FIRMA INVITADA: Diego Valderas, vicepresidente de la Junta de Andalucía

Diego Valderas, vicepresidente de la Junta de Andalucía

Diego Valderas, vicepresidente de la Junta de Andalucía

El vicepresidente de la Junta de Andalucía, Diego Valderas, pone al colectivo de personas con discapacidad como ejemplo del mérito de los andaluces en su conquista por la Autonomía a favor de una mayor justicia social y la superación de las desigualdades. En el artículo Valderas invita a la ONCE a participar en el Pacto por Andalucía y aboga por alterar el modelo productivo actual para ganar en igualdad social y en derechos ciudadanos.

“ILUSIÓN ANDALUZA”

Diego Valderas Sosa

Vicepresidente de la Junta de Andalucía

Si en los  treinta y tres años de camino que los andaluces hemos recorrido juntos en favor de una mayor justicia social y la superación de las desigualdades hay un colectivo que ha demostrado su capacidad es , sin duda, el colectivo de personas con discapacidad. Unos andaluces puestos en pie en favor de una igualdad plena que han apoyado su lucha como parte de un pueblo en dos pilares; el afán de superación y la ilusión como fuerza para el cambio.

Cada andaluz ha aportado a la construcción colectiva de nuestro autogobierno su esfuerzo personal, pero sin duda es el colectivo con discapacidad y  organizaciones como la ONCE las que han puesto la ilusión a trabajar como herramienta para el cambio social.

Hoy, la ONCE emplea a 23.932 trabajadores, de los cuales 78% tienen algún tipo de discapacidad. De ellos 5.165 son vendedores del cupón diario. Estos trabajadores representan  una contribución esencial  a la acción productiva de Andalucía en un momento de emergencia social derivada de las altísimas tasas de paro, resultado de unas políticas económicas contrarias al Bienestar y a los principios de igualdad de condiciones.

La ONCE y el conjunto de mujeres y hombres que la integran llevan 75 años repartiendo ilusión yo diría no en forma de premios sino de trabajo, integración, superación y creencia en la idea que otro mundo es posible si se contribuye a él desde las opciones de cada uno de nosotros.

Setenta y cinco años que han dado para convertir  a nuestra Comunidad Autónoma en un espacio donde los derechos de ciudadanía están garantizados a través de nuestro Estatuto de Autonomía pero también a través de un discurso social, una práctica ética y un compromiso público de hacer  en el que la ONCE ha jugado un papel esencial.

Desde el Gobierno andaluz miramos junto a la ONCE y el conjunto de organizaciones sociales, sindicales, culturales, en la misma dirección y creemos en el mismo futuro. Un futuro alejado de las fórmulas fracasadas del ajuste duro del déficit, basadas en la visión cooperativa y social de la economía, que haga posible lo dispuesto en el articulo 156 del Estatuto de autonomía que afirma que toda la riqueza de nuestra Comunidad Autónoma, ostente quien ostente la titularidad está subordinada al interés general.

Sólo así conseguiremos comenzar a modificar las condiciones de vida y de trabajo de los andaluces; alterando el modelo productivo en favor de la igualdad social, frente al acaparamiento, por el cumplimiento de los derechos ciudadanos, por una democracia de alta intensidad, transparente y participativa. De todos y para el bien de todos.

Empeñados en ese objetivo y en el de la construcción de un “Pacto por Andalucía” donde todos los agentes sociales y económicos que conforman la dinámica sociedad civil andaluza se encuentre con las organizaciones políticas, sindicales y con el propio Gobierno estamos seguros que nos encontraremos con la ONCE.

Gracias por contribuir de manera permanente a ese mejor futuro que desde hace 75 años venís construyendo en nuestra tierra hecho por el que, merecidamente el pasado 28 de febrero os era reconocido a través de la concesión de la medalla de Andalucía a vuestro Delegado Territorial Patricio Cárceles.

Sabed que contáis con todo el apoyo del Gobierno andaluz para vuestra tarea cotidiana en favor de una ciudadanía capaz de luchar por un mejor mañana en defensa de los andaluces más vulnerables.

Un abrazo solidario.