Un CERMI reivindicativo

En primer lugar quisiera destacar que para mi es un gran responsabilidad haber sido nombrado presidente del CERMI Andalucía, por lo que comporta. Por eso quisiera dar las gracias al tiempo que solicito el apoyo a todos y todas las personas que representando el mundo de la discapacidad en Andalucía, han tenido a bien el elegirme. Y quiero agradecer también a la anterior presidenta, Mª Ángeles Cózar, su trabajo durante estos años, en los que hemos trabajado de forma conjunta tal y como vamos a seguir hacioendo.

Dicho esto, mi principal objetivo será, continuar en la línea de mantener unido el colectivo de discapacidad, como la principal herramienta a la hora de reivindicar los derechos de las personas con discapacidad y de sus familiares.

Especial atención dedicaré a que no existan reducciones ni marcha atras en los temas logrados a lo largo de estos años, como la Ley de promoción de la Autonomía y atención a la Dependencia. Todos los informes elaborados en las distintas Autonomías y de la comisión de expertos nombradas por el Parlamento, para la valoración de la implantación de la misma coinciden, en el abuso que se está haciendo con las prestaciones económicas, que va en contra del espíritu de la Ley que establece que “las prestaciones se darán en aquellos casos en los que no hubiesen Centros ó servicios para atender a la persona con discapacidad”. Este abuso está dando como resultado que las personas vuelven a las casas y lejos de crear empleo está habiendo un retroceso importante, hasta el punto que actualmente en UED, existen más de 1500 plazas vacías y otro tanto de plazas de RGA.

Igualmente no entendemos que se esté estudiando las carteras de servicios para Grado y Nivel I, de promoción de la Autonomía y se hayan dejado a tras a los Grados III y II, cuando es una de las mayores reivindicaciones del movimiento de Discapacidad.

En otro orden de temas de igual importancia, están los relativos a la Atención Temprana, llevamos años esperando que salga el protocolo correspondiente y se arbitren fórmulas de conciertos, para la impartición de los tratamientos correspondientes tan necesarios para establecer el futuro de estas personas.

En el ámbito educativo, hemos expuesto, en reuniones con la administración el incumplimiento de los acuerdos que se firmaron con la Consejería para el desarrollo de la LEA, así como la falta de medidas para la atención de los Alumnos de Secundaria y todo lo referente a la puesta en funcionamiento de la escuela Inclusiva, la revisión urgente de las ratios de atención en Centros especifico que la actual data de 1985 con vigor desde 1989, la cual ha quedado totalmente obsoleta y hace que las Asociaciones que atienden a alumnos/as tengan que estar suplementado estas ratios para dar una escolarización digna y acorde con las necesidades, los tratamientos médicos funcionales entre otras.

En lo correspondientes a empleo, continuaremos trabajando para lograr la estabilidad necesaria en el pago de las distintas subvenciones, con criterios racionales y porque se establezcan también protocolos para la revisión y control de las solicitudes y expedientes en general. En este sentido es importante la puesta de inmediato de las subvenciones necesarias vía convenios u fórmula similar para el empleo con apoyos, tan imprescindibles para los colectivos de autismo, down, discapacidad intelectual y parálisis cerebral entre otras.

En cuanto a los temas correspondientes a las financiaciones, habrá que arbitrar un modelo que cubran los gastos por plazas concertadas y no ocupadas, así como compensaciones para los desajustes entre precios públicos y aportaciones de copago. A nuestro juicio no tiene ningún sentido que se estén dando prestaciones económicas a los alumnos/as de educación, que es un Centro de Día y cuando llegan a los 21 año pasan a Centros de Unidad de día y no solo se les retira la prestación si no que tienen que pagar el 25% de la pensión. Al final, el resultado es que se los llevan a sus casas.

El retraso en la salida de las diferentes solicitudes, conlleva naturalmente retraso en el cobro de las mismas y esto esta dañando gravemente a las entidades. Las entidades financieras, han dado marcha atrás en la concesión de créditos o anticipos de subvenciones y esto imposibilita el cumplimiento de las obligaciones para con el personal esta teniendo las Entidades.

En definitiva, hay trabajo por realizar. En su mayor parte, lo veníamos realizando anteriormente, pero ahora nuestro empeño es que todos/as las personas que componemos el CERMI y de manera colegiada, logremos que se den soluciones definitivas y podamos conseguir que el bienestar social de las personas con discapacidad y de sus familiares sea el que en justicia nos merecemos.

José Manuel Porras, nuevo director del CERMI-Andalucía
José Manuel Porras Cruceyra
Presidente del CERMI-Andalucía