El CRE disfruta de la Feria del Libro

Los alumnos del CRE en la Feria del Libro

Los alumnos del Centro de Recursos Educativos de la ONCE en Sevilla han disfrutado este mes de dos actividades muy motivadoras y muy activas, la visita a la Feria del Libro de Sevilla y al pabellón de Marruecos en la EXPO’92, hoy sede de la Fundación de las Tres Culturas. Joaquín Caballero, alumno de 4º de la ESO nos escribe el relato de lo que fue su visita a la Feria del Libro.

Un buen trabajo

Visita del CRE a la Feria del libro

Joaquín Caballero|25 de mayo de 2012| SEVILLA. Hace unas semanas, nuestras “seños” nos comunicaron que íbamos a participar en la Feria del libro de Sevilla y que vendría una chica del ayuntamiento para orientarnos en la elaboración de un periódico, que, posteriormente, se imprimiría en la Feria.

Conocimos a Miriam, una fantástica persona que nos ayudó en nuestra ardua, pero gratificante, tarea.

El primer jueves fueron las presentaciones, empezamos hablando de un intrépido periodista sevillano, al que este año se dedicaba la feria del  libro: Manuel Chaves Nogales. A continuación nos contó cómo debíamos elaborar el periódico, las secciones que deberían componerlo… A lo largo de la semana, seguimos trabajando con nuestras profes.

Después de realizar el juramento e ilusionados con la idea de convertirnos en periodistas por unos días, nos “lanzamos” a buscar noticias interesantes para nuestro periódico.

Los Reporteros ONCE, como decidimos llamarnos, preparamos diversas entrevistas, entre las que hay que destacar la que hicimos al “Rey de los trasplantes”, el doctor D. José Pérez Bernal, un hombre que nos enseñó que la solidaridad es importantísima en la donación de órganos y lo que creo que es fundamental para nosotros; nos dijo que, trabajando, todo lo que uno se propone, se consigue.

¡Qué grandes reporteros nos sentimos todos! y, sobre todo, algunos de mis compañeros, como Antonio, Luis y Fran, cuando tuvimos la oportunidad  de conocer y entrevistar a Jorge Molina, “Un jugador de primera”, como titulamos nuestro artículo. Con él aprendimos que el deporte no solo es competición sino lealtad y entrega.

Recogimos la opinión de las personas que en nuestro colegio en este mes de mayo, cumplían ya 25 o 35 años de trabajo, “casi na”.

Además de todas estas entrevistas, también se incluyeron en el periódico artículos interesantes, como los dedicados a Santa Justa, el Sato y a nuestra querida Mena.

No olvidamos el detalle de los pasatiempos con las adivinanzas, creemos que dificilillas, recopiladas por nuestro reportero, Manolo y, el sudoku, de Rafa.

Por fin llegó el gran día. Por la mañana, a las 09:15h, todos los alumnos implicados en esta actividad nos hallábamos en Recepción, a excepción de una gran amiga mía que no se encontraba bien y no pudo venir.

En la puerta del colegio, un autobús nos condujo hasta la estación del Prado, donde nos esperaba nuestra querida Miriam para acompañarnos durante todo el recorrido por la Feria del libro de Sevilla. Sabía que todos  habíamos trabajado mucho, algunos haciendo incluso horas extras en el trabajo, para este gran día.

Desde el Prado nos trasladamos en el metro-tren hasta la plaza Nueva, donde ya podíamos sentir, nada más bajarnos, el “alboroto” de otros colegios y de las personas que visitaban la Feria.

Desde el arquillo del ayuntamiento, nos fuimos andando hasta la sala Chicarrero y allí pudimos disfrutar, desde nuestro privilegiado sito en el teatro, de la representación de una obra, “la mar de divertida”.

Después de un excelente desayuno, nos dividimos en dos grupos. El primero, se iba con Miriam para la colocación correcta del periódico, sin impresión; mientras que el segundo, se iba a dar una vuelta por la feria, además de terminar las entrevistas que aún teníamos que hacer a un librero, a un organizador y a un visitante.

Después, nos intercambiamos y me tocó a mí poder disfrutar de la maravillosa feria, de poder sumergirme en aquellos fantásticos libros que tantísimo me hubiese gustado comprar. Tuvimos la gran suerte de encontrarnos con los “hombres libros”, personas que, desinteresadamente, se aprendían obras que luego recitaban, Algunas de nuestras “seños” se atrevieron a coger el megáfono y recitar algo.

¡Qué emoción sentimos todos!, cuando nuestros compañeros del segundo grupo salieron con el periódico, aún calentito, en las manos. Nos agolpamos alrededor de nuestras profes y de Miriam, metiendo nuestras cabezas, para poder “ver”, como había quedado.

Han sido días de muchísimo trabajo pero creo, y espero no equivocarme, que, al final, ha merecido la pena.

Gracias, al Ayuntamiento de Sevilla, a las profesoras que nos han ayudado tantísimo en esta actividad y, cómo no, a mis queridos compañeros.

Una visita al pabellón de Marruecos

Por otra parte, el CRE organizó el pasado día 30, coincidiendo con la festividad de San Fernando, patrón de Sevilla, una visita al pabellón de Marruecos de la EXPO’92, en la isla de la Cartuja de Sevilla, hoy sede de la Fundación de las Tres Culturas. Igual que habían hecho un grupo de mayores esa misma semana, un grupo de alumnos de todos los niveles educativos disfrutaron de la espectacularidad del edificio pero también de la Muestra de Artesanía Marroquí ubicada entre jaimas en los jardines del pabellón, todo ambientado además con actuaciones de grupos en directo. Fue una mañana muy bien aprovechada para aprender sobre la tolerancia y el respeto a las diferentes culturas que se encuentran en ese emblemático pabellón.