La ciudad de Melilla acoge una nueva edición de la Semana del Alumno Ciego

  • Se celebró en seis centros docentes de la ciudad autónoma del 23 al 27 de febrero y participaron alrededor de 80 alumnos de infantil y primaria
Alumnos en una clase durante una de las jornadas de sensibilización

Alumnos durante una de las jornadas de sensibilización

La Dirección Provincial del Ministerio de Educación de Melilla dio el pistoletazo de salida el pasado 23 de febrero a la XIII Semana del Alumnado Ciego y con Discapacidad Visual. El lema escogido este año ha sido ‘Un recreo para todos’ y en el programa de actividades participaron alumnos y profesores de varios centros docentes de Melilla. El objetivo fue dar a conocer, concienciar y sensibilizar a la comunidad educativa melillenses de las características y necesidades específicas de este tipo de alumnos con discapacidad visual y de las dificultades que tienen en su integración social.

Los centros convocados este año fueron el CEIP Anselmo Pardo Alcaide, el CEIP Reyes Católicos, el CEIP Mediterráneo, el CC Nuestra Señora del Buen Consejo, el IES Juan Antonio Fernández y la Escuela de Arte Miguel Marmolejo.

Las actividades se desarrollaron, tanto con el alumnado con ceguera y discapacidad visual que recibe apoyo de los maestros de la Unidad de Atención Educativa como con sus compañeros y compañeras del grupo clase, así como con todo el profesorado implicado en la atención educativa. También  se realizaron actividades en los centros a través de las cuales se ha transmitido su interés por la sensibilización y la inclusión educativa del alumnado con discapacidad visual.

Las actividades se enfocaron hacia el alumnado de Educación Infantil, Primaria y Ciclos Formativos  y tuvieron como objetivo ofrecer información sobre la ceguera y las distintas patologías visuales mediante prácticas con antifaces y gafas de simulación, charlas sobre las dificultades derivadas de la discapacidad visual y experiencias en espacios abiertos y cerrados con antifaces y bastones. De esta forma se favoreció la participación y colaboración de las familias en todas las acciones para mejorar en el grado de inclusión de sus hijos gracias a actividades como las mencionadas,  que habitualmente favorecen la socialización y las habilidades sociales de unos y otros.

Durante la semana, se celebró un concurso de dibujo y ‘collage’ dirigido al alumnado de Educación Infantil y Primaria bajo el título ‘Un recreo para todos’ que ganaron  Miguel Salvador Ibáñez y Noor Haddouti, del colegio Mediterráneo. Por otra parte, la ganadora del concurso de carteles fue Mónica Prieto, alumna del primer curso del ciclo formativo de grado superior de Gráfica Impresa de la Escuela de Arte Miguel Marmolejo.

El director de la ONCE en la ciudad autónoma, Carlos Alberto Gordillo, explicó que el objetivo de la celebración de esta semana es sensibilizar a los alumnos para que puedan conocer cuáles son las dificultades que se encuentran las personas con discapacidad visual.

Por su parte, el director provincial de Educación, José Manuel Calzado, destacó la importancia de la celebración de actividades como ésta y señaló que hay alumnos con discapacidad visual en nueve centros educativos de la ciudad. Calzado señaló que con estas actividades, los escolares pueden identificarse y acercarse más a sus compañeros con discapacidad visual.