Alumnos del CRE descubren “los sonidos de la Naturaleza” a través de la música

portada

Las jornadas tuvieron como proganistas a la música y su vinculación con la naturaleza

Medio centenar de jóvenes ciegos y deficientes visuales, de entre 12 y 16 años, procedentes de Andalucía, Extremadura, Ceuta y Melilla, ámbito de actuación del Centro de Recursos Educativos (CRE) de la ONCE en Sevilla, participaron los días 24 y 25 de octubre en las XIV Jornadas ‘¡Vamos de Gira!’

Las jornadas arrancaron el viernes 24 por la tarde con el concurso ‘Furor’, que puso a prueba los dotes de los participantes como cantantes, aunque el grueso de las actividades se concentraron durante todo el sábado con la formación de talleres de Hip-Hop, Tam-Tam-Glass y un Flashmob. Con una coreografía trabajada por grupos, los participantes formaron un Happy ONCE con predominio absoluto del color amarillo de la ilusión de la ONCE mientras sonaba a toda potencia en el polideportivo del CRE el Happy de Pharrell Williams.

sonrisa

trenecitoYa por la tarde, el grupo de jóvenes acudieron a la Casa de la Ciencia, que ocupa el pabellón de Perú en la exposición iberoamericana del 29 en Sevilla, donde participaron muy activamente en un taller de ‘Los Sonidos de la Naturaleza’, dirigido por el pianista italiano Tommaso Cogato y la violin Maríarosaria D’Aprile. Fue una actividad de acercamiento a la naturaleza a través del reconocimiento del sonido, el ritmo la melodía y la armonía presentes en el medio ambiente para despertar la sensibilidad auditiva de los participantes y desarrollar sus capacidades de producir música. Los chaquidos de los dedos podían simular la lluvia, el movimiento de las partituras el viento, los golpes sobre la mesa el galopar de los caballos, y así, con Vivalid de fondo en ocasiones, con las manos sabias de Tommaso Cogato sobre el piano y de Mariarosaria D’Aprile sobre su violín, los asistentes conocieron otra dimensión de la música mucho más integradora y sensible que las músicas que oyen en su rutina diaria.

cintasAsí, comprobaron como con los latidos del corazón, los chaquidos de los dedos, las palmadas sobre el pecho, o la propia respiración, el llanto o la risa se puede hacer música. Y trabajaron también la voz para formar un coro para imitar el sonido del viento y el taller concluirá con un musicuento con un poema de Neruda como protagonista.

Al principio de la actividad, Tommaso Cogato, director de la Academia Andalucía Música, y D’Aprile, enseñaron los instrumentos a los asistentes para explicar los sonidos de la naturaleza y al final interpretaron obras de Vivaldi, Debussy y Szymanowwski para acompañar la lectura del poema de Neruda ‘El viento en la isla’. Con la sorpresa de la presencia de la cantante Coraluna que compartió con ellos también sus vivencias.

globosTras el taller de la Casa de la Ciencia, el programa incluyó una visita a la Feria de las Naciones y concluyó con un concierto a cargo del grupo rapero que lidera el afiliado a la ONCE, Rubén García, PP CHIPS.

“Se trata de abrir una ventana a la naturaleza desde la música y otra ventana a la música desde el respeto y el conocimiento al mundo natural. Un acercamiento en doble dirección para despertar interés por el conocimiento y una manera de reforzar también la integración y las relaciones sociales desde el ritmo y esa fuente inagotable de sentimientos que es la música”, afirmó la directora del CRE de Sevilla, Amparo Cruz.

Más imágenes

todos-en-el-pabellón

palmas

cantando

manos

pianista

aula-2

chica