FIRMA INVITADA: Javier González de Lara, presidente de la patronal de Andalucía

Javier González de Lara y Sarria, presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA)

Javier González de Lara y Sarria, presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA)

En su artículo para la edición de mayo del boletín de noticias ONCE Andalucía, el presidente de la patronal andaluza, Javier González de Lara, realza el compromiso del tejido empresarial autonómico para la creación de empleo y la inclusión de personas con discapacidad en los puestos de trabajo como estrategia clave de responsabilidad social para fomentar la cohesión social. “Así contribuimos a mejorar el entorno competitivo”, explica.

Los empresarios tenemos que afrontar en estos momentos un enorme reto: el de la responsabilidad empresarial ante la sociedad en general. Y ello es así porque somos protagonistas activos del bienestar social; y, además, debemos perseguir no sólo el beneficio legítimo de la empresa, sino también contribuir al bien común. La principal responsabilidad social de la empresa consiste en la creación de riqueza y empleo; es decir, en ser viable para seguir creando y manteniendo los puestos de trabajo y la generación de recursos económicos en los territorios.

Estoy convencido que “sin ética no hay éxito económico, ni hay éxito empresarial”. Y, en este sentido, los empresarios creemos en un modelo más solidario, en el que caben perfectamente el desarrollo personal, el desarrollo empresarial y el desarrollo social. En este último se encuadra el ejercicio de la responsabilidad social que tantas empresas andaluzas vienen llevando a cabo.

A partir de ahí, son muchísimas las actuaciones que se pueden llevar a cabo desde el mundo empresarial como aportación a la sociedad en general, si bien partiendo siempre de esa premisa previa de ser compatible en todo caso con la viabilidad y competitividad de la actividad empresarial, pues de lo contrario se estaría poniendo en riesgo esa principal responsabilidad social.

Con esta finalidad, la Confederación de Empresarios de Andalucía desarrolla desde hace años múltiples actuaciones con el objetivo de promocionar y difundir la RSE (Responsabilidad Social Empresarial) y la acción social y solidaria de carácter voluntario, y contribuye a la puesta en valor de las actuaciones que el mundo de la iniciativa privada promueve en este ámbito.

A nadie escapa que en el actual contexto en el que nos desenvolvemos estamos en un momento de profundos cambios, y es precisamente en esta situación cuando la RSE debe situarse como una estrategia clave para las empresas, que contribuya a la recuperación de la economía y la competitividad del tejido productivo, y que refuerce la cohesión social y posibilite la creación de empleo, principal responsabilidad social de las empresas.

Desde la perspectiva de las organizaciones empresariales y, en concreto, desde CEA, estamos plenamente convencidos de la importancia de la RSE y seguiremos impulsando, fomentando y difundiendo su desarrollo en las empresas, y contribuyendo de esta forma con el desarrollo social  y económico de Andalucía.

Porque nuestra vocación, hoy día, es tratar de transformar, no sostener, la sociedad a la que pertenecemos; contribuir a mejorar el entorno competitivo; y prestigiar la imagen de los empresarios y las empresas en nuestra comunidad.

No se trata, por tanto, de diseñar una RSE que sea solamente paliativa de los problemas sociales, sino una RSE que sea activa, que genere respuestas compartidas, que contribuya a transformar nuestra sociedad, a hacerla más competitiva, más sostenible y más solidaria.

Y todo ello, partiendo siempre de un elemento esencial: la persona. Satisfacer sus necesidades, conocer sus inquietudes, dotarla de la formación adecuada. Como no es posible relacionarse persona a persona, tenemos que hacerlo con sus organizaciones representativas. Y tenemos que llevarlo a cabo de la forma más adecuada, sabiendo qué le interesa realmente a las personas y a las organizaciones que las representan; conociendo cuáles son los instrumentos jurídicos más adecuados para entablar esa relación.

Junto a la función social y solidaria que es el germen de toda acción de responsabilidad, existen otras motivaciones más de carácter empresarial y económico y, por ello,  hemos querido, desde CEA, que las organizaciones del tercer sector conozcan esas motivaciones, para que el diálogo sea lo más fructífero posible. Para compartir valores y esfuerzos.

En esa línea de conocimiento mutuo y compartir objetivos, estamos impulsando desde CEA las relaciones entre el tercer sector y las empresas, como es el caso de la ONCE con la que hemos colaborado, a través de CEOE, en el proyecto de España Compite y en el Foro Inserta Responsable, entre otras actuaciones.

La idea que tenemos desde CEA es la de seguir contribuyendo a ese desarrollo de la persona; dialogando, trabajando, fomentando y formando; porque estamos convencidos del papel social de la empresa y consideramos también que las organizaciones del tercer sector, como la ONCE, son un excelente aliado para alcanzar con éxito este reto de la Responsabilidad Social Empresarial y, en definitiva, propiciar el bienestar social.

Javier González de Lara y Sarria

Presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA)