirán un informe que determinará el grado y el nivel de dependencia y los servicios que le corresponden. Asimismo, para responder a la demanda generada, hemos modificado y ampliado la relación de puestos de trabajo de la Consejería con 392 profesionales más para estas funciones.

Posteriormente ese informe se remite nuevamente a los servicios sociales comunitarios que elaboran el Programa Individual de Atención (PIA), donde especificarán el servicio o servicios prescritos, así como de la participación que en el coste del mismo, según su capacidad económica.

El Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia ya está prácticamente construido, tras los acuerdos adoptados el 9 de abril en el Consejo Territorial y los reales decretos aprobados el 11 de mayo en el Consejo de Ministros referidos a la intensidad, las prestaciones y servicios por cada nivel de dependencia, la cuantía de las prestaciones económicas y las cotizaciones a la Seguridad Social de las cuidadoras y cuidadores.

Además, en el Consejo Territorial de la Dependencia se llegó a un acuerdo sobre el reparto de créditos que hará el Estado este año entre las Comunidades Autónomas para la puesta en marcha del Sistema. Y debemos estar satisfechos porque Andalucía es la que ha conseguido una mayor cantidad de dinero.

De los 220 millones de euros que se van a repartir en créditos entre las Comunidades Autónomas, Andalucía recibirá más de 36 millones de euros, es decir, el 16,4% del total. Estos créditos se reparten en función de criterios como la población, extensión de la Comunidad, la renta y pensiones, población dependiente y emigrantes retornados. Asimismo, disponemos de un teléfono de información a la ciudadanía que es el 902-166-170.

En definitiva, la Ley para la Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia marca un antes y un después en el desarrollo de los derechos sociales. Es el inicio de un gran proyecto colectivo hacia la igualdad de oportunidades.

Aprovecho, finalmente, para felicitar a la ONCE por la creación de esta nueva vía de comunicación que contribuirá a dar a conocer las necesidades y las sensibilidades de las personas invidentes.

Micaela Navarro, consejera de Igualdad y Bienestar Social
Micaela Navarro Garzón
Consejera para la Igualdad y Bienestar Social
Leer más

EN PRIMERA PERSONA: Alberto Morillas, presidente del consejo territorial de la ONCE

Alberto Morillas posa en la fotoEl primer recuerdo que le viene de la infancia son las tardes en Darro (Granada) jugando con los amigos al balón. Sólo lo veía de frente y cuando estaba cerca y, claro, no podía rematar. Tenía muy poco resto visual pero lo aprovechó al máximo. “Tenía que luchar diariamente con el handicap de no ser igual que los demás”, reconoce sin rencor. Pero, desde muy pequeño, aprendió rápido a ganarse su sitio y a superar las dificultades que le planteaba la vida.

Su pueblo no superaba entonces los 1.200 habitantes. Allí todos vivían del campo. Él es un hijo de la tierra. El pequeño de ocho hermanos –dos de ellos también afiliados- en una familia de temporeros. Pero no fue nunca el niño mimado. En todo caso –admite- el niño protegido de la casa, sobre todo por sus hermanos.

Continuar en Darro hubiera negado sus posibilidades de desarrollo así que tuvo que salir del pueblo para marcharse hasta la capital, Sevilla, para emprender una nueva vida, ahora sin el respaldo físico de los padres o los hermanos. El Colegio de la ONCE le marcó. Sobre todo porque en los primeros cursos no podía volver a Granada ni en Navidades ni en Semana Santa, el tiempo en el que los demás niños sí regresaban a casa. “Me venía en septiembre hasta junio porque mis padres eran temporeros. Cuando llegaba diciembre estaban con la aceituna. Llegaba la Semana Santa y estaban en otros sitios. Y luego eran temporeros de verano con las hortalizas, los cereales, las legumbres, los garbanzos y las lentejas”.

Alberto no contesta a la pregunta de si tuvo una infancia feliz. “Lo que pasa es que nos adaptamos. Si te pones a pensar fue distinta. A nivel personal la pude superar perfectamente pero a nivel familiar fue distante por las necesidades que teníamos”, reconoce.

Pero más que un desarraigo con su Granada, el colegio de Sevilla le marcó en positivo. Por primera vez pasó de tratarse con gente que tenía una superioridad clara sobre él a relacionarse entre iguales con niños en igualdad de condiciones. “Eso mejoró bastante las relaciones –admite-. No es que tuviera problemas de estar con los niños pero era consciente de que a muy corta edad no podía hacer lo mismo que ellos”.

A partir de los 14 empezó a perder el resto visual que tenía. Y entre los 14 a los 18 se quedó prácticamente ciego. “Eso no me traumatizó pero las imposibilidades que me ponían ante circunstancias de ser igual que los demás en situaciones cotidianas del día a día, eso sí que me fastidiaba. Luego ya no –añade-. Sobre todo fue el colegio el que me hizo madurar”.

Después vendría otro punto de inflexión en su vida, su incorporación al mercado laboral, como vendedor de la ONCE en un año, 1982, que recuerda especialmente crudo para las ventas. Tenía dos referentes en los que fijarse, sus dos hermanos. Uno de ellos un perfecto relaciones públicas y otro “que lo hacía estupendamente pero era menos relaciones públicas”, según explica.

Y es que Alberto Morillas tiene claro que un vendedor tiene que ser un buen relaciones públicas de la ONCE. “Si no eres relaciones públicas serás un mal vendedor –asegura rotundo-. Y eso no significa ser un gracioso en la calle. Tienes que ser una persona que llegue al cliente, que converse con él, que comente cuantas cosas quiera el cliente, tiene que conocer con qué tipo de cliente está tratando, qué le gusta y provocar conversaciones amenas”.

A su juicio, la fórmula mágica para incrementar las ventas pasa por la formación de la plantilla a través de cursos teóricos más largos y más prácticos. “Con una mayor motivación, se pueden alcanzar cuotas mayores”, confía. Más formación para los vendedores y más participación de los afiliados. “La implicación del afiliado no quiere decir que venga aquí a hacer actividades, quiere decir que conozca la ONCE y que se sienta de la ONCE”, matiza.

Con el paso del tiempo se considera una persona afortunada porque asegura vivir por encima de sus expectativas en todos los sentidos. Ha sido director de la Agencia de Motril. En 2000 fue nombrado jefe del Departamento de Juego en Granada y en 2003 se incorporó al equipo de gestión como director en Jerez.

Desde el pasado 9 de mayo es el nuevo presidente del Consejo Territorial de la ONCE en Andalucía. Y todavía mantiene intacta la sensación de vértigo. Aunque entre Granada, Motril, Jerez y Sevilla, tiene claro que se queda con Granada, una ciudad, dice, ideal para vivir. ¿Y si le tocara el Cuponazo? “Lo primero que haría sería dedicarme a los afiliados, me retiraría del trabajo laboral pero no me desvincularía de la ONCE. Siendo presidente, por la responsabilidad que representa, aguantaría. Pero me plantearía no seguir luego”.

Leer más

VENDEDORES CON SUERTE: José García, un millón en Villaverde

La ONCE repartió en el sorteo del martes 22 de mayo 1.050.000 euros en la localidad sevillana de Villaverde del Río donde se vendieron 30 cupones del número 79.282 agraciado con 35.000 euros cada uno.

Los cupones fueron vendidos por José García Martín, vendedor de la ONCE desde 1998, deficiente visual, y repartió la suerte en el popular barrio del Cerro, una de las zonas más humildes de la localidad sevillana. El cupón de ese día estaba dedicado al ayuntamiento valenciano de Carcaixent.

El reparto de suerte sorprendió a José a una semana de cogerse unos días de vacaciones y se mostró “encantado” de la alegría que ha supuesto en el pueblo el reparto del premio. Esta no es la primera ocasión en la que José da un premio mayor ya que hace cinco años dio 50 millones de las antiguas pesetas a través de 10 cupones. Un hombre de suerte.

Villaverde del Río depende administrativamente de la Agencia de la ONCE en Brenes, que cuenta con 130 afiliados y 62 vendedores.

Leer más

14-M: Unidad Progresista revalida su mayoría con el 90% de los votos en Andalucía

Patricio Cárceles y Andrés Ramos ejercieron su derecho al voto en Sevilla
Más del 70% del censo de afiliados andaluces participaron en las VIII elecciones de la ONCE, celebradas el pasado 14 de marzo, en las que Unidad Progresista (UP) revalidó la confianza mayoritaria del electorado con el cerca del 90% de los votos en la Comunidad Autónoma, después de 20 años de gobierno en la Organización.

El grupo político de Unidad Progresista (UP) obtuvo 8.373 votos que representan el 89,47% de los sufragios. La Plataforma Unitaria de Encuentro para la Democratización de la ONCE (Puedo), consiguió 615 votos (6,57%) y Alternativa Social (AS) logró el respaldo de 214 votos (2,29%).

El índice de participación en Andalucía fue del 70,27 por ciento, un 3% más que la media de España. En esta octava convocatoria estaban llamados a las urnas 13.317 afiliados andaluces mayores de edad de los 62.171 convocados a nivel nacional. Andalucía es la comunidad autónoma con más afiliados de toda España y elegía a 14 consejeros territoriales, la misma cantidad que Cataluña, Madrid o la Comunidad Valenciana.
La mesa electoral en funcionamientoEn el anterior Consejo Territorial, UP contaba con 13 consejeros territoriales y AS con uno, que ha perdido a favor de Puedo. La jornada electoral transcurrió con normalidad en las 72 mesas distribuidas en esta circunscripción.

Como novedad en esta convocatoria y por primera vez, la ONCE estableció el principio de democracia paritaria en sus listas electorales, de forma que ni hombres ni mujeres podían ostentar una representación superior al 60%, ni inferior al 40%).

Por provincias, Sevilla encabezó el censo electoral de la ONCE con 3.310 afiliados a la Organización mayores de 18 años con derecho a voto, seguida de Cádiz, con 2.556 y Málaga con 2.434. Le siguen Granada con 1.243 electores, Córdoba con 1.217, Jaén con 918, Huelva con 834 y Almería con 805.
Recuento de votos en la noche electoral en la sede de la Delegación TerritorialA nivel nacional UP obtuvo 36.161 votos (87,86%), frente a los 3.342 votos de Puedo (8,12%) y 1.079 votos de AS (2,62% del total). La participación fue del 67,18 por ciento, un uno por ciento más que en los comicios de 2003. En esta octava convocatoria, que consolida 25 años de democracia en la ONCE, estaban llamados a las urnas 62.171 afiliados mayores de edad.

Leer más

LOS CUADERNOS DEL CRE: Maratón de Cuentacuentos para celebrar el Día del Libro

Los valores de la tolerancia y la solidaridad fueron los protagonistas del Maratón de Cuentacuentos organizado por la biblioteca del Centro de Recursos Educativos ‘Luis Braille’ de la ONCE en Sevilla para celebrar el 23 de abril, Día del Libro.

La escritora de cuentos, Edith Checa, abrió la jornada con una de sus últimas obras ‘Un punto negro en el camino’, seguida por el delegado de la ONCE en Andalucía, Patricio Cárceles, quien realizó una de las intervenciones más originales porque no leyó un cuento sino que lo inventó.Del nido cuenta cuentos a los niños Frente al alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, Cárceles relató una aventura sobre un alcalde que soñaba con la ciudad de las personas y logra que la unanimidad de los concejales elija al colegio de la ONCE como el mejor de Sevilla por lo que invita a los niños a celebrar su cumpleaños en el colegio.

El alcalde de Sevilla leyó a continuación el cuento de ‘Las botas del gallo Kiriko’, obra de Antonio Rodríguez Almodóvar y el presidente del Sevilla F.C., José María del Nido, intervino después para leer otro cuento sobre la solidaridad y la tolerancia que tituló ‘El niño rojo’.

Entre la lista de contadores de cuentos participaron el jefe de informativos de Sevilla TV y Punto Radio, Oscar Gómez, quien se puso un sombrero de granja para leer ‘El capitán Quique’. La periodista de Canal Sur TV Susana Herrera leyó una parte de la obra ‘Los regalos de la vida’ y después ‘Mirar la vida con ojos nuevos’, y el coordinador de transplantes del SAS en Sevilla, José Pérez Bernal, cerró el maratón con el cuento ‘La ratonera’, en el que también ensalzó el valor de la solidaridad.

Todos los lectores participantes han recibido un cuento de regalo y han firmado en un gran cuento de honor. Mientras relataron sus cuentos el dibujante Félix Hernández plasmó en papel gráficamente la expresión de lo que contaron y los alumnos participantes, unos 200, tuvieron que dibujar también el cuento que más les gustó.
Niños en el día del libroAdemás de los alumnos del colegio de la ONCE han participado alumnos de centros educativos en los que hay escolares ciegos integrados; 50 alumnos de 1º de Primaria del colegio López de Vega, de parque Alcosa; 25 alumnos de 5º de Primaria del colegio Cardenal Espínola de Sanlúcar la Mayor y otros 56 alumnos de 2º de la ESO del instituto Sbilia de Sevilla.

Con motivo del Día del Libro, el centro Luis Braille quiso animar así con esta iniciativa a la lectura de los alumnos, ayudarles a descubrir el cuento como fuente de placer estético y de apoyo moral y emocional y potenciar el uso de la biblioteca como un recurso al servicio de los alumnos de Educación Integrada.

Leer más

DEPORTES: El C.D. ONCE-Andalucía cede su supremacía en el básquet español al C.D. Fundosa Once

Cuando al comienzo de la pretemporada, en las fechas iniciales del mes de septiembre de 2006, los pupilos de Abraham Carrión empezaron a derramar las primeras gotas de sudor sobre la cancha del CRE Luis Braille, en el ambiente se respiraba cierto aire de escepticismo ante el inicio de un ejercicio que se presumía sumamente complicado.

Y no era porque los anteriores, en los que el C.D. ONCE-Andalucía había sido capaz de cantar el alirón en un total de 12 ocasiones (cuatro en Liga y otras tantas en la Copa del Rey y en la Copa Andaluza) y erigiéndose en el gran dominador del torneo de la regularidad desde la temporada 2002/03, hubieran sido fáciles.

Disputa de un balón en el partido ONCE Andalucía contra Polaris World
Ni mucho menos. Pero sí se venía palpando por quienes forman parte del club auriverde que los rivales, cada año, se iban reforzando más y asumían el reto de plantarle cara con una intensidad más reseñable. Ya era hora de desbancar al campeonísimo, pensarían aquellos equipos que en el último lustro habían ido a rebufo de un plantel que no concedía tregua alguna.

Puestos manos a la obra, tanto los técnicos como los jugadores eran sabedores de que la campaña 2006/07 podría depararles algún quebradero de cabeza. Además, los sevillanos habían remozado su plantilla, con cambios importantes, como eran las bajas de los internacionales y experimentados José Manuel Vargas y Juan Lara y de Francis Sánchez, quien había aceptado, casi a última hora, una suculenta oferta del rompedor Fundación Polaris World de Murcia, club nacido un año atrás en el seno de la Primera división con la intención de subir a la máxima categoría sin escatimar en gastos.

Y así hizo, ya que se proclamó campeón invicto y ascendió reforzándose posteriormente con hombres que habían brillado en sus respectivos equipos, como era el caso del granadino del Once. David Benítez, Mauro Durán, internacional éste con México, y los también granadinos Sergio Beiro y Tania Romero (segunda mujer de la historia en la nónima del C.D. ONCE-Andalucía) fueron los refuerzos con vistas a un curso en el que se avistaban compromisos tan relevantes como la renovación del triplete (Liga, Copa del Rey y Copa Andaluza) y el asalto a la Copa de Europa (asignatura pendiente del campeón español).

Y, efectivamente, los primeros compases del campeonato liguero fueron confirmando que aquellos recelos iniciales no eran infundados. La División de Honor española se había configurado con un ramillete de planteles que podían aspirar a todo, o a casi todo.

El gran damnificado por los triunfos del C.D. ONCE-Andalucía, el C.D. Fundosa Once (dominador durante gran parte de la década de los 90), el C.P. Mideba (con el mexicano Zavala, y los portugueses Blancas y Lourenço) y el Polaris World (con un trío de extranjeros de auténtico lujo, como los australianos Groenewegen y Stibners y el sueco Kohlström) partían como los rivales más enconados de los sevillanos.

Como complementos de ellos, para poner chinitas en el camino y hacer más complicado el trayecto hacia el título, estarían el Grupo Norte de Valladolid, el Institut Guttmann-F.C. Barcelona, el Vital Vigo y el Sandra Gran Canaria, que si bien no contaban en las apuestas para la pelea por los títulos, sí poseían suficiente potencial como para dar algún que otro disgusto. Y eso, precisamente ocurrió en la primera jornada, la que a la postre fue marcando el tránsito del C.D. ONCE-Andalucía.

El Sandra Gran Canaria hizo de maestro de ceremonias en una jornada histórica para la entidad hispalense, toda vez que estrenaba cancha, la coqueta del CRE Luis Braille, y rendía un merecido homenaje a sus tres primeros campeones de Europa con la selección española, aunque fuese en la categoría júnior, a Israel Sánchez y a los hermanos Zarzuela, Pablo y Alejandro, quienes habían sido piezas clave en el combinado nacional en el Eurobasket de Estambul.

Pero en la fiesta se coló el `cinco´ grancanario, quien hasta el descanso del partido fue un mero invitado de piedra y tras la reanudación del mismo supo aprovecharse de una tremenda `pájara´ de los locales para doblar un marcador que se había puesto en clara franquía para estos. Ahí comenzó la marcha irregular del C.D. ONCE-Andalucía y se fraguó lo que a la postre ha sido el cambio de reinado en el baloncesto en silla de ruedas en España. Porque el proyecto gestado se tambaleó tanto que en la siguiente jornada ocurrió lo que ni los más veteranos en el club recordaban, que se volviera a perder; esta vez, en tierras barcelonesas ante el Institut Guttmann-F.C. Barcelona. Dos derrotas en sendas jornadas.

Partido entre el ONCE Andalucía y el Joventut
A duras penas, los de Abraham Carrión alcanzaron el ecuador de la temporada, con la enfermería ocupada constantemente por mor de lesiones de larga duración de jugadores como Pablo Zarzuela y Ale García (casi todo el curso inéditos), David Benítez o el mismo Diego de Paz, intervenido quirúrgicamente de su muñeca izquierda. Al menos, no se perdió la cara a la competición y se pudo mantener el pulso, aunque con dificultad.

Eliminados en la fase previa de la Copa de Europa (en Meaux) y derrotados en la primera ronda de la Copa del Rey ante el Polaris World, los sevillanos no tuvieron más remedio que centrarse en una Liga que ha ganado con holgura el C.D. Fundosa Once, con el fin de no quedarse fuera de los puestos europeos. Antes, en diciembre, el C.D. ONCE-Andalucía demostró que, al menos en nuestra Comunidad Autónoma, no tiene rival y conquistó una vez más el torneo andaluz.

Gracias a una excelente segunda vuelta, donde los sevillanos sólo han perdido ante sus verdugos del año, el referido Sandra Canaria, quien también les derrotó en las Islas Afortunadas, y el C.D. Fundosa Once, la plaza europea ha sido una realidad, y la tercera plaza liguera le va a permitir al plantel auriverde viajar el próximo ejercicio por Europa, salvando una extraña temporada en la que se ha cerrado un lustro lleno de títulos.

L. Julio del Zapatero

Leer más

El Gobierno andaluz se compromete con la ONCE al inicio del nuevo mandato

Acto de toma de posesión del delegado territorial y presidente del Consejo Territorial

El Gobierno andaluz ha expresado a la ONCE su voluntad de diálogo y cooperación al inicio del nuevo mandato tras las VIII elecciones democráticas, celebradas el pasado 14 de marzo. El consejero de la Presidencia de la Junta de Andalucía, Gaspar Zarrías, y la consejera para la Igualdad y Bienestar Social, Micaela Navarro, aprovecharon el acto de toma de posesión del delegado territorial, Patricio Cárceles, y del presidente del Consejo Territorial, Alberto Morillas, para reconocer el “enorme calado social” de la Organización en Andalucía.

La Andalucía política, social y económica acompañó a la ONCE en el arranque de la nueva etapa que se abre en la Comunidad Autónoma tras el reciente proceso electoral vivido en el seno de la institución. Gaspar Zarrías y Micaela Navarro y el director general de la ONCE, Ángel Sánchez, presidieron el acto de toma de posesión de Patricio Cárceles, reelegido por el Consejo General como delegado para otros cuatro años, y de Alberto Morillas, que sustituye a Josefa Luisa Ruiz al frente del Consejo Territorial.

Micaela Navarro, Patricio Cárceles, y del presidente del Consejo Territorial, Alberto Morillas El consejero de la Presidencia destacó el “enorme peso” de la ONCE en Andalucía y animó a la Organización a “dar un revulsivo” con los nuevos proyectos a poner en marcha en los próximos cuatro años. “La solidez de vuestra Organización está fuera de toda duda –dijo-, con una eficiente y buena gestión que está acompañada por un importante respaldo social”. En este sentido expresó su mayor disposición al diálogo y la cooperación desde el Gobierno andaluz con la ONCE.

Zarrías aseguró que la ONCE es “un ejemplo de democracia y transparencia” y destacó que ha sido “uno de los protagonistas junto a otros colectivos sociales, del proceso de elaboración del nuevo Estatuto de Autonomía que es, según dijo, “el Estatuto más avanzado socialmente de España, el más exigente en el desarrollo de la igualdad de oportunidades y el más efectivo inspirador de leyes de hondo impacto social”. Por su parte, la consejera para la Igualdad y Bienestar Social pidió la colaboración de la ONCE para poner en marcha la nueva Ley de Dependencia con eficacia.

Patricio Cárceles abogó en su discurso porque Andalucía sea el motor principal de la ONCE en España. “Quiero que el corazón de la ONCE lata desde el sur”, dijo. Antes, el director general había reconocido el peso específico que representan los afiliados y trabajadores andaluces en el seno de la Organización. “Andalucía es un ejemplo para la ONCE”, afirmó Ángel Sánchez.
Las autoridades entrando hacia el salón de actosEl delegado andaluz apuntó como prioridades del nuevo mandato la educación, el empleo, la lucha contra la brecha digital y la accesibilidad. Cárceles dedicó buena parte de su intervención a los trabajadores y vendedores y aseguró que el futuro de la ONCE pasa por anteponer la defensa de los afiliados y el valor de la ONCE como institución y la protección de los derechos de las personas con discapacidad.

En nombre del nuevo Consejo Territorial, Alberto Morillas, se comprometió a implicar cada vez más al afiliado en la vida interna de la ONCE para convertirlo en su principal protagonista. Aseguró que el órgano de representación será portavoz de las inquietudes de los afiliados ante el Consejo General y anunció un mayor compromiso de solidaridad con el resto de las organizaciones de discapacidad a través del CERMI.

El himno de Andalucía fue interpretado por Francisco Somoza y Serafín ArriazaAl acto, celebrado en la sede de la Delegación Territorial, en Sevilla, asistieron cerca de 400 personas, entre representantes institucionales y responsables y trabajadores de la ONCE procedentes de toda la Comunidad Autónoma. Entre otros participaron el jefe del Estado Mayor de la Fuerza, general Marín Bello, el delegado de la Junta en Sevilla, Demetrio Pérez y la delegada para la Igualdad, María José Castro; Antonio Jara, en representación del Consejo Consultivo; el secretario general de UGT-Andalucía, Manuel Pastrana; el secretario de la Federación de Servicios Públicos de CCOO en Andalucía, Felipe Falcó; el presidente del PSOE-A, José Moratalla, y máximos representantes de la discapacidad -encabezados por la presidenta del CERMI, María Ángeles Cózar-, y de las entidades financieras de Andalucía.

El secretario general de UGT-A, Manuel Pastrana y el presidente del PSOE-A, José Moratalla, asistieron al acto

El salón de actos abarrotado de público

Leer más