Sumar capacidades

Acabamos de pasar el mes de las mujeres, ya que es el 8 de marzo la fecha elegida a para conmemorar el Día Internacional de las Mujeres. Pero en el Instituto Andaluz de la Mujer celebramos esa fecha los 365 días del año, con un trabajo diario que busca la plena igualdad de género en todos los ámbitos de la vida. Un trabajo que se hace más imprescindible si cabe con la crisis económica mundial, ante la que podemos responder incrementando el nivel de productividad, confianza y competitividad a partir del potencial de las mujeres.

El viejo modelo productivo, que ha demostrado ser insostenible, debe ser sustituido por otro que permita el crecimiento presente sin agotar recursos futuros, y en ese nuevo modelo las mujeres tenemos mucho que decir. Las mujeres debemos emprender, crear, innovar, proponer y, sobre todo, ocupar un lugar destacado en nuevos sectores que comienzan a emerger, sectores que no pueden permitirse el lujo de dejar fuera al 50% de de la población, a la mitad del motor generador de conocimiento y riqueza. El nuevo modelo económico debe partir de la igualdad, y en ello trabajamos cada día del año desde el Instituto Andaluz de la Mujer, bajo el paraguas del I Plan Estratégico para la Igualdad 2010-2013. Una igualdad que no sólo hace referencia al género, sino también a las individualidades de cada persona: raza, religión, edad o discapacidad. Porque todas las personas tenemos características que nos hacen diferentes, pero que pueden enriquecer mucho a la sociedad. Y es tarea de la administración garantizar que ninguna diferencia suponga una desigualdad, sino que, por el contrario, conlleve un mayor compromiso social, lo que redundará en un mayor bienestar general y, por supuesto, en un mayor aprovechamiento del potencial económico y social.

Porque, sea cual sea el tipo y el grado de discapacidad que pueda tener una persona, ésta podrá aportar muchas otras capacidades, y es ésa la diversidad que enriquece a una sociedad. Se trata de sumar capacidades, y trabajar codo con codo por crear un modelo económico más sostenible en el tiempo, más justo, más igualitario y, como consecuencia, más beneficioso para todos y todas.

Primer plano de Soledad Pérez

Soledad Pérez
Directora del Instituto Andaluz de la Mujer