FIRMA INVITADA: Susana Díaz, consejera de Presidencia e Igualdad de la Junta

Primer plano de la consejera de presidencia e Igualdad de la Junta de Andalucía, Susana Díaz

Susana Díaz, consejera de presidencia e Igualdad de la Junta de Andalucía

La consejera de Presidencia e Igualdad de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, apoya el papel que han desempeñado las mujeres andaluzas a lo largo de la historia y defiende la actuación de la Junta de Andalucía y sus políticas de igualdad, que han contribuído al desarrollo de la Comunidad Autónoma andaluza. Díaz apuesta por la lucha de la igualdad de las mujeres con discapacidad, para garantizar la igualdad de oportunidades

Igualdad por una sociedad mejor

El papel desarrollado por las mujeres andaluzas, su participación activa, la conquista de nuevos ámbitos y las aportaciones que han realizado en cada uno de ellos han jugado un papel decisivo en la Andalucía actual.

No podemos entender esta tierra si excluimos de nuestra historia a las mujeres y el elevado compromiso que la Junta de Andalucía ha mantenido con las políticas de igualdad.

Políticas de igualdad de género que han estado presentes de forma permanente en la gestión del Gobierno de la Junta de Andalucía; una larga trayectoria que nos sitúa a la vanguardia en el desarrollo de estrategias públicas para la promoción de  la igualdad real y la erradicación de la violencia contra las mujeres en España y en nuestro entorno europeo. En esta andadura se han consolidado importantes avances, pero somos conscientes de que aún queda mucho por recorrer. En estos momentos no podemos permitirnos que la crisis financiera arruine los logros alcanzados por las mujeres andaluzas ni dificulte más el camino que tenemos  por delante. Los derechos de las mujeres, su pleno desarrollo personal y profesional, son un componente imprescindible para el avance social.

En los últimos cuatro años, en plena crisis económica mundial, el Gobierno socialista andaluz ha demostrado con creces que puede impulsar el crecimiento y aplicar políticas de austeridad sin dañar el estado del bienestar y las políticas sociales y de igualdad. Ejemplos han sido el desarrollo de la ley 12/2007 para la Promoción de la Igualdad de Género en Andalucía y la ley 13/2007 de Medidas de Prevención y Protección Integral contra la Violencia de Género, leyes que han permitido recoger las demandas de la ciudadanía trasformándolas en derechos.

En esta nueva legislatura, el presidente Pepe Griñán ha querido dar un paso más, decisivo, colocando las políticas de igualdad de oportunidades en el corazón de la Junta de Andalucía, en la Consejería de la Presidencia e Igualdad, para que de forma trasversal todas las consejerías del Gobierno andaluz puedan impulsar las nuevas medidas y propuestas que se pongan en marcha.

Y en esta nueva etapa una de las líneas que reforzaremos es el compromiso de alcanzar la igualdad real teniendo especial incidencia en los colectivos de mujeres con más dificultades, las más vulnerables. A éstas hay que  garantizarle una especial protección del derecho a la igualdad de trato, pues se encuentran en riesgo de padecer múltiples situaciones de discriminación.

En este sentido, el caso de las mujeres con discapacidad es especialmente importante, ya que se hallan sometidas a un doble proceso de discriminación por su condición de mujer y su discapacidad. Así, tienen especiales dificultades en materia de accesibilidad, también para participar en la vida asociativa y en la educación y, desde luego, para encontrar un empleo. El dato más alarmante es que el 76,41% de las mujeres con discapacidad en edad laboral se clasifican como “inactivas”, es decir, fuera de los circuitos de formación e inserción laboral.

Es necesario un modelo social en el que la mujer con discapacidad pueda vivir y desarrollarse con calidad de vida, con derecho a una educación que posibilite demostrar su valía, favoreciendo su integración y realizando actuaciones que superen actitudes compasivas y paternalistas.

Con el objetivo de hacer más visible la problemática especifica de las mujeres con discapacidad y conseguir su promoción social y laboral, el Gobierno de la Junta puso en marcha, en colaboración con el movimiento asociativo, el I Plan de Acción Integral para la Mujeres con Discapacidad en Andalucía 2008-2013, que nació con la finalidad de articular una estrategia integral de intervención de toda la Junta de Andalucía y del movimiento asociativo orientada a generar los cambios estructurales necesarios para que las mujeres y las niñas con discapacidad puedan acceder en igualdad de oportunidades a los derechos, bienes y recursos sociales que hagan posible el avance progresivo en la consecución de una mayor autonomía en todos los ámbitos de su vida.

Las medidas recogidas en este plan están dirigidas a transformar la imagen estereotipada e infravalorada de las mujeres con discapacidad, a arbitrar los medios para facilitar el acceso y la permanencia de las mismas en el sistema educativo, a favorecer la superación de las barreras para una atención sanitaria adaptada a sus necesidades, a conocer las características específicas de la violencia contra las mujeres con discapacidad para poder combatirla, y a fomentar su integración en el mercado de trabajo en igualdad de condiciones.

El Plan de Acción Integral para las Mujeres con Discapacidad en Andalucía 2008-2013 es no sólo un plan para mejorar la calidad de vida de estas personas, sino de toda la sociedad. Porque, sea cual sea el tipo y el grado de discapacidad que pueda tener una persona, ésta podrá aportar muchas otras capacidades, y es ésa la diversidad que enriquece a una sociedad. Se trata de sumar capacidades, y trabajar codo con codo por crear un modelo económico más sostenible en el tiempo, más justo, más igualitario y, como consecuencia, más beneficioso para todos y todas.

Contemplar la diversidad como algo valioso, educar a niñas y niños desarrollando sentimientos de empatía y de respeto hacia las personas con discapacidad, y en especial hacia las mujeres con discapacidad, es una garantía de la igualdad de oportunidades. Por ello, se hace necesario reconocer y expresar nuestro reconocimiento al esfuerzo y contribución que realizan estas mujeres desde su situación personal.

 Susana Díaz Pacheco
Consejera de Presidencia e Igualdad de la Junta de Andalucía