EN PRIMERA PERSONA: Leonor Basallote, concejala del PSOE en Fuengirola

“Escuchar y hablar serán mis armas más poderosas”

foto-de-Leo-buena

Leonor Basallote tomará posesión el 25 de agosto como nueva edil del PSOE de Fuengirola

Alex Rodríguez | Sevilla

Leonor Basallote sabe mejor que nadie que la palabra es el principal instrumento del político. Esta fuengiroleña de 34 años, ciega a causa de una retinosis pigmentaria, ha asumido la desafiante tarea de batallar desde la oposición, tras ser elegida concejala del PSOE en el Ayuntamiento de Fuengirola para ocupar el octavo puesto de la lista de las últimas Elecciones municipales.

Técnico Superior en Administración y Finanzas, compagina su dedicación a la política con su puesto de vendedora de la ONCE en Fuengirola. Por si fuera poco, cursa Educación Social por la UNED. Hoy nos desvela qué pretende conseguir y cómo se desenvuelve para trabajar por el bien de los vecinos de este municipio de la Costa del Sol.

– Con la que está cayendo ¿sabe dónde se ha metido?

– Como en todo en la vida, entrar en política merece la pena si estás dispuesto a hacer a algún sacrificio y tienes interés por intervenir en los asuntos de tu comunidad. Creo que reúno esos requisitos.

– Pero el CIS lleva varios años demostrando la desafección enorme entre los ciudadanos y los políticos. ¿Qué piensa al respecto? 

– Entiendo y comparto que la gente esté cabreada; se han hecho las cosas muy mal. Pero si deseas cambiar la situación, la única forma de hacerlo es participando. No vale de nada criticar desde casa. Hay que actuar desde dentro. Por ello voy a defender los intereses de mis vecinos, sobre todo de aquellos quienes padecen alguna discapacidad.

– ¿De dónde le viene su interés por la política?

– He vivido la política en casa desde pequeña. Mi padre fue Teniente Alcalde de los Boliches y concejal de playas, entre otros cargos en la década de los ochenta. Mi madre milita también en el partido. Llevo tanteando la política desde cerca de ocho años pero no ha sido hasta ahora cuando he empezado a centrarme de verdad.

– ¿Cómo se siente tras haber sido elegida concejala del PSOE en Fuengirola?

– No pensaba que fuese a entrar ya, pero me ha tocado. Me siento abrumada por mi nueva responsabilidad, pero también ilusionada por la nueva etapa que se me presenta por delante. El que una persona con discapacidad vaya a ser visible en la política es una oportunidad. Espero hacerlo lo mejor posible.

– ¿Hay alguna otra área que le atraiga, además de la accesibilidad? 

– Por mi perfil académico, me gustan los servicios sociales.

– ¿Cómo cree que le puede influir su discapacidad en su desempeño político? 

– Toda documentación que caiga en mis manos tendrá que ser accesible, en soporte informático preferiblemente. Creo que los vecinos van a recibir con agrado que una persona con discapacidad sea concejala de su Ayuntamiento. Demostraré que tenemos cualidades para desempeñar cualquier tarea que nos propongamos.

– ¿Y ve en su discapacidad algún obstáculo a la hora de ejercer la oposición? 

– Soy consciente de que tengo una limitación visual, pero dispongo de más sentidos. No voy a entrar en el pleno para ser una simple espectadora; quiero actuar, y la comunicación verbal será mi arma más poderosa. Voy acercarme a los vecinos para escuchar sus preocupaciones, charlar, y tomaré nota de todas las propuestas de mejora, sobre todo en lo que concierne a accesibilidad.

– ¿Se ha sentido alguna vez discriminada por algún grupo político del ayuntamiento o recuerda alguna anécdota al respecto? 

– No, nunca. Mis compañeros han sido siempre muy respetuosos conmigo, incluso me llamaron para ser interventora en las últimas elecciones. Además, soy muy conocida en el pueblo, mi familia es muy querida. Muchos vecinos y amigos se sorprenden de mi autonomía. Se interesan por cómo hago las cosas y yo les contesto encantada.

“Fuengirola puede ser un referente en movilidad accesible”

– ¿Hay en marcha actualmente algún proyecto desde su partido para los vecinos de Fuengirola?  

– Fuengirola tiene importantes carencias en cuanto a accesibilidad y usabilidad. La accesibilidad es un derecho universal que debe estar al alcance de todo ciudadano con discapacidad que quiera usar los servicios públicos, circular, aprender o simplemente divertirse en igualdad de condiciones que el resto de la sociedad. El partido quiso contar con mi asesoramiento desde el principio. Hemos incluido una batería de propuestas en el programa electoral con el que vamos a presionar. También llevamos la restauración de Mercacentro, el mercado municipal, con el objetivo de modernizarlo pero sin perder la parte tradicional.

– Hábleme de esas mejoras en accesibilidad que, a su juicio, necesita Fuengirola 

– Por increíble que parezca, no existe en la vía pública ningún semáforo sonoro. Los perros guías no distinguen los colores, así que los vecinos con deficiencia visual nos vemos obligados a circular por intuición y a buscarnos la vida para una acción tan simple como cruzar la calle, con el peligro que conlleva. Además, existen numerosas barreras arquitectónicas que suponen un obstáculo para los peatones con discapacidad física y visual: pivotes, bordillos, bolardos … que si bien sirven de decoración, sabemos que incumplen las medidas oficiales. Ahora están colocando en todos los pasos de cebra unas bolas enormes de granito que, además de ser antiestéticas, pueden causar lesiones tanto en personas mayores como en niños. Pero los casos más graves han llegado desde ciertos vecinos discapacitados quienes aseguran que se les han impedido el acceso a la piscina municipal por ser un lugar “hostil”. Y eso que tiene ciertas adaptaciones. No entiendo cómo una ciudad como Fuengirola, epicentro de la Costa del Sol, que atrae al año a decenas de miles de turistas, puede presentar estos problemas de accesibilidad.

– ¿Qué será lo primero que haga cuando tome posesión de su cargo?

– La plaza del Ayuntamiento es totalmente inaccesible. Lo primero que haré será inspeccionar el edificio público y trasladar al gobierno todos los fallos que detecte. Si nosotros hemos moldeado el entorno, es éste el que tiene que adaptarse al usuario; no al contrario.

– ¿Animaría a las personas con discapacidad a acercarse a la política? 

– El colectivo de discapacitados es igual de válido que cualquier otro y está facultado para participar en los asuntos de su comunidad; si no en primera línea, al menos aportando ideas, presentando quejas, y no callarse las situaciones discriminatorias que puedan sufrir. Hay que luchar por nuestros derechos, porque nunca se sabe si tus hijos o nietos serán discapacitados. Soy afiliada a un partido municipal, y entiendo que no a todos les guste la política, por eso animo a las personas con discapacidad a que se inscriban en asociaciones de vecinos, plataformas … grupos locales desde donde se pueden hacer muchas cosas.

– Si un 10% de la población tiene algún tipo de discapacidad, ¿no está infrarrepresentado el colectivo? 

– Es cierto que la representación política de los discapacitados es escasa. Nosotros somos los primeros que debemos implicarnos en estos asuntos. Los políticos toman medidas, pero quién mejor para observar y sugerir mejoras en discapacidad que aquellos que la tienen.

– ¿Qué mensaje querría trasmitir a los fuengiroleños?

– Fuengirola es un municipio moderno y con infraestructura suficiente como para ser un referente en movilidad accesible. Voy a trabajar por este objetivo, no solo por el bien de los ciudadanos, sino también para atraer al turismo con discapacidad.