Mar Moreno y Micaela Navarro aseguran en la ONCE que la austeridad no chocará con el compromiso social

De izquierda a derecha, Gonzalo Rivas, Micaela Navarro, Ángeles Cózar, Mar Moreno, Patricio Cárceles y Mónica Madrid en el patio de la Delegación Territorial Reportaje gráfico: José Antonio Ortega

Las consejeras de Presidencia y de Igualdad y Bienestar Social de la Junta de Andalucía, Mar Moreno y Micaela Navarro, respectivamente, presidieron el pasado 17 de noviembre una reunión del CERMI-Andalucía, celebrada en la sala de juntas de la Delegación Territorial de la ONCE, en la que explicaron las prioridades económicas de la Junta para el próximo año.

Las consejeras fueron recibidas a las puertas de la Delegación Territorial por el delegado territorial en Andalucía, Patricio Cárceles, la presidenta del CERMI-Andalucía, María Ángeles Cózar y la presidenta del Consejo Territorial de la ONCE en Andalucía, Mónica Madrid. En la reunión participó también el director general de Personas con Discapacidad de la Junta, Gonzalo Rivas.

Se trataba del cuarto encuentro de la ronda de contactos que el Gobierno andaluz está manteniendo con los principales agentes sociales y económicos de la Comunidad Autónoma para abordar la agenda de iniciativas y de reformas puestas en marcha para impulsar la recuperación económica y la creación de empleo, “sin duda, la preocupación principal que tiene el Gobierno andaluz”, según dijeron en su comparecencia ante los medios antes de entrar en la reunión.

Imagen de un momento de la reunión en la sala de juntas de la Delegación TerritorialMar Moreno, destacó el esfuerzo que realiza el Gobierno andaluz a la hora de establecer sus iniciativas para que “la austeridad, que es obligada para el conjunto de las políticas, no choque con el compromiso social”. La consejera de Presidencia y Portavoz del Gobierno detalló que esta agenda está orientada a la salida de la crisis gracias a un “cambio de modelo productivo”, que permita tener “un suelo económico más sólido, más resistente a otras crisis económicas, más equilibrado, y, sobre todo, que nos permita tener un alto techo social”. En este sentido, explicó que los presupuestos de la Junta de Andalucía reflejan un “esfuerzo extraordinario por mantener las políticas sociales”.

El 78%, a políticas sociales
En este sentido recordó que, pese a que las cuentas de la Junta de Andalucía para 2011 reflejan una reducción del 6% con respecto al año anterior, el conjunto de las políticas sociales crecen tres puntos. “Pasamos de un 75% global, a que estas partidas representen el 78%”, dijo Moreno, quien destacó el trabajo del Ejecutivo para “dimensionar muy bien los objetivos del presupuesto y que vayan, por una parte, a la iniciativa económica y la generación de empleo y, por otra, al gasto social, que no solamente no decrece, sino que supone un esfuerzo presupuestario mayor”.
Asimismo, subrayó el acuerdo alcanzado recientemente por el Consejo de Gobierno para elevar al 7% la reserva de plazas para las personas con discapacidad en la oferta de empleo público de este año. La consejera apuntó que esta iniciativa “certifica tanto el compromiso del Gobierno andaluz con la función pública, como con la integración laboral de las personas con discapacidad”.

De izquierda a derecha, Mar Moreno, Ángeles Cózar y Micaela Navarro, en su comparecencia ante los mediosLa titular de la Presidencia explicó que estas decisiones del Gobierno en materia social se toman en un momento de dificultades presupuestarias, pero “creemos que va a ser el último año de la recesión y estamos convencidos de que 2011 va a ser el primer año de la recuperación económica”.
En este contexto, la consejera señaló que, junto a este mantenimiento de las políticas sociales, la Junta está desarrollando una “importante agenda para salir de una de las crisis más fuertes”. Entre otras medidas, los “7.500 millones de euros aprobados en los últimos consejos de Gobierno”, que están dirigidos “al empleo verde, a la internacionalización de la economía andaluza y a potenciar sectores muy fuertes de la economía, como la agricultura y el turismo”.
En el capítulo de reivindicaciones, la presidenta del CERMI entregó un documento a las consejeras del Gobierno andaluz en el que, entre otras peticiones, la organización que representa a todos los colectivos de la discapacidad en Andalucía reclama la creación de un marco normativo que regule la atención temprana como derecho para todos aquellos que lo necesiten. María Ángeles Cózar pidió también que se recuperen las reuniones de trabajo con la Dirección General de Participación e Innovación Educativa y que se eviten los recortes en las subvenciones a las actividades extraescolares y abogó por dar continuidad a los proyectos iniciados dentro del Plan de Empleabilidad para Personas con Discapacidad en Andalucía 2007-2013.