La ONCE lleva el flamenco del ‘Potaje Gitano’ por toda España a través del cupón

foto-portada-Potaje-Gitano-OK

Los participantes del acto posan con la imagen del cupón

La Hermandad de Los Gitanos en Utrera (Sevilla) promueve cada año el ‘Potaje Gitano’, un evento del que sus hermanos y vecinos presumen orgullosos, pues se trata del primer Festival Flamenco de España. La ONCE ha querido rendir homenaje con un cupón propio a esta tradición que data de 1957.

Así, el pasado 13 de junio, la ONCE presentó la imagen del cupón en la Casa Hermandad al hermano mayor de Los Gitanos, Juan Peña, y a los miembros de su Junta de Gobierno en un acto al que acudieron el vicepresidente de la ONCE, Andrés Ramos, el delegado territorial de la ONCE en Andalucía, Ceuta y Melilla, Patricio Cárceles, así como el alcalde de Utrera, Francisco Jiménez.

Andrés Ramos se mostró “orgulloso” de llevar a toda España la imagen de Utrera y Sevilla como “cuna del flamenco”. El vicepresidente de la ONCE, utrerano, destacó como el flamenco refleja el valor de la inclusión social en su arte por lo que ha supuesto para la comunidad gitana en términos de integración. “El flamenco es cultura milenaria, pero es educación y respeto a los demás”, señaló Andrés Ramos que recordó como el Colegio Salesiano de Utrera ha cumplido ya 125 años inculcando esos valores a tantas generaciones.

Patricio Valcárcel reivindicando el orgullo del flamenco utrerano

Patricio Valcárcel destacando el orgullo del flamenco utrerano

Patricio Cárceles defendió el flamenco como seña de identidad de Andalucía y de España en el mundo. El delegado reivindicó esta cultura como fuente de cohesión y de igualdad de oportunidades y abogó también por “hacerlo más visible” ya que, añadió, supone una fuente de riqueza para Andalucía.

El acto cerró con unas alegrías interpretadas por Montse Amador acompañada a la guitarra por Víctor Serrano.

 

Montse Amador cantando unas alegrías acompañada a la guitarra por Víctor Serrano

El cante de Montse Amador y la guitarra de Víctor Serrano pusieron el broche final