EN PRIMERA PERSONA: David Gámiz, autor de ‘Sé que vendrás esta noche’

David Gámiz, director de la ONCE en Antequera y escritor del libro 'Sé que vendrás esta noche' muestra su obra en el acto de entrega de premios del Concurso de Habilidades Artísticas y Relatos Cortos

David Gámiz, director de la ONCE en Antequera y escritor del libro ‘Sé que vendrás esta noche’. Foto: Pepo Herrera

María Ramírez | Director de la ONCE en Antequera, residente en Málaga pero con el corazón en Prieto (Córdoba), David Gámiz, compatibiliza la venta y gestión de cupones con la faceta literaria. Escribe por puro placer, sostiene. David encuentra en la escritura un modo de evadirse y liberarse del estrés del día a día. Aficionado a la música, al teatro y a la literatura desde niño, acaba de cumplir una de sus mayores ilusiones, publicar su primer libro ‘Sé que vendrás esta noche’, una obra cargada de misterio en la que, según dice, todos nos podemos sentir reflejados.

 “La literatura es refugio y fuente de libertad”

¿Desde cuándo esta afición por la literatura?

Desde siempre, desde niño ya me gustaba leer. Incluso yo leía cosas distintas a la edad que me correspondía. Recuerdo en quinto o sexto de EGB con una vecina mía que era un poco mayor que yo. Ella me leía en voz alta en aquellos tiempos libros de Agatha Christie, novelas de  misterio, de suspense…y fue picandome a mí mucho el gusanillo. Ya a partir de ahí empecé a leer todo tipo de libros, sobre todo, con el libro hablado antiguo que teníamos en aquellos tiempos.

Es de Priego de Córdoba, cuna de ilustrados. ¿Ser de Priego aporta algún valor añadido para la creatividad y el arte en cualquiera de sus formas?

 Quizás sí. Yo creo que Priego es un pueblo que está un poco aislado pero es un sitio donde la gente hace que sea familiar el ambiente, que entre ellos se ayuden y se cree un clima muy cordial. Y quizas también eso me ha ayudado. El caso es que yo siempre me he sentido muy arropado allí por mis amigos y mi familia. Es una ciudad muy acogedora.

Usted afirma que todos tenemos una historia que debe ser contada y guardamos un secreto del que nadie sabe nada. ¿Qué secretos guarda David Gámiz?

 Yo creo que secretos guardamos todos. Esa frase no es mía, es de un compositor y cantante de Hip Hop se llama Nach y me la he puesto yo muchas veces en el estado del WhatssAp, Twitter, y de muchas redes sociales y siempre me ha llamado mucho la atención. Y nos guste o no sí que todos guardamos algún secreto. A lo mejor le damos más o menos vueltas a ese secreto o no somos conscientes incluso de que lo tenemos pero tenerlo lo tenemos guardado, y, a veces, somos incluso víctimas de ese secreto y el no confersarlo a la que queremos o confiamos puede hacernos mucho daño. Pero secretos creo que  tenemos todos y yo no voy a ser menos.

 Usted tiene una web propia y perfiles en Facebook y Twitter. ¿Qué opinión tiene usted de las redes sociales?

Son herramientas que si se utilizan correctamente pueden ser muy positivas, el caso es que nos estamos volviendo un poco, no ser si sería adictos la palabra. A mí me pasa que me encuentro cada vez más, por ponerte un ejemplo cotidiano, desayunando en cualquier sitio y veo en la mesa de al lado a tres personas desayunando y no hablan. Cada uno está con su móvil, a su aire, en su mundo. Entonces ese es el daño que pueden hacer las redes sociales pero también ayudan mucho a comunicarse a personas que están lejos o que por circunstancias de la vida no pueden verse. Yo creo que como todo se debe encontrar el equilibrio justo para utilizarlas de una forma adecuada y pueden ser muy positivas. Hay mucha gente que la denostan y critican mucho pero yo creo que pueden informar y pueden hacer mucho bien. A mí por ejemplo creo que me hacen mucho bien aquí en la ONCE porque tengo muchos amigos de todas las partes de España y si no fuera por ellas quizás no tendríamos el mismo contacto.

Es director de la ONCE en Antequera. ¿Son compatibles la gestión comercial con su faceta literaria?

Sí porque yo escribo más por ocio y por placer. Lo hago de noche cuando llego a casa después del trabajo. También es cierto que quizás lo he podido hacer en esta etapa de mi vida porque estoy viviendo solo y no tengo ninguna otra obligación. Yo pienso que alguien a lo mejor que tenga una familia y otras gestiones no tiene ese tiempo. Porque yo si de algo estoy seguro es que el trabajo en cualquier cosa, ya sea en la gestión o incluso  en la literatura de lo que se precisa es de muchisíma constancia. Yo por ejemplo que no he sido constante, y lo reconozco, a la hora de escribir este libro que he publicado, me he llevado cerca de tres años y pico porque había temporadas que no escribía nada. No obstante, quien pretenda dedicarse profesionalmente a una tarea como la literatura tiene que echarle muchísimas horas.

La literatura es para usted, en algún sentido, un refugio, una fuente de libertad.

Yo creo que ambas cosas. Es un refugio porque muchas veces llegas a casa, ya sea de todo el dia en el trabajo o de las cuestiones que la vida pueda ir generando como problemas, alegrías, etc., y hay veces que escribir te libera mucho de tensiones y te hace sentir bien. Hace un momento me preguntabas sobre los secretos y yo creo que el escribir hace al que escribe un poco liberarse de esos secretos o de esas cargas emocionales que el día a día va generando. Entonces es una buena manera porque en realidad tú no le cuentas el secreto a nadie te lo cuentas un poco a ti mismo y la verdad que libera mucho esa tensión y estrés del día.

“Echo de menos la radio”

Ha colaborado en radio, ha participado en tertulias de opinión. ¿Qué le atrae de los medios?

Sí que me gustan y para eso vuelvo a lo mismo, hay que tener mucho tiempo. El día, por suerte o por desgracia,  dura 24 horas. Por ejemplo cuando yo colaboraba en radio era cuando vivía en Córdoba y trabajaba como agente vendedor y estuve trabajando para la Radio del Córdoba Club de Fútbol y lo podía compatibilizar muy bien porque los programas eran los fines de semana y yo no trabajaba. Y si te dijera que una de las cosas que más echo de menos de mi vida en Córdoba son las colaboraciones con la radio, porque yo tengo un vínculo muy especial con ese equipo de fútbol y porque el gusanillo de la radio te engancha y cuando paras se echa en falta.

 ¿Por qué ha elegido a la presidenta del Consejo Territorial, Isabel Viruet, para su prólogo?

Porque Isabel Viruet es para mí una persona muy especial. Cuando yo la conocí ella vendía el cupón y yo era estudiante, estudiaba tercero de Administración y Dirección de empresas. Había entonces una lista de correo que ya creo que cada vez hay menos y era un medio por el que nos comunicábamos mucho todas las personas ciega. En una lista comenzamos a hablar de libros precisamente e intercambiamos aquello que tanto usábamos hace unos años que se llamaba Messenguer. Empezamos a hablar y pasamos de ser de amigos a compañeros de trabajo, sin perder de vista la amistad que generamos empezando a hablar de literatura. Yo he ido escribiendo todos los relatos que conforman el libro y se los he ido enviando a ella antes de publicarlo y me ha dado muchas opiniones sobre el libro. Después de todo eso pensé que la persona idónea para hacer un prólogo que diera comienzo al libro era ella.

“Un libro es un sentimiento muy grande”

¿Qué puede encontrar el lector en Sé que vendrás esta noche, con un título tan sugerente?

El lector va a encontrar doce relatos cortos totalmente independiente unos de otros, no tienen nada que ver, y cinco poemas, intercalados entre los relatos a modo de dar un poco de pausa y de cambiar el registro que hay entre ellos. El libro se llama ‘Sé que vendrás esta noche’ por dos cuestiones, porque para mí es un relato al que le tengo mucho cariño ya que obtuve un premio hace tres años en el certamen que convoca el Consejo Territorial de la ONCE en Andalucia y por la gran aceptación que obtuvo en un taller literario de Córdoba en el que participé, y también porque buena parte de las historias o de los desenlaces de las mismas suceden de noche.

En los relatos tambien hay mucho de personas que por una cosa u otra se encuentran un poco solas o fuera de sitio. Yo hablabla en otra entrevista de que en estos tiempos estamos muchos invadidos por la soledad 2.0, es decir, la soledad que han generado las redes sociales. Gente que a lo mejor sabe expresar sus sentimientos a través de un teclado pero que no sabe expresarlos cara a cara o que quizás lo escribe pero no lo está sintiendo realmente. Y ante estas situaciones no reales se pueden generar situaciones de verdadera soledad y de verdadero desasosiego de las personas que lo sufren. He intentado darle ese toque de misterio tratando siempre de que los relatos no estén terminados hasta la última línea. Algo sí que tiene que tener claro quien se acerque a este libro y es que en cada relato todo puede pasar hasta que se escribe el punto y final.

 ¿Cómo se inspira David Gámiz para escribir?

Una pieza clave que utilizo yo para la inspiración es la música. Incluso cada personaje que he ido creando para escribir los relatos lo he intentado asociar una canción o un grupo de canciones. En el libro hay mención a muchas canciones, las canciones que estaban escuchando las personas en determinados momentos. A mí me pasa que a veces estoy en el trabajo o dando un paseo y escucho una canción y me evoca un recuerdo o una sensacion que viví un día y eso me hace sentir bien, o mal si la canción me trae un recuerdo que no es el que más me guste. Y eso es lo que yo he intentado transmitir a mis personajes, que cobren un poco más de vida a través de la música.

 Un referente/es literarios

Lovecraft y Edgar Allan Poe. A nivel nacional, del romanticismo antiguo, Gustavo Adolfo Bécquer. Y más actuales, me gusta mucho la novela negra contemporánea de Lorenzo Silva o de Dolores Redondo. Y Carlos Ruiz Zafón.

 ¿Podemos ver reflejada en este libro vivencias personales de David Gámiz?

He intentado que no sea así pero luego me estoy encontrando a gente que me conoce que ha leído el libro y  me dice que hay mucho de mí y muchas cosas que a lo mejor de forma encubierta me han llegado a suceder. Yo creo que todo el que escribe,  a lo mejor de forma encubierta, algo de sí deja en lo que escribe, aunque los personajes que cree no tengan nada que ver contigo algo siempre queda. Y aunque yo he intentado que no sea así creo que hay mucho de mí en esas páginas.

 ¿Hay más de realidad o de ficción en esta obra?

Todo es ficción porque ninguna de estas historias son reales pero podrían llegar a sucederle a una persona, sin lugar a dudas. Son historias que pueden llegar a pasar pero que ninguna ha sucedido.

En el libro encontramos doce relatos cortos y 5 poemas, ¿Es más de narrativa o de lírica?

Yo si me tuviera que identificar con un estilo yo escribo narrativa. Me gusta escribir algún poema de vez en cuando, incluso en las publicaciones que hago en la página de Facebook son poemas pequeñitos, pero son más sobre cosas que me pasan y que me inspiran. Pero como me encuentro cómodo es escribiendo relatos en prosa y me encantaría llegar un día a escribir una novela pero para eso todavía como que no me encuentro preparado.

Es el primer libro que escribe, dice en él que ha hecho realidad una de sus ilusiones ¿Cómo se siente, qué supone esto para usted?

Yo cuando comencé a darle vueltas a la idea de escribir un libro no me imaginaba  la repercusión que a nivel personal iba a tener para mí. Yo  hablaba por ejemplo con el compañero que me ayudó a la presentación que hice en Priego del libro y él me ponía la metáfora de que en cierta manera era como dar a luz y es cierto. Porque me hace especial ilusión el ver que tantos sentimientos y tantas horas dedicada a un trabajo, ahora lo pueda compartir con la gente y que otras personas puedan tener acceso a este trabajo y a esas horas de desvelo en muchas ocasiones. De verdad que no era consciente de eso hasta que no lo he visto hecho realidad. Y ahora que lo veo publicado y cojo el libro, ya lo veo como algo tangible. Cuando lo tocas, lo abres y notas ese olor a nuevo que desprende el papel cuando sale de imprenta, te das cuenta de que detrás de un libro no hay sólo un trozo de papel, sino que es un sentimiento muy grande.

¿Tiene intención de escribir una segunda obra?

Estoy en ello y ya tengo varios relatos que me gustaría que formasen parte de otro libro. No continuación de este, pero más o menos del mismo estilo. Tengo tres o cuatro relatos que creo que merecen la pena.

David en once respuestas

Un lugar para vivir

Córdoba

Un libro que le haya marcado.

La Sombra del Viento de Carlos Ruiz Zafón

Un sueño

Ir a Nueva York

¿Contra qué se rebela David Gámiz?

Contra el mal rollo generalizado que hay en el mundo

Una canción.

‘Cosas pendientes’ de Marwan

Una película.

Intocable

Un destino por descubrir.

Turquía

Un hobby

El teatro

Sin que no podría vivir David Gámiz

Sin la sonrisa de los que me rodean

Un sentimiento

La esperanza

¿Ha soñado alguna vez qué haría con un Cuponazo de la ONCE?

Dar la vuelta al mundo