Carballeda homenajea a cuatro andaluces en la gala de los Vendedores del Año

  • ‘Buena gente ONCE’, lema elegido este año para el homenaje celebrado en Madrid con el que se reconocen los valores de y actitudes de los vendedores
Foto del presidente de la ONCE y su Fundación, Miguel Carballeda, junto al vendedor del año de Granada, Francisco López

El presidente de la ONCE y su Fundación, Miguel Carballeda, junto al vendedor del año de Granada, Francisco López. Reportaje gráfico: Javier Regueros

El presidente de la ONCE y su Fundación, Miguel Carballeda, lanzó un mensaje de optimismo y confianza en la red de ventas en la gala de homenaje a los Vendedores del Año en la que participaron cuatro andaluces, Mari Luz Molina, de Sevilla, Concepción Marín, de Fuengirola (Málaga), Francisco López Castro, de Alcaudete (Jaén) y Manuel Barrera, de Chiclana (Cádiz).

Por octavo año consecutivo, la ONCE reconoció, el pasado 6 de febrero, a un vendedor del año por cada una de sus 17 delegaciones territoriales y 5 direcciones de zona, entre las que se encuentran las de Cádiz, Granada y Málaga. Esta celebración culmina con un galardón con el que la Organización pone en valor el esfuerzo de los trabajadores dedicados a la venta de sus diferentes juegos al cabo del año. Carballeda, pidió a los vendedores que mantengan la ilusión a pesar de las dificutades “para hacer la mejor campaña del mundo”.

Los 22 vendedores seleccionados recibieron los correspondientes premios en el transcurso de una cena de gala celebrada en Madrid, en la que estuvieron acompañados por los máximos responsables de la Organización, entre ellos el presidente de la ONCE y su Fundación, Miguel Carballeda, y el director general, Ángel Sánchez.

En su intervención, Miguel Carballeda agradeció el compromiso de estos 22 “fenómenos” y les animó a que “continúen con la misma ilusión de  salir a la calle para hacer la mejor campaña del mundo para poder mantener todos los logros que hemos conseguido y poder ofrecer las mismas oportunidades a los que vienen detrás”.

Por su parte, Ángel Sánchez recordó que “si todos hubiéramos luchado con el mismo esfuerzo, el mismo ímpetu y la misma fuerza con la que lo habéis hecho vosotros, la ONCE habría superado los 3.000 millones de ingresos”.

En el ámbito de la Delegación Territorial de la ONCE en Andalucía, Mari Luz Molina, de 57 años, vendedora en el barrio de Rochelambert (Sevilla), recibió el reconocimiento de la Organización por su labor durante el año 2014, el cual compartió con el resto de vendedores.

Foto de Mari Luz Molina, mejor vendedora de en la Delegación Territorial de Andalucía, sentada en la mesa de premiados

Mari Luz Molina, mejor vendedora de en la Delegación Territorial de Andalucía, recibió el premio en Madrid

Mari Luz comenzó como vendedora en 2006 en la plaza de El Salvador esquina con Sagasta en pleno corazón de Sevilla y ahora vende en su kiosco ubicado en la calle Puerto del Escudo 3, en Rochelambert. Asegura que la clave del éxito radica en “saber conversar, porque la gente necesita hoy más que nunca ser escuchada”, dice.

Se define como una persona alegre, sociable y familiar y reconoce que le encanta vender cupones y ponerse cada día frente al público. Molina admite que a la mayoría le mueve el premio “por la necesidad que hay” aunque añade que cada vez más hay personas que piensan en la labor social que hay detrás de la ONCE.

Ahora, con la crisis, la vendedora sostiene que la relación con los clientes ha cambiado. “Yo siempre digo que con un euro y medio una persona se ahorra una hora de psicólogo. Los vecinos –y esto lo digo convencida– necesitan charlar, comunicarse y ser escuchados. Muchas vienen a mí sólo para contarme sus problemas. Es increíble cuánto puede ayudar a una persona la acción de escuchar y darle un humilde consejo”.

Para la ONCE solo tiene palabras de gratitud y reconocimiento. “A mi la ONCE me ha dado la vida, un trabajo con el que me siento realizada y mantengo a mi familia –asegura–. La ONCE me brindó la oportunidad que necesitaba, con un sueldo digno, para sentirme realizada sin que mi discapacidad (secuela de poleo) se convirtiera en un obstáculo en mi desempeño profesional”.

Ya ha dado el premio mayor en dos ocasiones aunque reconoce que le hace más feliz darlo que recibirlo. “A mí ya me tocó el Cuponazo cuando entré en la ONCE”, afirma. A su juicio la clave del éxito de las ventas es “armarse de paciencia, ser cariñoso, buen conversador; tener buen humor y retentiva para acordarte del nombre de tus clientes. El negativismo es incompatible con las ventas”, subraya.

Su número de la suerte, el 77. Su ilusión, disfrutar de sus nietos y su familia. Su sueño, conocer las montañas de Gales y el deseo para este 2015, paz y trabajo para todos.

Foto de la Vendedora de Málaga, Concepción Marín, en la mesa

Concepción Marín fue la mejor vendedora del área de Málaga

En el ámbito de las direcciones de zona, Concepción Marín, de 40 años de edad, vendedora en Fuengirola, ha recibido el reconocimiento de la ONCE como vendedora del año 2014 en el ámbito de la Dirección de Zona de la ONCE en Málaga, Córdoba y Melilla. Concepción comenzó como vendedora en 1995, y desde 2008 se encuentra dando alegrías a sus clientes de Fuengirola. Este no es el primer reconocimiento que se le otorga a Concepción, ya que en el 2011 fue nombrada vendedora del semestre en su agencia, en Fuengirola.

En los últimos años, Concepción ha vivido varios momentos muy emotivos gracias a su incansable labor por la ONCE. En 2012 fue seleccionada por sus compañeros para recibir el homenaje en la primera edición del reconocimiento a la mujer trabajadora, en el día de la mujer, organizada en la ONCE de Málaga.

Concepción no es la vendedora del año por casualidad, sino por un constante trabajo que toda la ONCE tiene muy en cuenta, y su labor nunca podrá ser agradecida en la medida que se merece. Su familia seguro que está muy orgullosa de ella, una mujer que representa los verdaderos valores de la ONCE.

El vendedor de Granada, Francisco López Castro, en la mesa

Francisco López Castro recibió el premio al mejor vendedor del área de Granada

Por otra parte, Francisco López Castro, de 52 años, vendedor en Alcaudete desde hace ya 21 años, también recibió el reconocimiento de la ONCE como vendedor del año 2014 en el ámbito de la Dirección de Zona de la ONCE en Granada que abarca también las provincias de Jaén y Almería.

Es natural de Venta de Pantalones, una pequeña aldea localizada entre Martos y Alcaudete, aunque desde octubre de 1994 vende de forma ambulante en este municipio, donde ha repartido premios de hasta 350.000 euros en este tiempo. La clave de las ventas, dice, reside en el trabajo y en el esfuerzo. “El día a día, estar en la calle, en contacto con el público, si te quedas en tu casa no vendes, es cuestión de insistencia y ser permanente”, explica este afiliado a la ONCE.

Él casi todos los días prueba suerte, sobre todo con la terminación 14 que su preferida, y con la combinación de su fecha de nacimiento, aunque reconoce que, puestos a elegir, preferiría dar un premio a su clientela antes de que le tocara a él. si te mueves, buscas la clientela y trabajas, al final ves los resultados para ti y para la empresa”, concluye.

El vendedor de Cádiz, Manuel Barrera Alba, en la mesa

Manuel Barrera Alba recibió el premio al vendedor del año en el área de Cádiz

Manuel Barrera Alba, nacido en Barbate en 1954, fue también seleccionado como el mejor vendedor de la ONCE del año 2014 en el ámbito de la provincia de Cádiz. Lleva nueve años dedicado a la venta del cupón y, en la actualidad, sigue en Chiclana de la Frontera. En su punto de venta ha destacado siempre por el buen hacer de su trabajo a pesar de su discapacidad física, la cual le motivó a confiar en la ONCE para disfrutar de las ventajas de una cobertura de por vida.

La mayoría de sus clientes piensan en el premio pero son muchos, subraya, los que lo hacen también por colaborar con la labor social de la ONCE, su segunda casa, afirma. A pesar de su optimismo afirma que en su localidad “la venta es diferente porque tienes que moverte mucho más. No está la gente tan concertada como en la capital y tienes que ir en busca del cliente”, explica.

Reconocimiento institucional a “Buena gente ONCE”

El lema elegido para la gala de los Mejores Vendedores de la ONCE del año 2014, en su octava edición, fue el de “Buena gente ONCE”, como ya se hiciera en años anteriores, y transcurrió bajo los valores de la cercanía, simpatía, solidaridad, ilusión, voluntad, ingenio y compromiso.

Estos son, precisamente, algunos de los valores que la ONCE tiene en cuenta a la hora de seleccionar a aquellos vendedores que han destacado a lo largo del año, además del propio desempeño de su trabajo, su actitud en el puesto, su grado de implicación en la vida institucional de la Organización y su compromiso con la labor social. En palabras de su presidente, Miguel Carballeda, la labor llevada a cabo por la red de vendedores repercute, en última instancia, en “dignificar, integrar y, sobre todo, igualar a los ciudadanos tengan o no discapacidad”.

El aspecto más original de la gala fue la conversión del salón donde transcurrió el acto, en un improvisado estudio de radio en el que se desarrollaba un singular programa, en el que se entremezclaron entrevistas, publicidad, reportajes, llamadas telefónicas, regalos sorpresa, etc. En el mismo, bajo la conducción del popular locutor de radio deportiva Juanma Ortega, fueron erigiéndose como auténticos protagonistas de la gala los vendedores y vendedoras premiados.

En el transcurso de la misma, se fueron intercalando unas cuñas de humor sobre lo que podría ser el “Oncecálogo” del buen vendedor, realizadas por el conocido humorista Carlos Latre.

Además de la gala, los premiados pudieron disfrutar de todo un fin de semana de convivencia y compañerismo, en el que hubo tiempo para una visita guiada por el Madrid “Del Vanguardismo del Siglo XXI al centro histórico de la Ciudad”; la asistencia al espectáculo teatral “El Ministro”, en el Teatro Cofidis Alcázar; almuerzos y cenas de convivencia; y tiempo libre para su propio disfrute.

Foto de familia de todos los vendedores homenajeados frente al Palacio Real

Foto de familia de todos los vendedores homenajeados frente al Palacio Real