San Fernando estrena un centro de referencia para las personas con discapacidad intelectual

Imagen del delegado de la ONCE en Andalucía, Ceuta y Melilla, Patricio Cárceles, la consejera para la Igualdad y Bienestar Social de la Junta de Andalucía, Micaela Navarro, el presidente del CERMI-Andalucía, José Manuel Porras, el presidente del Consejo Territorial de la ONCE en Andalucía, Ceuta y Melilla, Ventura Pazos y el director general de Personas con Discapacidad de la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social, Gonzalo Rivas en la inauguración del centro 'Al Andalus'

La consejera de Igualdad y Bienestar social, Micaela Navarro, inauguró el pasado 16 de enero un nuevo centro residencial y unidad de estancia diurna para personas con parálisis cerebral en San Fernando. El proyecto ha contado con el apoyo decisivo de la Fundación ONCE y convierte a este centro en un referente para la atención de personas con discapacidad gravemente afectadas a nivel internacional.

El acto contó con la presencia del delegado territorial de la ONCE en Andalucía, Patricio Cárceles, el presidente del CERMI de Andalucía, José Manuel Porras, el secretario general, Ventura Pazos, y el director de la ONCE en Cádiz, José Antonio Toledo. También participaron el director de empresas participadas de Fundosa, Miguel Sagarra y el director general de Personas con Discapacidad de la Junta de Andalucía, Gonzalo Rivas.

El centro ‘Al Andalus’, que lleva en funcionamiento desde el pasado 15 de diciembre, cuenta con unas instalaciones que incluyen una residencia para personas con discapacidad gravemente afectadas (RGA), y una Unidad de Estancia Diurna (UED). El nuevo centro se constituye como pionero en Andalucía, ya que introduce una nueva filosofía de trabajo dirigida integramente a personas mayores con parálisis cerebral. Para su construcción, la Junta de Andalucía ha invertido más de 3,9 millones de euros en equipamiento y concierto de plazas.

Por el momento, la plantilla la ocupan 17 profesionales del ámbito sociosanitario, pero se prevé llegar a 70 trabajadores cuando ambos centros entén a pleno rendimiento. Las instalaciones, con una superficie construida de 4.500 metros cuadrados, se distribuyen en tres plantas con servicios de lavandería, mantenimiento, aparcamiento, habitaciones de la RGA, salas de tratamiento, cocina y emplazamientos de la UED. Además, en el mismo edificio se sitúa la sede oficial de la Asociación Upace.

El alcalde de San Fernando, José Loaiza, cuyo Ayuntamiento cedió el terreno para hacer posible la construcción de ‘Al Andalus’, dejó clara la apuesta municipal por Upace y el resto de asociaciones de autoayuda.

Por otra parte, el presidente del CERMI en Andalucía, José Manuel Porras señaló que, la inauguración del centro de Upace para mayores, es un paso más en la consolidación de un servicio que nunca está completo ya que las personas con parálisis cerebral van necesitando nuevas mejoras en su calidad de vida.

Por su parte, la consejera para la Igualdad y Bienestar Social de la Junta de Andalucía, Micaela Navarro, defendió que la ayuda a la dependencia sea un derecho para que pueda entrar por ley en los presupuestos y no se someta a las dificultades presupuestarias que conllevan los tiempos de crisis, según dijo. También el delegado de la ONCE en Andalucía, Patricio Cárceles, destacó la apuesta de Fundación ONCE por la plena integración de las personas con discapacidad en la sociedad. “Este centro es un ejemplo contundente del empeño de Fundación ONCE por seguir construyendo una sociedad mejor –afirmó-. La mejora de las condiciones de vida para las personas con parálisis cerebral y también para sus familias y las personas que les atienden constituyen un ejemplo emocionante de cómo abordar la discapacidad desde el compromiso”, afirmó.

Arranca el pacto por la accesibilidad

Por otra parte, el pasado lunes 30 de enero, la Junta de Andalucía firmó el Pacto Andaluz por la Accesibilidad con el CERMI-Andalucía, la Administración local, agentes sociales y económicos y colectivos profesionales.

El presidente del CERMI-Andalucía, José Manuel Porras junto al viceconsejero de Igualdad y Bienestar Social, José María Oliver durante su intervención en la firma del Pacto Andaluz por la AccesibilidadEl pacto reunió a tres Consejerías, Economía, Innovación y Ciencia; Obras Públicas y Vivienda y de Igualdad y Bienestar Social, junto a la Federación andaluza de municipios y provincias, a las organizaciones sindicales UGT y CCOO, la Confederación de Empresarios de Andalucía así como a representantes de Consejos andaluces de colegios profesionales de Arquitectura, Aparejadores y Arquitectura técnica. Las entidades y organizaciones firmantes diseñaron un marco común de objetivos y medidas con la finalidad de hacer más accesibles a las personas con discapacidad los distintos bienes y servicios de la sociedad. Por ello, el Pacto comprende cuatro áreas de actuación, concienciación y formación, normativa, actuaciones de fomento y participación.

Disfrutar de los espacios urbanos, edificaciones, servicios culturales, de ocio, del transporte urbano e interurbano de las nuevas tecnologías de la información y comunicación, y en definitiva de los bienes y servicios de los que disfrutan toda la sociedad, es garantizar plenamente el estatuto de ciudadanía de las personas con discapacidad, además de beneficiar a toda la sociedad. La accesibilidad es imprescindible tanto para conseguir la igualdad de oportunidades efectiva para todas las personas, como para optimizar el diseño de un entorno, producto o servicio.

En ambos casos, el avance se consigue mediante acciones combinadas en las que las leyes y programas se complementen con la concienciación social, la formación de los y las profesionales o la coordinación entre las administraciones responsables.

Imagen de la jornada de la firma del Pacto Andaluz por la AccesibilidadEl pacto subraya la necesaria actuación de los municipios andaluces para que adopten La Ordenanza Municipal Tipo de Accesibilidad elaborada por la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social y la Federación Andaluza de Municipios y Provincias.

E Igualmente hace un llamamiento a los colectivos profesionales que intervienen en el diseño y la edificación de nuestras ciudades, para que impulsen la accesibilidad y el diseño para todas las personas pues son los principios promotores de la autonomía personal y mejor calidad de vida de las personas con discapacidad.

Además, el Pacto incluye el compromiso por garantizar la participación de las distintas entidades representantes de las personas con discapacidad en la toma de decisiones y políticas relacionadas con la discapacidad y la accesibilidad a los diferentes entornos.