En primera persona: Ildefonso Morales, presidente Asociación Usuarios Perros Guía

Primer plano de Ildefonso Morales

Primer plano de Ildefonso Morales

Mª Carmen Montero|Luchador y perseverante, Idefonso Morales Torres (1960, Andújar), se acaba de estrenar como presidente de la Asociación de Usuarios de Perros Guía en Andalucía. Ciego desde los 15 años por un glaucoma, ha logrado alcanzar muchos de sus sueños. Fue jefe del Departamento de Servicios Sociales de la ONCE en Málaga y actualmente es vicepresidente de la Plataforma del Voluntariado en Málaga.

¿Le gustan los animales?

Sí, me gustan mucho los animales. En mi casa tengo otro perrito pequeño y dos gatos.

¿Qué pueden ofrecer las asociaciones de usuarios de perros guía a las personas ciegas y deficientes visuales?

Las asociaciones de personas ciegas fundamentalmente están para defender los derechos de los usuarios de perros guías, para defender sus intereses. Nosotros concretamente estamos ofreciendo encuentros con nuestros perros. Distribuimos medicamentos a los socios a precios más económicos que los que venden los veterinarios, porque podemos conseguirlos de mayoristas. Tratamos de informar sobre el cuidado de nuestros animales, sobre cómo atenderlos mejor. Fundamentalmente, ahora lo que queremos es impulsar este tema en sociedad a través de la participación. Entendemos que debemos estar presentes en ayuntamientos, hacernos visibles a través de charlas en los colegios, sensibilizar y difundir la figura del perro guía. También debemos participar en los movimientos que apoyan y luchan por la accesibilidad y la defensa de la discapacidad.

¿Es difícil la integración de usuarios de perros guía en la sociedad?

Es fácil. Afortunadamente hoy en día es sencillo, puesto que la ley de Andalucía ha posibilitado un mayor conocimiento del perro guía y sus derechos. Habitualmente tenemos pocos obstáculos de acceso. No obstante, sí es verdad que hay comercios o personas que se resisten a que el perro pase al centro comercial y en ese ámbito pues también intentamos ayudar al afiliado, a nuestros socios y les marcamos cómo deben actuar.

La existencia de este tipo de asociaciones, ¿favorecen la calidad de vida de usuarios y perros guía?

Claro que sí. Participamos en los movimientos que apoyan y luchan por la accesibilidad y la defensa de la discapacidad. Desde la asociación queremos lograr que el usuario tenga mejores posibilidades para llevar a su perro guía, facilitarles todo lo posible, como el seguro, los medicamentos, la protección. Y propiciar los encuentros necesarios para que los perros jueguen y se diviertan, y los usuarios se relacionen entre ellos. Queremos conseguir que el perro sea más valorado en la sociedad. Y tratar de mejorar nuestra situación a nivel de visibilidad y a nivel de vida.

Además de su atracción por los perros, ¿Qué otras aficiones tiene?

Me gusta la lectura, pasear, salir de senderismo. Me gustan tanto los autores actuales como los clásicos. En definitiva,  me gusta hacer muchas cosas. Además, participo en la plataforma de voluntariado de Málaga, representando a la ONCE en la junta directiva.

¿Puede tener una persona a la que no le gusten los animales un perro guía?

Puede tenerlo. Obviamente le resulta más difícil adaptarse. Yo creo que hay muchas personas a la que no le gustan los animales y cuando han llegado a tener un perro guía, éste le ha compensado tanto su vida que termina gustándole. Está claro es más fácil trabajar con una persona a la que sí le gusten los animales pero puede haber de todo. Por otra parte, muchas personas piensan que tener un perro guía supone una carga o una molestia, pero es totalmente al contrario, un perro guía no es para nada una carga.

“Todos juntos podemos reivindicar tanto nuestros derechos como los de todos los discapacitados”

¿Existe una total concienciación de la importancia que suponen estos perros guías para las personas ciegas y deficientes visuales? ¿Qué más se puede hacer?

Yo pienso que sí. Hay un alto porcentaje de concienciación, aunque siempre está la típica persona que te pone mala cara. El otro día por ejemplo, en Chipiona entré en el monasterio de la Virgen de Regla, precisamente cuando estaban en misa y hubo mucha gente que se extrañó. Es cierto que no todas se extrañaron, pero sí hubo mucha gente que puso mala cara, cuando es lo más normal del mundo. En ese sentido nosotros entendemos que debemos hacer actividades para concienciar a la población de la existencia del perro guía y sus usuarios. En los colegios jugamos una baza muy importante y también nos acompañamos de otras asociaciones que apoyen a la discapacidad. Digamos que los usuarios de perros guías pueden ayudar a difundir sus necesidades y expresar sus reivindicaciones mediante actividades. Además de reivindicar podemos reforzar la acción de la ONCE, y las asociaciones de discapacidad. Todos juntos podemos reivindicar tanto nuestros derechos como la de todos los discapacitados.

¿A qué cree que se debe esta falta de concienciación?

Fundamentalmente se debe a la ignorancia. El perro guía está muy bien acogido por la mayoría de las personas, pero siempre hay gente que por diversas razonas o porque no ha tenido contactos con personas ciegas, pueden rechazar a los perros guías. También está la típica persona que no quiere perro, pero estos son otros casos.

¿Permite la legislación actual,  que las asociaciones puedan defender y proteger los derechos y necesidades de los usuarios de perros guía?

Sí, según mi opinión es suficiente. La ley permite que se cumplan todos  los derechos y que los perros puedan acceder a todos los sitios, excepto a los quirófanos. El único hándicap que encuentro es la existencia de una ley para cada comunidad autónoma, porque dificulta la acción global sobre todo el territorio del estado. La ley es suficiente, aunque el régimen sancionador es lento, pero antes que la ley es más importante la concienciación social.

La relación de este tipo de asociaciones con las entidades públicas y privadas ¿es complicada? ¿Existen choques de intereses?

Yo creo que no, llevo poco tiempo en esto pero por lo que he visto entiendo que no existen problemas. En Sevilla, la asociación está colaborando con la asociación de peatones y con otras que luchan por la defensa de la discapacidad. Ahora estamos reivindicando que el Ayuntamiento de Sevilla aplique la ordenanza de la accesibilidad que tienen promulgada pero que todavía no han empezado a aplicar.

Ildefonso Morales con su perro guía

Ildefonso Morales

“Un usuario de perro guía no se encuentra sólo casi nunca”

¿Cree que la sociedad en general conoce el comportamiento que hay que adoptar ante la presencia de un perro guía?

En muchos casos no. Por eso ejercemos esta concienciación. Es importante que las personas sepan cómo deben colaborar con las personas que llevan un perro guía. No tocando al perro, no llamando la atención del animal cuando está trabajando. Y en ese sentido,  distribuimos también folletos publicitarios y concienciamos a través de las charlas que damos en los colegios a los niños. Además se han hecho muchas campañas de divulgación en prensa, televisión y demás medios de comunicación, que han sido muy importantes, pero siempre hay gente que no conoce nuestra situación.

¿Existe una actitud discriminatoria a la hora de permitir la entrada de perros guías en establecimientos y medios de transporte?

En líneas generales no, pero siempre se dan casos. Todavía sigue habiendo gente que cuando te montas en un autobús te dice que un perro no puede estar ahí y le tienes que explicar que sí puede estar, que hay una ley que lo permite. Incluso muchas veces es el mismo público el que se encarga de dar las explicaciones. En  ese sentido siempre me he sentido muy apoyado. También está la situación en la que llego a un restaurante y es el camarero quien me dice que no puede entrar el perro y que sea un cliente el que le explique que allí sí puede estar el perro. Un usuario de perro guía no se encuentra sólo casi nunca. Siempre hay una vida voluntaria que aparece y te echa una mano.

¿Dónde existe mayor dificultad de acceso?

En el colectivo de los taxistas siempre se dan casos. En el transporte y los trabajadores autónomos también. Siempre se dan casos en los que debes explicar tu situación  y normalmente se solucionan los problemas.

¿Se ha encontrado con alguna barrera?

Yo personalmente no.

Existe sanciones para los establecimientos que no dejan entrar a los perros guías, pero ¿se cumple la ley?

La ley se cumple en la mayor parte de los casos. La ley lo que establece sobre todo es un régimen administrativo, no es una sanción penal sino que son trámites puramente administrativos. El único problema es que son lentos y si hay alguna denuncia pues hay que estar detrás de todo el papeleo para que acabe bien. Afortunadamente la realidad actual es que teniendo en cuenta el número de perros que circulan no suele haber denuncias.

“Mi principal objetivo es que la asociación esté intregrada en la sociedad”

¿Qué significa para una persona ciega contar con la ayuda de un perro guía?

Yo siempre digo que una persona ciega se mueve con bastón por obligación. Es difícil que una persona que use bastón lo haga por placer. Con un perro puedes ir al parque a pasear, te ofrece otro tipo de movilidad.  Un perro te permite hacer muchas más cosas, te ofrece una movilidad mucho más placentera. Puedes salir a pasear y disfrutar tranquilamente porque el perro está en una atención permanente. La movilidad es muy parecida a la que tiene una persona cuando ve. Además, no tienes que tener un itinerario establecido sino que puedes optar por varios, e ir a más sitios. Yo precisamente pedí el perro para poder salir a pasear. Para ir al trabajo o realizar otras actividades determinadas, es cuando yo entiendo que sí merece la pena usar el bastón. Yo pedí el perro porque quería algo más y contar con su ayuda me ha dado lo que yo quería. Con mi perro guía he alanzado las expectativas que yo esperaba.

¿Qué consejo le daría a todas esas personas que aún no se deciden a formar parte de este tipo de asociaciones?

A las personas que tienen un perro guía les aconsejaría que se asociaran porque es importante que las personas que tenemos características comunes estemos asociadas para ayudarnos entre nosotros, que es precisamente desde la asociación lo que tratamos de conseguir.

¿Y qué le diría a las personas que aún no están sensibilizadas con este tema?

Que se acerquen, que se informen, que se pongan en el lugar de una persona ciega. Será entonces cuando entiendan la importancia que tiene un perro guía para un persona ciega y comprenderán lo necesario que es la colaboración de toda la sociedad.

¿Cuál es su sueño?

Conseguir que seamos una asociación fuerte de Andalucía. Que seamos un referente y que se nos vea, no sólo como una asociación que trata de defender los intereses particulares, si no como una asociación que da apoyo tanto a las personas ciegas y deficientes visuales como a las demás asociaciones. A parte de recibir podemos con nuestra actividad apoyar a los demás. Me gustaría que consiguiéramos ser una asociación de apoyo, y además de la imagen tan buena que tenemos, pues integrarnos como asociación de voluntariado. Necesitamos voluntarios para todas las actividades que queremos hacer y para el mantenimiento de los animales. Mi principal objetivo es que la asociación esté intregrada en la sociedad.