Gobierno y Ayuntamiento de Sevilla ponen a la ONCE como ejemplo para salir de la crisis

  • La delegada del Gobierno, Carmen Crespo, elogia la “contribución incalculable en términos de empleo” que realiza la ONCE en tiempos de dificultades
 

De izquierda a derecha: el alcalde de Sevilla, el delegado territorial de la ONCE en Andalucía, Ceuta y Melilla y la delegada del Gobierno en Andalucía

Tanto la delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, como el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, han puesto a la ONCE como ejemplo ante la sociedad de cómo afrontar la crisis apostando por el empleo y la formación a pesar de las dificultades. Fue en la presentación del cupón dedicado a Sevilla como Patrimonio Mundial de la UNESCO.  

 
El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, y la delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, descubrieron el pasado día 23 en el Real Alcázar la imagen del cupón que recoge motivos de los tres enclaves históricos de la capital andaluza,  junto al delegado territorial de la ONCE en Andalucía, Ceuta y Melilla, Patricio Cárceles. El pasado mes de noviembre inició en Córdoba -con su centro histórico- y Granada –con la Alhambra, Generalife y Albaicín- una colección monográfica, con la que la ONCE se suma al 40 aniversario de la Convención sobre la Protección del Patrimonio Mundial, Cultural y Natural de la UNESCO.

La colección incluirá en los próximos meses motivos del Parque Nacional de Doñana y los conjuntos monumentales renacentistas de Úbeda y Baeza, entre los 44 bienes españoles inscritos en la lista del Patrimonio Mundial que integran la colección. España es el segundo país con más bienes reconocidos Patrimonio Mundial en todo el mundo. Los cinco sorteos con motivo andaluz suman 25 millones de cupones que van a llevar la imagen del patrimonio andaluz a toda España a través de la red de ventas de la ONCE.

El alcalde de Sevilla y la delegada del Gobierno en Andalucía, junto al delegado territorial de la ONCE en Andalucía, Patricio Cárceles y al subdelegado, Francisco Arroyo

El alcalde de Sevilla y la delegada del Gobierno en Andalucía, junto al delegado territorial de la ONCE en Andalucía, Patricio Cárceles y al subdelegado, Francisco Arroyo

 El resto de motivos coincide con el selecto club de monumentos y lugares que integran la lista de la UNESCO, entre los que figuran desde el Monasterio de El Escorial, el conjunto arqueológico de Mérida o el mudéjar de Aragón, a los cascos históricos de Santiago de Compostela, Salamanca, Cáceres, Cuenca, Toledo o Segovia o los Parques Nacionales de Monte Perdido, Garajonay o el Teide, entre otros.

El ejemplo la ONCE

El alcalde de Sevilla subrayó que “desde la ONCE se está tratando de mejorar las condiciones de vida de las personas para que cada día tengan menos dificultades” y le agradeció su predisposición a colaborar con los más necesitados. “Presumo de lo que he aprendido de la mano de los afiliados a la ONCE sobre cómo afrontar las dificultades y cómo superar las barreras”, dijo Juan Ignacio Zoido, y agradeció a las personas ciegas y deficientes visuales su lección a la sociedad. “Gracias por demostrar que en la vida todo es posible”, subrayó.

Por su parte, la delegada del Gobierno en Andalucía destacó también la labor “incalculable” que, a su juicio, realiza la ONCE en términos de creación de empleo. “Su aportación al empleo en estos momentos de crisis es importantísima”, dijo, tras señalar que la ONCE creó 583 nuevos puestos de trabajo en Andalucía el pasado año. Carmen Crespo también agradeció la colaboración de la ONCE “de forma integral” con los ayuntamientos andaluces para avanzar en la accesibilidad de las ciudades.

En el acto, el delegado territorial de la ONCE en Andalucía, Ceuta y Melilla reivindicó Sevilla como un “referente principal del patrimonio cultural andaluz” y recordó que el reconocimiento del carácter de Patrimonio Mundial de un bien implica conciencia de un patrimonio compartido y un compromiso común para su conservación y transmisión a las generaciones futuras. En este sentido pidió una reflexión que involucre a los poderes públicos y la sociedad civil en la protección y conservación del patrimonio andaluz. “Pero involucrarnos no como meros espectadores sino como actores principales, sin exclusiones, en la protección del patrimonio –afirmó Patricio Cárceles-. Porque depende de nosotros encontrar la mejor manera en cada sitio de patrimonio para asegurar su protección y sacar el máximo provecho como una fuente de solidaridad, de inclusión y de progreso”.

Cárceles defendió la cultura y el turismo como sectores estratégicos claves para el desarrollo social, el progreso económico y el futuro de Andalucía y abogó por salvaguardar y fomentar el patrimonio cultural andaluz “como fuente de inspiración, de dignidad y de identidad para hacer efectiva la igualdad de oportunidades”.

Al acto asistieron también la subdelegada del Gobierno en Sevilla, Felisa Panadero, el subdelegado territorial de la ONCE, Francisco Arroyo y una nutrida representación de responsables de la Delegación Territorial de Andalucía.

40 años de Patrimonio Mundial

España es el segundo país con más bienes reconocidos Patrimonio Mundial en el mundo. Desde la aprobación, en 1972, de la Convención sobre la Protección del Patrimonio Mundial Cultural y Natural, un total de 936 sitios y monumentos forman parte de este selecto club. En 1975, la Convención entra formalmente en vigor. En 1978 se desarrollan los criterios de selección para la inscripción de sitios en la Lista del Patrimonio Mundial. En el año 1992 se crea el Centro del Patrimonio Mundial para supervisar la gestión cotidiana de la Convención.

En 2002, el Comité adopta la Declaración de Budapest sobre Patrimonio Mundial, que invita a todas las partes interesadas a apoyar la conservación del Patrimonio Mundial mediante cuatro objetivos estratégicos clave: Credibilidad, Conservación, creación de Capacidades y Comunicación. En 2007, a estos objetivos se une el de Comunidades, por el importante papel de las comunidades locales en la preservación del Patrimonio Mundial.

  • El centenario de la banda de Salteras en cinco millones de cupones

Presentación del cupón en honor a la banda de Salteras

Por otra parte, la ONCE dedicó el cupón del jueves 3 de enero, al centenario de la Sociedad Filarmónica de Nuestra Señora de La Oliva de Salteras, más conocida como “la banda de Salteras”. De esta forma, la Organización subrayó “los cien años de compromiso y generosidad” de esta agrupación sevillana y su contribución al patrimonio musical andaluz.

El subdelegado territorial de la ONCE en Andalucía, Ceuta y Melilla, Francisco Arroyo, el presidente de la Banda, José María Moral García, y el presidente de la comisión del Centenario, Fernando Granado Quero, presentaron la imagen del cupón con el que la ONCE se suma a esta celebración. La imagen reproduce la escultura del maestro Joaquín de la Orden Román con un alumno como metáfora el vínculo entre el pasado y el futuro de la banda, con el escudo histórico de la entidad.

Arroyo puso a la banda de Salteras como ejemplo del patrimonio musical de Andalucía que engrandece ala Semana Santahasta convertirla en una seña más de identidad de la Comunidad Autónoma, según dijo. Tras subrayar el papel de Andalucía como cuna de los grandes maestros, el subdelegado territorial de la ONCE se felicitó por poner en valor “desde Salteras y Sevilla, el inmenso patrimonio cultural y artístico que significa la música procesional”. De esta forma –afirmó-, la ONCE reivindica el valor de la música procesional y reconoce la tarea social que desarrollan las bandas como demuestra, a su juicio, la banda de La Oliva de Salteras. “La historia de las bandas es una historia de compromiso, tradición, esfuerzo, sacrificio, solidaridad y generosidad, es la historia de una pasión compartida”, dijo.