El CRE busca una mayor relación en red entre los padres, profesores y alumnos

El Centro de Recursos Educativos de la ONCE en Sevilla celebró el pasado sábado 22 de enero, un encuentro en el que participaron 21 familias del ámbito del CRE y numerosos profesionales del centro, que atiende a Andalucía, Extremadura y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

Mesa de debate en la que se encuentran algunos de los participantes que intervinieron en la Jornada
El objetivo de las jornadas se centró en impulsar y motivar la participación activa de padres y madres de los alumnos con discapacidad visual en la educación de los niños. “El objetivo primordial es dar conocer a las familias el modelo educativo que impartimos”, afirmó Manolo Cruzado, director del CRE en Sevilla, ya que “la ONCE, como institución prestadora de servicios, va a estar de ahora en adelante siempre presente en la vida de sus hijos”.

Durante todo el sábado, padres y alumnos, trabajaron sobre las dificultades y las características que conlleva abordar y asumir la discapacidad visual. Reconocidos afiliados contaron de forma amena la historia de la ONCE, entrelazada con sus propias vivencias personales, que sirvió para crear un punto de referencia para los padres y un modelo a seguir para los hijos.

La jornada concluyó con una comida en la que los padres manifestaron su interés por continuar realizando este tipo de encuentros al mismo tiempo que pudieron formular, de manera distendida, dudas sobre la educación de los niños. Cruzado felicitó a los asistentes al “valorar el interés y el buen resultado producido entre padres y madres en ésta intensa jornada”.

Mesa de conferencia y asistentes en el salón de actos donde se realizó la Jornada

Jornada por la paz y la no violencia

Por otra parte, el CRE celebró la Jornada por la paz y la no violencia el pasado 31 de enero, un acto cargado de simbolismo y de contenidos didácticos que fue realizado por los propios alumnos del centro.

El trabajo previo a la Jornada se basó en la selección de una serie de cuentos y fábulas de diferentes culturas, que contienen mensajes moralizantes para contribuir a la buena conducta entre las personas y, sobretodo, promover la paz. Los alumnos, trabajaron de forma tutorizada y reflexiva sobre la procedencia de las narraciones y su historia.

Varios alumnos del Centro de Recursos Educativos disfrazados de ratón durante una de las representaciones
Las cuatro obras seleccionadas fueron el cuento tibetano “El gato y los ratones”, sobre el que trabajaron la Unidad de Sordociegos de Primaria; el cuento chino “El viejo allanamontañas”, estudiado por el Tercer Ciclo de Primaria; el cuento ruso de Tolstoi “Las tres preguntas” que trabajó Secundaria y por último, el cuento de los indios misquitos, procedentes de Nicaragua, “Tío jaguar, tito toro, tío conejo” trabajado por el Primer Ciclio de Primaria.

Las representaciones, fueron amenas, divertidas y reforzaron la adquisición de unos valores que son fundamentales para que las labores de integración social se lleven a cabo en la sociedad actual y entre las personas discapacitadas y deficientes visuales.