Un convenio impulsa la inserción laboral y las prácticas de alumnos en la Universidad de Málaga

El director de la ONCE en Málaga, Cristóbal Martínez y la rectora de la Universidad de Málaga, Adelaida de la Calle sellando el convenio, simbólicamente, dándose la mano

El director de la ONCE en Málaga, Cristóbal Martínez y la rectora de la Universidad de Málaga, Adelaida de la Calle firmaron el pasado 11 de febrero un convenio de colaboración para facilitar la inclusión en el ámbito laboral de alumnos ciegos y deficientes visuales. El contrato, que tiene una duración inicial de un año, se renovará de forma automática anualmente.

Este acuerdo, que favorece a los alumnos o titulados discapacitados que podrán realizar prácticas en la Fundación General de la Universidad de Málaga, impulsa, además, la promoción de demandantes de trabajo y mejora de empleo de los inscritos en la bolsa de la ONCE para que puedan integrarse en la estructura laboral de la Fundación.

Así, la Organización facilitará a la Fundación General de la Universidad los datos de aquellos afiliados demandantes de empleo cuando sea necesario cubrir alguna vacante que pueda ser ocupada por ellos dentro de dicha Fundación.

Con la firma de este convenio la ONCE se compromete a proporcionar a sus afiliados el material de adaptación de puestos de empleo y formación, mientras que la Fundación General de la Universidad de Málaga realizará un seguro de accidentes y otro de responsabilidad civil a los alumnos en prácticas.

Cristóbal Martínez aseguró que este acuerdo “abrirá un poco más las puertas del mercado laboral” a los afiliados de la organización, un objetivo que la ONCE lleva desarrollando desde sus inicios. Por otro lado, el convenio prevé realizar jornadas y talleres para reforzar a la concienciación social a favor de la normalización de las personas con discapacidad.

Este acuerdo refuerza y consolida la estrecha relación que mantienen ambas instituciones y representa la lucha que cada vez emprenden más organismos para lograr la plena inclusión de las personas con discapacidad visual o física.

Mejoras en los Taxis accesibles

La Fundación ONCE y el CERMI (Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad) presentaron el pasado 2 de febrero en Málaga el Libro Blanco del Eurotaxi “Un taxi para todos”, un documento que analiza los principales problemas detectados por los agentes implicados en este sector y las líneas de actuación propuestas para la implantación del taxi accesible en todos los municipios.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, el presidente del CERMI, Luis Cayo, la representante del IMSERSO, Elena Martín-Asín, el vicepresidente ejecutivo de Fundación ONCE y el director de Accesibilidad Universal de Fundación ONCE posan con el Libro Blanco del Eurotaxi
El acto contó con la presencia del alcalde de Málaga, Francisco de la Torre; la representante del IMSERSO, Elena Martín-Asín; el vicepresidente ejecutivo de Fundación ONCE, Alberto Durán; el presidente del CERMI, Luis Cayo Pérez Bueno, y el director de Accesibilidad Universal de Fundación ONCE, Jesús Hernández, encargado de exponer el contenido del documento.

Según explicó Hernández, el objetivo del Libro Blanco del Eurotaxi era el de analizar un proyecto pionero impulsado por Fundación ONCE con la colaboración del IMSERSO para conseguir un servicio del taxi normalizado. “Veinte años después del inicio del proyecto”, señaló Hernández, “nos preocupa la situación de este servicio que no se acaba de consolidar de una manera sostenible”.

En concreto, se refirió a la normativa que prevé que la implantación del taxi accesible alcance un 5% del total de las flotas de taxis en 2017, lo que supondrá aproximadamente quintuplicar la cifra de los existentes en la actualidad. Según reconoció, en la actualidad sólo Palma de Mallorca alcanza ya ese 5% mientras que el resto de municipios están muy por debajo con una media nacional que se sitúa en el 1%.

Tras la presentación, el vicepresidente ejecutivo de Fundación ONCE, Alberto Durán, se refirió a la publicación de este Libro Blanco como una oportunidad de recordar a todos cuál es la situación siete años antes de que se cierre el plazo legal, “con mucho margen de maniobra para que se tomen soluciones y que nadie se quede en fuera de juego”. “Si no se hace nada no cumpliremos en 2017. Se ha avanzado mucho en transportes pero todavía queda mucho por mejorar para que el derecho a la movilidad de las personas con discapacidad no se quede en algo recogido en una norma”, insistió.

Balance actual del proyecto

En la misma línea se manifestó el presidente del CERMI, Luis Cayo Pérez Bueno, quien aseguró que el balance actual “tiene claroscuros”. Según él, se ha avanzado “al ralentí”, y a ese ritmo no se llegará al cumplimiento en 2017. En su opinión, es necesario ser “más ambiciosos” y apostar por un taxi para todos. “Llegar a lograr que todos los taxis sean accesibles desde el principio olvidándonos de cuotas”.

Por último, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, señaló que este documento es “una oportunidad para hacer una reflexión y tomar un impulso que lleve a la posibilidad de tener un taxi para todos. Este es el mensaje para que el usuario lo conozca y lo demande, también para la industria y todo el sector”, concluyó.

El documento responde a la apuesta de Fundación ONCE por mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad, cuestión para la que considera imprescindible seguir impulsando el transporte accesible y, en particular, la modalidad del taxi para todos o eurotaxi.

Para Cristóbal Martínez Fernández, director de la ONCE en Málaga, el documento es muy “interesante” ya que “hace un recorrido del panorama en las ciudades de España, trata el uso que le dan las personas discapacitadas al taxi accesible y lo considera un estudio transversal de la historia durante estos 20 años y de la situación actual” en la que se encuentran estos vehículos.

En este sentido, el libro recapitula lo actuado, analiza la perspectiva de los distintos agentes y describe las estrategias que permitan posicionar al servicio del taxi accesible en España entre los más competitivos y sostenibles de Europa.

En concreto, las desventajas o problemas que perciben los usuarios tienen que ver con la dificultad en la solicitud del servicio, el precio, el elevado tiempo de espera debido a la escasez de flota y la falta de homogeneidad del servicio de un municipio a otro.

Por su parte, la industria ve con preocupación los sistemas de homologación, la seguridad y comodidad de los habitáculos y los costes de las adaptaciones. El desconocimiento de la normativa y la falta de formación e información son otras de las deficiencias que recoge el documento.

Por todo ello, el Libro Blanco establece una serie de propuestas de mejora que pasan, en primer lugar, por la creación de un sistema de registro de datos sobre la flota de taxis accesibles. Medidas económicas que faciliten su uso, mediante bonotaxis o incentivos; sistemas de comunicación accesibles para la solicitud del servicio; ventajas económicas y beneficios fiscales dirigidos a los profesionales del taxi; mejoras en la explotación de cada licencia de eurotaxi, y actuaciones de fidelización, son otras de las líneas de trabajo.

Pionera en el acceso al trasnporte público

Desde el pasado miércoles 9 de febrero, las paradas de autobuses y los propios vehículos públicos de la ciudad de Málaga cuentan con un sistema de audio para facilitar el acceso a las personas con discapacidead visual.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre y el director de la ONCE en Málaga, Cristóbal Martínez en una de las paradas de autobuses adaptadas
El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, los concejales de Movilidad, Juan Ramón Casero, y de Accesibilidad, Raúl López y el director de la ONCE en Málaga presentaron durante la jornada todas las novedades que comtempla este nuevo sistema.

El nuevo procedimiento para personas con deficiencia visual dispone de una señalización en braille en las marquesinas donde aparece información sobre las líneas, el número de paradas, teléfonos de información por voz y mensajería corta y, por último, origen y destino de la línea. Esta característica se completará con la emisión de tarjetas para el acceso a los autobuses también en braille.

Cirstóbal Martínez y Francisco de la Torre en uno de los autobuses donde se activa el sistema de audio con un mando
El proceso de utilización del novedoso sistema consiste en activar el sistema a través de un mando a distancia que poseerá la persona discapacitada, el mismo que se usa para la apertura de semáforos en pasos de peatones. Cuando se haya activado, en aquellas paradas que dispongan de panel de llegadas, éste enviará la información en forma de mensajes de audio. Además en el interior de los vehículos también se ha instalado un sistema por el cual se puede activar un audio que informe sobre el trayecto realizado.

Estas medidas responden a las acciones que el Ayuntamiento de Málaga está realizando para favorercer la accesibilidad en los últimos años, como la adaptación de la flota de autobuses a personas con movilidad recudica o la incorporación de una tarjeta que reduce el precio de los viajes a las personas con discapacidad.