EL CENTRO CABIMER EXPLICA SU PROYECTO A LA ONCE

La ONCE ha celebrado un encuentro con el director del El Centro Andaluz de Biología Molecular y Medicina Regenerativa (CABIMER), Shomi Batacharia y la jefa del departamento de Oftalmología del Hospital San Lázaro de Sevilla, Beatriz Ponte Zúñiga, para debatir sobre la investigación llevada a cabo por el grupo para tratar con terapia Génica a los afectados de Amaurosis Congénita de Lever.
El Centro CABIMER y el Hospital San Lázaro pretenden dar a conocer el trabajo de investigación de la enfermedad para poder llevarlo a cabo, por primera vez en España. Ya se ha iniciado el ensayo con enfermos de Estados Unidos, Australia e Israel. El proyecto se encuentra en la fase de selección de pacientes que sean idóneos para realizar el ensayo clínico.
El delegado territorial de la ONCE en Andalucía, Ceuta y Melilla, Patricio Cárceles, agradeció la presencia a todos los asistentes y se preocupó por el modo en el que la situación actual de crisis por la que atraviesa España puede afectar a los trabajos de CABIMER en su progreso e investigación. Cárceles confió en que el impacto de la crisis económico no condicione el desarrollo de un proyecto tan ambicioso desde el punto de vista científico como el que plantea CABIMER.
Por su parte, el responsable del CABIMER, Shomi Batacharia, invitó a los presentes a visitar el centro y a colaborar en el trabajo clínico. Asimismo, señaló que el proyecto es caro y que tienen varias líneas de investigación abiertas, pero que por falta de presupuesto deben decantarse por la que de resultados satisfactorios. “En todos lados nos dicen que el proyecto es muy bueno y que tiene grandes objetivos. Hemos alcanzado críticas muy positivas pero tenemos problemas con la financiación. Tenemos la técnica, pero los métodos son costosos. A pesar de ello vamos a continuar esforzándonos para lograr el desarrollo del proyecto”, afirmó Batacharia.
Por su parte, la jefa del departamento de Oftalmología del Hospital San Lázaro de Sevilla, Beatriz Ponte, mostró su ilusión y disposición a colaborar con el proyecto. “Los resultados obtenidos me parecen espectaculares. Estoy impactada con esta ventana que se nos abre. Estamos dispuestos a colaborar en todo lo que sea posible y muy orgullosos de poder acoger este proyecto en nuestro Hospital”, declaró la oftalmóloga.
La colaboración con los pacientes y oftalmólogos es fundamental para la investigación, así como la obtención de muestras de ADN para poder analizarlas. Además, actualmente los hospitales no pueden ofrecer completamente su ayuda porque no existen recursos para financiar. “Necesitamos ese apoyo y que nos conozcan”, señaló el jefe del CABIMER.
La Amaurosis congénita de Leber es una enfermedad degenerativa de la retina, de origen hereditario. Una ceguera tratada que se origina por la pérdida de las células retinianas y la función visual durante la infancia o pubertad. La terapia de sustitución génica, consiste en la introducción de genes funcionales y se ha convertido en un rayo de esperanza para los pacientes afectados por la forma recesiva de esta afección.