EN PRIMERA PERSONA: Ana Fátima García Lizana, abogada y escritora jienense

 “Es imprescindible leer para poder escribir”

Ana Fátima García Lizana, premio local Arcipreste de Hita 2012

Ana Fátima García Lizana, premio local Arcipreste de Hita 2012

Pilar Porcuna Agundo/ Sevilla

Defensora del papel de la mujer en todos los ámbitos de la vida, luchadora incansable y lectora empedernida, así es Ana Fátima García Lizana. Esta jienense, nacida en 1953, acaba de ser abuela hace unos meses y sueña con inculcar a su nieta el amor que ella siente por la literatura y que le debe a sus padres. Premio Arcipreste de Hita 2012, define a la poesía como una forma de “desnudarse” ante la gente que tiene el libro entre sus manos, como una posibilidad de comunicación y hablar de tú a tú.

¿Cuándo y por qué empezó a escribir?

Hace unos tres años, aproximadamente. Dejé de trabajar porque tuve un accidente y yo necesito estar siempre haciendo cosas y una de estas formas es escribir, que me encanta. Además, creo que es imprescindible leer para poder escribir. Te tiene que gustar el mundo de la literatura para ello, porque si no te llama la atención es imposible. Yo soy una lectora empedernida, suelo leer cuatro o cinco libros a la semana. La escritura es una forma de comunicarte, te expresas y hablas de tú a tú con el lector. Cuando cojo un libro siento como si el autor me estuviese hablando a mí.

¿Qué desea transmitir con sus escritos?

Depende del momento. Me gusta escribir novelas, relatos de mujeres y acercar el mundo femenino a los lectores, cuya visión creo que es un poco desconocida. Escribir debe ser algo que trascienda las modas.

¿Cuántos libros ha publicado?

Aunque he escrito mucho, he publicado dos libros, algunos artículos en revistas y poesía. Ahora acabo de terminar un libro para niños, porque es un mundo que me apasiona. Me gusta cambiar de registro.

¿Qué significa para usted ganar el premio Arcipreste de Hita 2012?

Es un premio que me hace mucha ilusión recibir. Mi relación con la poesía es muy importante, mi madre me lo ha inculcado desde pequeña. Yo creo que la poesía es la forma más plena de escritura del hombre, porque mezclas sentimientos. Se asemeja a desnudarte delante de los demás, como un cuadro o una música, se trata de transmitir. Lo difícil es ser capaz de transmitir lo que uno quiere.

¿Encuentra la inspiración para escribir fácilmente?

Escribir es trabajo. Yo tardo mucho en escribir, porque me gusta releer y modificar cosas. La inspiración te viene de lo que uno ama y yo amo la escritura. Los temas sí que los tengo siempre muy claros, porque cualquier cosa es relato, por ejemplo, una simple niña jugando con una pelota. De ahí puedes sacar un relato.

¿Qué autores la inspiran?

Si leo novela, quiero escribir novela. Si leo ensayo, quiero escribir ensayo. Me gusta mucho la forma de escribir de una autora joven, Bárbara Bustos, y a quién no le gusta, por ejemplo Ken Follet. Todos los escritores tienen algo bueno y algo malo.

Un novelista no puede cruzar ciertos límites y en lo más sencillo puede encontrarse lo más importante.

¿En cuántos concursos literarios ha participado?

Suelo participar en los concursos de la ONCE, los Tiflos de Poesía y Novela. Pero no tengo mucho tiempo. Ahora estoy con varios proyectos, que conllevan investigación y ello, tiempo.

Usted es licenciada en Derecho y ha realizado varios cursos de Antropología, ¿actualmente a qué se dedica?

Ahora estudio el grado en Sociología. Yo me saqué el graduado con 38 años, estudié por la UNED, ejercí de abogada, pero tuve que dejarlo. También voy a cursos de mayores y escribo. Además, junto con un grupo de personas, creamos un Centro Especial de Empleo, pero se tuvo que cerrar, porque tuve un accidente y eso me obligó a dejarlo.

Para mí escribir es como un trabajo, porque necesita tiempo. Pero hace ocho meses tuve una nieta y ahora estoy muy volcada en ella, así que no tengo el tiempo que yo querría.

¿Cree que es importante la formación de las personas en época de crisis?

Creo que confundimos las notas con la formación. Me horrorizo cuando escucho a alguien decir “mi niño ha aprobado”, pero no “mi niño ha aprendido”. Ese es uno de los problemas más grandes de la educación actual. Además, es necesario entender e interpretar lo que se lee, que es otro inconveniente derivado de la falta de lectura. Leer significa interpretar, los buenos lectores lo hacen, porque reescriben la historia.

¿Piensa que hay igualdad, en el ámbito laboral, entre hombres y mujeres?

Yo investigo sobre las mujeres y escribo mucho sobre ellas. Pienso que el trabajo que ha hecho la mujer es el gran desconocido. La mujer no se ha incorporado ahora al mundo laboral y no es ahora cuando está estudiando y eso, debemos reivindicarlo. La primera huelga importante que hubo en España, la organizaron las mujeres que trabajaban en una tabacalera de Madrid, cuando todavía no existían ni los sindicatos. Este dato no es conocido por mucha gente. Ahora, en la sociedad moderna, la situación ha cambiado mucho.

¿De qué forma está vinculada a la ONCE?

A mí se me diagnosticó retinosis a los once años y tuve que salirme del colegio. Empecé a perder visión y me afilié a la ONCE, donde he trabajado en la venta del cupón 18 años. Al principio, y tan pequeña, me costó asimilarlo. Sin embargo ahora, el bastón es mi mejor amigo. Todos somos personas, con los mismos derechos y las mismas obligaciones.