FIRMA INVITADA: Silvia Oñate, directora del Instituto Andaluz de la Mujer

La directora del Instituto Andaluz de la Mujer, Silvia Oñate

La directora del Instituto Andaluz de la Mujer, Silvia Oñate (Alicante, 1971), realiza un alegato a favor de la figura de la mujer con motivo de la celebración del próximo 8 de marzo, Día Internacional de las Mujeres. Oñate, destaca la labor que desde el IAM realizan cada día por la igualdad de oportunidades y aboga por un empoderamiento de las mujeres que les permita liderar un cambio del modelo socialeconómico.

 

Sumando capacidades

Celebramos el próximo 8 de marzo el Día Internacional de las Mujeres, una fecha en la que se recuerda la discriminación que han sufrido las mujeres a lo largo de toda la historia de la humanidad, en todos los tiempos y culturas. Una fecha en la que nos unimos para elevar la voz, para recordar todo lo avanzado, para reconocer a  las grandes impulsoras de esos logros, para gritar al mundo que aún quedan muchas injusticias por superar y para pedir la colaboración de toda la sociedad, mujeres y hombres.

Desde el Instituto Andaluz de la Mujer celebramos esa fecha los 365 días del año, con un trabajo diario que sueña con impulsar y alcanzar la plena igualdad de género en todos los ámbitos de la vida.

Un trabajo que se ha hecho aún más imprescindible en el contexto socioeconómico actual, en el que la crisis y la austeridad han servido de excusa para eliminar tantos y tantos derechos que hasta ahora eran incuestionables para las mujeres. Y es así como España ha pasado en poco más de un año de ser referente europeo en materia de género a bajar del puesto 12 al 30 en el ranking mundial de igualdad.

Desde Andalucía estamos manteniendo y consolidando lo alcanzado, porque sólo así podemos seguir avanzando. Para la Junta, la igualdad es un principio irrenunciable, y así lo estamos demostrando en nuestros presupuestos, en nuestra sanidad pública, en nuestras ayudas a la dependencia, en nuestras políticas de igualdad y de lucha contra la violencia de género, en nuestra educación, en nuestras iniciativas para la empleabilidad y el emprendimiento de las mujeres,…

Apostamos por el empoderamiento de las mujeres, clave para que éstas lideren un cambio de modelo socioeconómico hacia otro nuevo, más creativo, más solidario, más innovador, más productivo a par que humano. Más justo e igualitario.

Una justicia que, defendida desde la perspectiva de género, tiene en cuenta las desigualdades hacia la mujer, pero también las individualidades de cada persona: raza, religión, edad o discapacidad. Porque todas las personas tenemos características que nos hacen diferentes y que enriquecen a la sociedad. Se trata de sumar capacidades, porque todas las personas, sea cual sea nuestra discapacidad, podemos y sabemos aportar muchas habilidades, ideas, aptitudes y actitudes positivas que contribuyen a mejorar nuestro mundo. Por ello, invitamos a toda la sociedad a formar parte de este cambio, esta transformación hacia un nuevo horizonte en el que la riqueza tenga su base en el trabajo en equipo desde el respeto a la diversidad humana. Porque no hay mayor riqueza que la suma de las partes.

Silvia Oñate, directora del Instituto Andaluz de la Mujer