El nuevo curso escolar arranca con la digitalización de las aulas como prioridad

  • Un total de 1.712 aumnos ciegos y con discapacidad visual grave han empezado el curso 15/16 en educación integrada en el ámbito territorial de Andalucía
Un grupo de alumnos comprueba el funcionamiento de la máquina Perkins de una alumna

Un grupo de alumnos de Primaria en clase Foto: Javier Regueros

Un total de 1.712 alumnos ciegos o con discapacidad visual grave de Andalucía, Extremadura, Ceuta y Melilla han comenzado el curso escolar 2015/16 en educación integrada con el apoyo del Centro de Recursos Educativos de la ONCE en Sevilla y la colaboración de la Junta de Andalucía. La ONCE prioriza este año la digitalización de las aulas.

La práctica totalidad de estos estudiantes están escolarizados en centros de enseñanza ordinarios, siguiendo el principio de la inclusión educativa, gracias a su esfuerzo, la colaboración y el apoyo específico de los equipos de la ONCE y de la Junta de Andalucía. En España hay cerca de 7.500 alumnos ciegos y con discapacidad visual grave que son atendidos por la ONCE.

Detalle de manos de alumnos sobre el mapa en relieve de España

Detalle de manos de alumnos sobre el mapa en relieve de España

La inclusión del alumnado con ceguera y discapacidad visual en un ámbito educativo normalizado responde a lo indicado en la legislación vigente, donde existe un único sistema en el que prevalece el derecho de cualquier alumno a recibir una atención educativa equitativa y de calidad, respetando sus necesidades específicas para posibilitar su plena inclusión educativa y social.

Para ello, los profesionales que componen los Equipos Específicos de Atención educativa a personas ciegas (fruto de convenios de colaboración entre  la ONCE y la Junta de Andalucía) trabajan intensamente para planificar el conjunto de intervenciones que van a llevar a cabo durante todo el curso escolar con el fin de facilitar a este alumnado, su profesorado, centros y familias, los recursos humanos y materiales y la intervención que necesiten para facilitar su aprendizaje y para conseguir la inclusión e integración plena en la sociedad, base de su inserción laboral futura.

La digitalización de las aulas, prioridad

En este sentido, el delegado territorial de la ONCE en Andalucía, Ceuta y Melilla, Cristóbal Martínez, y la directora del Centro de Recursos Educativos de la ONCE en Sevilla, Eva Pérez, mantuvieron en vísperas del inicio del curso, una reunión con la consejera de Educación de la Junta de Andalucía, Adelaida de la Calle, en la que le pidieron que priorice en este curso la accesibilidad  de la digitalización de las aulas (recursos materiales, contenidos, plataformas educativas) algo que la ONCE considera fundamental para seguir avanzando en la inclusión educativa  de este alumnado. La ONCE y la Junta de Andalucía reiteraron su compromiso de seguir colaborando en la educación del alumnado con discapacidad visual de nuestra Comunidad y acordaron la firma en las próximas semanas de un nuevo convenio de colaboración entre ambas partes.

De izquierda a derecha Eva Pérez, Cristóbal Martínez y Adelaida de la Calle, de pie, en el despacho de la consejera

La consejera de Educación con el delegado territorial d ela ONCE y la directora del CRE de Sevilla.

Esos cerca de 1712 alumnos con ceguera y discapacidad visual grave recibirán esta atención educativa en el nuevo curso. De entre todos estos alumnos, 202 se preparan en la Universidad para obtener los conocimientos y aptitudes que les cualifiquen para su posterior incorporación al mercado laboral. En los demás niveles educativos, 317 escolares comienzan la Educación Infantil; 329 están escolarizados en Educación Primaria; 225 han llegado a la Educación Secundaria Obligatoria; 71 cursan Bachillerato; 48 se preparan en la Formación Profesional; y 520 están inscritos en otro tipo de enseñanzas.

 Campus Inclusivos

Por otra parte, un grupo de estudiantes sevillanos participaron en septiembre en la cuarta edición del proyecto ‘Campus Inclusivos, Campus sin Límites’, puesto en marcha por Fundación ONCE, Fundación Repsol y el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y que se celebró en la Universidad de Sevilla.

El objetivo de este programa es fomentar la presencia de estudiantes con discapacidad en la universidad, así como incentivar que las universidades españolas continúen avanzando en su proceso de adecuación a las necesidades y capacidades de sus futuros estudiantes con discapacidad, propiciando la plena inclusión de los mismos en el ámbito de la Educación Superior.

Gracias a este proyecto, los estudiantes preuniversitarios con y sin discapacidad disfrutan de una experiencia universitaria inclusiva y conocen en primera persona este entono, mediante estancias de 7 a 10 días en un campus universitario, donde se realizan actividades de divulgación académica, cultura y ocio.

Este programa nace con el objetivo fundamental de contribuir a reducir el abandono escolar temprano de los estudiantes con discapacidad, incentivando que los jóvenes con discapacidad de segundo ciclo de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato y ciclos formativos,  continúen su formación hacia la Universidad, a fin de facilitar su acceso a un empleo de calidad en el futuro.

Imagen de uno de los alumnos participantes en silla de ruedas

Alumnos participantes en el Campus Inclusivo

El programa “Campus Inclusivos, Campus sin límites”  pretende así que los alumnos y alumnas con discapacidad vivan y conozcan la experiencia universitaria de primera mano en estancias en diferentes campus universitarios durante una semana. Durante este tiempo conocen y disfrutan de la experiencia universitaria con actividades de divulgación académica, conocimiento de la oferta formativa de las universidades, servicios disponibles para los alumnos y alumnas con discapacidad, y oferta cultural y de ocio. También se les ofrece orientación sobre sus mejores opciones académicas.

Además de la Universidad de Sevilla, las entidades académicas seleccionadas para desarrollar este programa durante el verano de 2015 han sido la Universidad de Murcia, Universidad de Jaén, Universidad de Salamanca, Universidad de Granada, Universidad de Málaga, Universidad de Almería y Universidad de Navarra.

La primera edición de este programa fue en el año 2011. Hasta este momento, se han celebrado un total de tres convocatorias en 18 Campus con 245 estudiantes participantes, de ellos 176 con algún tipo de discapacidad.