Los diez mejores vendedores andaluces del año reciben el reconocimiento de la ONCE

La ONCE ha elegido a sus mejores vendedores durante 2010. Hombres y mujeres que consideran que el futuro de la Organización está en el TPV y que creen que la clave de su éxito está en ganarse la confianza del público, la cercanía a los clientes. En diciembre recibieron el reconocimiento de sus compañeros en sus respectivos ámbitos territoriales. El próximo 14 recibirán el homenaje de toda la Organización en un acto que presidirá en Madrid el presidente de la ONCE, Miguel Carballeda.

Una comisión integrada por gestores comerciales, directores de Agencias de la ONCE en la provincia, jefes de Departamento y el subdelegado territorial en Andalucía han tenido en cuenta para su elección parámetros cuantitativos, como la media de venta o el porcentaje de ventas a través del TPV, el terminal punto de venta; pero también cualitativos, como su actitud en el puesto de trabajo, su grado de implicación en la vida institucional de la ONCE y su compromiso con la labor social, su simpatía y empatía con el público o la imagen que proyecta.

Estos son los vendedores del año 2010 en Andalucía.

ALGECIRAS

Manuela Camacho Núñez, 46 años, vendedora desde 2000, deficiente visual, vende el cupón por las mañanas desde su kiosko ubicado en la Plaza Juan de Lima, y por las tardes lo hace de manera ambulante frente al Corte Inglés. “Me gusta hacerme amiga de la clientela, tratarlos como si fueran de la familia” –afirma-. Manuela, pertenece a la quinta generación de una familia de vendedores de la ONCE, y ya de pequeña jugaba a vender cupones. “Vender cada día es lo que más alegría me da”, afirma. A su juicio, el sistema de venta por TPV “está dando una seguridad enorme a los vendedores”. En este sentido se muestra “muy orgullosa” al recordar que fue ella la primera en utilizar el terminal en Algeciras.

Manuela Camacho Núñez, vendedora del año en ALgeciras

ALMERÍA

Juan José Marruecos Vázquez, 51 años, vendedor desde 1981, deficiente visual, vende en la calle Hermanos Pinzón de la capital almeriense, su localidad natal. , y acaba de recibir el reconocimiento de la ONCE por su trabajo en Almería. “El éxito está en echar muchas horas, tener mucha paciencia y tener siempre una sonrisa para los clientes”. “Es TPV una herramienta de trabajo estupenda –añade- todavía hay clientes reacios pero cada vez más los hay que les jugar con un número determinado”.

Juan José Marruecos Vázquez, vendedor del año en Almería

CÁDIZ

María del Carmen Vélez Rodríguez, 29 años, vendedora desde 2005, vende en su localidad natal, San Fernando. “Lo principal es la simpatía y el trato agradable –explica-, establecer una relación muy cordial y afectiva con la clientela”. “El TPV nos ha ayudado mucho al trabajador, nos da mucha seguridad y muchísimas ventajas a la hora de trabajar”, añade.

María del Carmen Vélez Rodríguez, vendedora dle año en Cádiz

CÓRDOBA

Manuel Repiso Molina, 42 años, vendedor desde 1999, vende entre los barrios de Carlos III y La Ladera de la capital cordobesa. “Hay que trabajar mucho, ser constante y atender siempre bien a los clientes, esa es la fórmula”, afirma. Al final, reconoce, acaba estableciendo una vinculación “bastante personal con los clientes, que te cuentan su vida y eres como uno más de su círculo social”, explica. En su opinión, el TPV “es la herramienta fundamental que ha hecho la ONCE para nosotros –subraya-. El cupón impreso siempre estará pero el futuro será el TPV porque puedes elegir el número que quieras y para el vendedor es una herramienta de trabajo mucho más segura y mucho más eficaz”, dice.

Manuel Repiso Molina, vendedor del año en Córdoba

GRANADA

Miguel Ángel Vázquez Verdejo, 45 años, vendedor desde 1986, vende en una ruta de localidades a la falda de Sierra Nevada entre Cenes de la Vega, Dudar y Quentar. “La clave está en el día a día con los clientes, ser agradable y simpático. Si eres un mala follá vendes poco, esa es la verdad”, reconoce. “¿El TPV el futuro? Totalmente, cada vez la gente quiere números más detallados, no ya terminaciones concretas, son más exigentes y el TPV responde a sus demandas”, dice.

Miguel Ángel Vázquez Verdejo, vendedor del año en Granada

HUELVA

Luis Carlos Martínez del Toro, 34 años, vendedor desde 1999, vende en su localidad natal, Bollullos par del Condado. “La clave de las ventas está en el comportamiento, tratar al cliente educadamente, con respeto. Yo me hago ver sin molestar y me funciona”, reconoce. Confía en el TPV como futuro aunque considera que “el papel impreso no debe desaparecer porque es como nuestro uniforme para el público”, dice.

Luis Carlos Martínez del Toro, vendedor del año en Huelva

JAÉN

Joaquín Simón Fernández, 42 años, vendedor desde 1994, vende de forma ambulante por la ruta entre Campillo de Arenas y Noalejo. “Hay que dedicarle tiempo y luchar cada día por hacerlo mejor”. El vendedor se declara “enormemente feliz trabajando cada día en la calle rodeado de gente” y dice, además, sentirse “muy orgulloso de formar parte de una empresa que hace tanto por tanta gente”.

Joaquín Simón Fernández, vendedor del año en Jaén

JEREZ

Juan Antonio Nohales Arias, 37 años, vendedor desde 2009, vende en El Puerto de Santa María. “La constancia, la fidelidad de los clientes es lo importante, que vean que siempre estás ahí, a las mismas horas en los mismos sitios y tratarlos bien, si das una mala contestación, adiós, los has perdido”, explica. Para él, el TPV “tiene muchas ventajas para los vendedores” aunque reconoce que hay todavía clientes que se resisten a dejar el cupón impreso.

Juan Antonio Nohales Arias, vendedor del año en Jerez

MÁLAGA

Antonio Gutiérrez Anaya, 54 años, vendedor desde 1987, vende en un kiosco situado en la avenida del Mediterráneo en El Rincón de la Victoria, su localidad natal. “El afecto, el cariño y la confianza de la clientela, esa la principal manera de ganarse al público”, afirma. “El TPV es la herramienta muy válida porque da muchas variedades de números a los clientes. Es una cosa maravillosa. El futuro es ese, desde luego”, subraya.

Antonio Gutiérrez Anaya, vendedor del año en Málaga

SEVILLA

Vidal Alcántara Flor, 42 años, vendedor desde 2007, deficiente visual, vende de forma ambulante en Isla Mayor, su localidad natal. María Teresa Barrera Soto en Sevilla Este y Flora Flores Cuenca en la zona del hospital de Valme han sido elegidas como las mejores vendedoras en la capital andaluza y Vidal Alcántara el vendedor del año en la provincia. “Hay que estar pegado a la gente –afirma Alcántara-. Muchas horas de calle y tratar a la gente muy bien, saber llegar a los clientes, ser agradable y darles cariño. Si das cariño recibes también mucho cariño”, afirma. En su opinión,”es mejor llevar la máquina que el papel impreso. Y quiero convencer a los clientes que el futuro está en la tecnología”, dice.

Vidal Alcántara Flor, vendedor del año en Sevilla