Campamentos de verano: la alegría de vivir siendo niño a través de la integración

  • Cazorla, Fuertes Nagüelles, Villaharta y Sierra Morena acogieron durante el mes de  julio los campamentos andaluces organizados por la ONCE
Jóvenes de Sevilla y Huelva muy sonrientes despidiéndose antes de montarse en el autobús

Jóvenes de Sevilla y Huelva despidiéndose antes de montarse en el autobús

Un año más, la ONCE ha organizado más de veinte campamentos y colonias de verano para niños y jóvenes con discapacidad por todo el territorio nacional. En Andalucía, los primeros en salir de campamento fueron los jóvenes de Almería, Granada y Jaén, que tuvieron la oportunidad de estar en la Sierra de Cazorla desde el 2 al 8 de julio.El grupo, formado por 39 niños, se instaló en el camping Puente de las Herrerías, junto al cauce del rio Guadalquivir, sólo once kilómetros después de su nacimiento.

El hecho de que algunos de estos jóvenes tenga alguna discapacidad visual no es impedimento para que disfrutaran de muy distintas y divertidas tareas.

Los chicos realizaron una gran variedad de actividades. En la imagen, un joven escalando

Los chicos realizaron una gran variedad de actividades. En la imagen, un joven escalando

Los jóvenes realizaron actividades como la escalada, tirolina de 90 metros, montaron a caballo, condujeron un kart de pedales o caminaron dentro del Guadalquivir, durante más de 2 kilómetros río arriba, haciendo “arroying”. Los monitores que tuvieron la oportunidad de acompañarlos aseguran que se tratan de actividades “excepcionales para estos chicos”.

Los niños han estado acompañados en todo momento por ocho profesionales de la ONCE, además de cinco monitores específicos puestos por el camping dedicados especialmente al desarrollo de las actividades.

También, del 16 al 22 de julio 40 niños de Málaga y Córdoba con y sin discapacidad, de entre 6 y 17 años, han convivido en un campamento realizado en los pabellones San Isidro, situados en el término municipal de Villaharta, en plena sierra Cordobesa.

Foto de familia de los jóvenes de Córdoba y Málaga en Villaharta

Foto de familia de los jóvenes de Córdoba y Málaga en Villaharta

El grupo ha realizado una infinidad de actividades como tiro con arco, talleres de manualidades, escalada en roca, tirolina, actividades acuáticas o pruebas de cooperación en equipo. La noche, sin embargo, acababa con programa propio, con juegos de gyncana específicos o veladas que potenciaban la comunicación y la compenetración del grupo. Los chicos, junto a un coordinador y a cinco monitores, disfrutaron del compañerismo, la convivencia y la naturaleza de la sierra cordobesa por unos días.

Además, estos jóvenes contaron con la visita de la directora de la ONCE en Córdoba, Estela Medina y del vicepresidente II del Consejo Territorial de Andalucía, Ceuta y Melilla, Francisco Javier Fernández, junto a la animadora sociocultural, Mª de los Reyes Romero. También los visitó el jefe de unidad de servicios de Málaga y Córdoba, Juan Gabriel Venceslá.

Según Fernández, es admirable la buena relación observada entre jóvenes y monitores y alabó las actividades que se llevaron a cabo.

Cádiz y Extremadura

Por otro lado, la ONCE de Cádiz y Extremadura eligió este año como destino para realizar su campamento Fuertes Nagüelles, en Málaga, otro espacio privilegiado de la naturaleza andaluza. El grupo, formado por cincuenta jóvenes con o sin discapacidad visual, se fue de campamento del 16 al 22 de julio. Los chicos, que tenían edades comprendidas entre los 8 y los 17 años, se divirtieron con los talleres de serigrafía de camisetas, el teatro, los disfraces, el reciclaje, el piragüismo, los paracaídas, la moto acuática o el senderismo.

Miembros del Consejo Territorial de Andalucía visitaron el pasado 18 de julio el campamento. El objetivo de esta visita era plantar la cercanía y conocer a los cincuenta jóvenes que estaban en Fuertes Nagüelles.

El grupo pudo compartir horas de diversión, de convivencia y una charla de cultura institucional enmarcada en una dinámica original y muy participativa. Para ello, la vicepresidenta primera del Consejo, Cristina Arias, se trasladó a dicha localidad con materiales, regalos, juegos en tinta, braille y una dinámica nueva creada por el Consejo Territorial de Andalucía para llegar de una forma más pedagógica a dicho colectivo.

Jóvenes de Sevilla y Huelva posan sonrientes en el campamento de Sierra Morena

Jóvenes de Sevilla y Huelva posan sonrientes en el campamento de Sierra Morena

Los últimos en salir de campamento fue un grupo de treinta niños y adolescentes con y sin discapacidad de Huelva y Sevilla, de entre 6 y 14 años, que partieron el pasado 23 de julio a Sierra Morena donde disfrutaron de la sierra cordobesa hasta el 29 de julio.

Según Rosa García, una de las monitoras que acompañó al grupo, las instalaciones estaban muy preparadas para satisfacer las necesidades de los jóvenes y en los Pabellones de San Isidro pudieron realizar actividades de todo tipo. Los chicos disfrutaron de una infinidad de tareas desde manualidades hasta actividades deportivas que, según García, eran lo que más le gustaba al grupo.

Tres jóvenes escuchan las pautas de los monitores antes de hacer piragüismo

Tres jóvenes escuchan las pautas de los monitores antes de hacer piragüismo

También pudieron realizar senderismo descubriendo el entorno del antiguo balnearío de Sierra Morena y disfrutando de la belleza de la sierra cordobesa. “Lo más importante es que ningún niño se ponga malo y no solo no ha pasado eso sino que ninguno quería regresar a casa así que estoy muy contenta”, concluye García.

La ONCE organiza estos campamentos para potenciar la comunicación así como la compenetración en las relaciones sociales de los niños con discapacidad, fomentando, de este modo, el espíritu de grupo entre ellos mismos además de con sus profesores y monitores.

Última foto de familia de los chicos de Granada en la Sierra de Cazorla

Última foto de familia de los chicos de Granada en la Sierra de Cazorla

Tener una discapacidad visual no es, ni por asomo, un impedimento para llevar a cabo actividades de aventura, y eso es lo que precisamente han demostrado cada uno de los jóvenes que este año se han ido de campamento con la ONCE.