FIRMA INVITADA: Vicente Ballesteros, Plataforma Andaluza de Voluntariado

foptosvicente-OK

Vicente Ballesteros, presidente de la Plataforma Andaluza del Voluntariado

130.000 voluntarios de 300 entidades desarrollan a diario su actividad solidaria en las ocho provincias andaluzas. Tras la celebración en diciembre del Día Internaiconal del Voluntariado, el presidente de la Plataforma Andaluza del Voluntariado, Vicente Ballesteros, escribe para NOTICIAS ONCE ANDALUCÍA y pone en valor el trabajo y el compromiso social de quienes dedican su tiempo a educar en valores, a trabajar en red, a facilitar la cohesión social a genear empleo también, a estar cerca siempre de las personas que más lo necesitan. En este sentido advierte de que hay muchas oportunidades de participación social necesarias pero que no toda la participación es voluntariado.

Hora de empezar

Las personas voluntarias son el reflejo de una opción que pone por encima de otras ocupaciones la de ayudar a los más desfavorecidos. La Plataforma Andaluza de Voluntariado agrupa a más de 300 entidades en toda Andalucía y  lleva 15 años acompañando a las entidades de voluntariado que durante todo el año buscan la mejor manera de atender y  acompañar  realidades de pobreza y de marginación. Este año pretende recordar la necesidad de incorporarse ya a la acción solidaria de tal forma que la elección de ser voluntario  o voluntaria necesita de iniciativa pero también de reflexión personal. Ser voluntario es  algo más que dedicar unas horas a los demás. El Voluntariado en la actualidad es el referente que sostiene muchas situaciones de fragilidad social y hace que las personas vulnerables sean asistidas y acompañadas. Por eso el lema de este año se centra en animar a dar el paso. “Es tu hora”, la hora de todos para entregarse a alguna causa solidaria que suavice tantas situaciones delicadas…

Asfixiante “papeleo”

Sin embargo éste año 2014 viene marcado por obstáculos que en nada ayudan a la acción voluntaria. En los últimos tiempos, las entidades de voluntariado se ven obligadas a presentar, subsanar, adaptar o justificar continuos requerimientos de la intervención de la Junta de Andalucía para desarrollar sus proyectos. Ninguna de ellas se niega a la transparencia y buen hacer del que ahora parece que se sospecha. Lo verdaderamente improcedente es necesitar más dinero para ese cometido que para realizar la tarea con los colectivos en exclusión. Resulta lamentable que para una subvención de 500 euros por ejemplo, haya que emplear más tiempo y dinero en burocracia que en la acción voluntaria que mueve a pedir ese dinero. Esta cuestión está afectando especialmente a entidades pequeñas-la mayoría de las que se mueven en Andalucía- compuestas tan sólo por personas voluntarias y sin tiempo ni preparación para hacer frente a estos requerimientos a veces absurdos y sin ningún modelo documental que ayude a su presentación.

“Dar la caña”

La Plataforma Andaluza de Voluntariado, por otra parte, recuerda que todo el esfuerzo que desarrollemos se queda en puro asistencialismo si no acompañamos los procesos de exclusión social, si no luchamos por generar en la sociedad estructuras integradoras e integrales que provoquen creación de empleo, educación en valores, cohesión asociativa o trabajo en red entre otras. Para todo ello hay que ponerse disponibles, exigir responsabilidades pero siempre con esa mano tendida tan característica de la acción voluntaria donde lo que de verdad importa es la persona en situación de necesidad, que no puede o no sabe salir de su precariedad. No podemos ni debemos volver solamente a “dar el pez” y bajar los brazos a la hora de enseñar a pescar. No es propio del voluntariado. La acción voluntaria no se puede basar sólo en el reparto o prestación de un servicio. El acompañamiento da respuesta a los porqués de las decisiones solidarias… Para ello ha puesto en marcha proyectos de formación a las personas que realizan su actividad voluntaria en el marco de la ayuda directa en comedores, economatos, roperos, etc…

Reforma de la Ley

En los próximos meses se abordará la reforma de la Ley Andaluza de Voluntariado. Es un proceso que esta Plataforma quiere realizar con el máximo consenso entre las entidades de voluntariado y en colaboración con la Junta de Andalucía. Nuevas maneras y nuevas circunstancias nos presentan ajustes en la Ley vigente. Las reformas deben hacerse sin pausa pero sin prisas…

Un voluntariado de calidad

Pero esas personas necesitan ser acompañadas, formadas y orientadas convenientemente para realizar una acción solidaria duradera en el tiempo y eficaz en sus acciones. El concepto de acción voluntaria se basa en promocionar a las personas y hacerlas autosuficientes. Si no, se convierte en mero asistencialismo dependiente. La PAV trabaja para hacer que más de 5000 personas al año se incorporen en Andalucía a las cerca de 400 asociaciones que necesitan sus manos.

No todo vale

Debido a la situación actual, muchas personas se acercan a la realidad voluntaria buscando beneficios personales. Siendo legítimas todas las motivaciones, no olvidemos que la acción voluntaria se dirige a colectivos que están peor situados socialmente que aquellos que quieren echar una mano. Por tanto hay muchas oportunidades de participación social necesarias, pero no toda participación es voluntariado.

70000 personas voluntarias

En la actualidad la Plataforma Andaluza de Voluntariado reúne a 70000  voluntarios en toda Andalucía. Esto representa el  69 % de la población estimada de voluntariado en toda la Comunidad autónoma en la que la PAV estima que hay 130000 personas realizando actividades solidarias. Los datos hacen referencia a personas  que de alguna manera desarrollan su actividad voluntaria a lo largo del año. Este dato baja a unas 100.000 personas si nos referimos a personas que de manera continuada y estable realizan su voluntariado. 

Manifiesto del Día Internacional de Voluntariado

De celebrar que existe esta genuina forma de expresar la Solidaridad haciendo Voluntariado.

De reconocimiento a la labor de tantas y tantas personas que, en todas partes del mundo hacemos voluntariado, de manera organizada y continuada, comprometidos con las personas que, por una u otra causa, se encuentran en situación de fragilidad.

Y de reflexión sobre mi voluntariado, encontrando que lo hago porque decido estar más cerca de las personas que tienen una vida más difícil, porque hacer voluntariado va siendo una actividad más cotidiana y menos extraordinaria en nuestras vidas.

En este año 2014 queremos resaltar la labor de aquellas personas voluntarias que toman el compromiso de desempeñar cargos en las juntas directivas de sus asociaciones, con lo que ello tiene de preocupaciones añadidas, de horas extras, etc.

Son tiempos en que sobresalen las tareas que denominamos asistencialistas, pero no hay que dar lo que nos sobra sino compartir lo que tenemos. Lo más importante que tenemos es nuestra escucha, nuestra compañía…Por eso demos y acompañemos a la vez…

Somos miles de personas voluntarias en Andalucía, pero lo importante no es cuántos somos, si no lo que hacemos.

Son tiempos en que sobresalen las tareas que denominamos asistencialistas, pero no hay que dar lo que nos sobra sino compartir lo que tenemos. Lo más importante que tenemos es nuestra escucha, nuestra compañía…Por eso demos y acompañemos a la vez…

Somos miles de personas voluntarias en Andalucía, pero lo importante no es cuántos somos, si no lo que hacemos.

Los desastrosos efectos que esta crisis económica está teniendo en las personas solo los podremos contrarrestar con una actitud activa, crítica, participativa y unida. Necesitamos el apoyo de unos y otros.

Hemos de apelar, de manera continua, a nuestras Administraciones Públicas para que no se recorten derechos sociales, y que trabajen sin complejos junto a nosotros, las asociaciones de voluntariado, remando todos en una misma dirección, convencidos de que tanto Administraciones como asociaciones hemos de reconocernos “Complementarios en la acción”.

Todo esto nos lleva a declarar, con más fuerza si cabe, que “no sólo otro mundo es posible”, sino “OTRO MUNDO ES NECESARIO”, Y ELLO ESTÁ EN PARTE EN NUESTRAS MANOS.

Hemos de sentirnos muy orgullosos. Seguro que en vuestras cabezas tendréis muchos nombres de personas voluntarias. A todas ellas y a todos ellos muchas gracias. Recibid hoy el aplauso y la fuerza para seguir cuidando a los que más lo necesitan.