Los mayores de la ONCE participan en Sevilla en la tercera campaña ‘Por un millón de pasos’

Grupo de la ONCE que participa cada jueves en el proyecto 'Por un millón de pasos' en el Patio central de la Delegación Territorial de la ONCE en Sevilla

La ONCE de Sevilla se ha sumado a la tercera edición de la campaña ‘Por un millón de pasos’, impulsada por la Consejería de Salud para promover la actividad física mediante el reto de alcanzar un millón de pasos en un mes y combatir así el sedentarismo como forma de vida.

El subdelegado territorial de la ONCE en Andalucía, Ventura Pazos, y el delegado de la Consejería de Salud en Sevilla, Tomás Martínez, suscribieron el pasado día 4 de octubre el acuerdo de colaboración por el que la ONCE se adhiere, por tercer año consecutivo, a esta iniciativa. De esta forma, grupos de mayores ciegos y deficientes visuales sevillanos van a participar los jueves en recorridos específicos en los que contarán los pasos dados, por participante y por grupos, para completar el objetivo propuesto.

En ediciones anteriores, los miembros del Club de Mayores de la ONCE de Sevilla superaron el reto de alcanzar un millón de pasos en un mes, en la primera edición del Proyecto. En la segunda edición realizaron un viaje imaginario que unió la distancia que separaba Sevilla de Coupray (Francia), ciudad natal de Louis Braille, inventor del sistema de lectoescritura para ciegos.

Firma del convenio de colaboración por el subdelegado territorial de la ONCE en Andalucía, Ventura Pazos, y el delegado de la Consejería de Salud en Sevilla, Tomás Martínez
En esta tercera edición, el propósito es unir la distancia que separa Sevilla con Madrid (ida y vuelta). El logro de este nuevo reto se estima en la realización de 2.200.000 pasos con la previsión de alcanzarlos antes del próximo 16 de diciembre. Y en esta ocasión la iniciativa se desarrolla en doble dirección, en sentido figurado, y también en doble sentido porque los afiliados de la ONCE de Madrid realizarán el mismo recorrido para cruzarse en el camino aunque sea ficticiamente, facilitando así la incorporación de nuevos participantes en la iniciativa.

Por un millón de pasos

En una de las jornadas de los jueves el grupo de la ONCE llegó caminando hasta la La Fundación Tres Culturas del Mediterráneo con sede en la Isla de la Cartuja de Sevilla. El grupo aprovechó la visita para recorrer la muestra de artesanía marroquí que acogió la Fundación hasta el día 24 de octubre.

Grupo de la ONCE que participa cada jueves en el proyecto 'Por un millón de pasos' en la Fundación Tres Culturas de Sevilla
A su llegada, los afiliados fueron recibidos por la directora de la Fundación, Elvira Saint-Gerons, y por el presidente de la Cámara de Artesanía de la Wilaya de Tetuán, Ahmed Bekor. Tras unas explicaciones sobre esta muestra y su contenido, se realizó un recorrido guiado, en el que los asistentes pudieron conocer las distintas artesanías a través de las texturas de los objetos, desde la dureza de la forja a la suavidad de los caftanes y alfombras, pasando por el sonido de la madera al ser tratada por las manos de estos maestros.

El Proyecto ‘Por un millón de pasos’ impulsado por la Consejería de Salud, desde una iniciativa de las Distritos Sanitarios Sevilla Norte y Costa del Sol, está directamente vinculado a la Educación para la Salud sobre Cardiopatías, Obesidad, Oncología, Diabetes y Salud Mental, dado que la propuesta de pasear en grupo promueve redes sociales directamente vinculadas a determinantes y factores que intervienen en estas patologías. Con el apoyo de la Organización Mundial de la Salud, la iniciatia se enmarca dentro del Plan de Actividad Física y Alimentación Equilibrada de la Consejería de Salud.

‘Por un millón de pasos’ pretende aproximar iniciativas a la ciudadanía y sus asociaciones que, más allá de informar y transmitir lo que hay que hacer sobre el ejercicio físico, promuevan acciones que den respuesta al “cómo hacer” en base a diseños atractivos y económicamente asumibles.

Accesibilidad en Jaén

Por otra parte, en la provincia de Jaén, se presentó el pasado mes de octubre, el programa “Henuac”, una plataforma informática que permite que una persona que disponga de conexión a Internet pueda informarse sobre itinerarios urbanos que no presenten problemas de accesibilidad, o del grado de accesibilidad de edificios, recursos turísticos, culturales, servicios, etc.

El director de la ONCE en Jaén, el consejero para la discapacidad de Andalucía y la consejera de Igualdad y Bienestar Social
El sitio web de “Henuac”, señala los puntos que pueden suponer una barrera para cualquier persona con discapacidad, y también incluye una herramienta de participación ciudadana para que los usuarios puedan enviar sus propuestas acerca de los puntos no accesibles que se encuentren. Con esto, se pretende ir añadiendo nueva información a la página, pero también se para que se puedan tomar las medidas oportunas para acabar con las barreras. La página web ofrece todo este tipo de información en audio.

El programa se presentó en un acto presidido por la consejera de Igualdad y Bienestar social de la Junta de Andalucía, Micaela Navarro, en el que también estuvieron presentes la directora general del IMSERSO, Purificación Causapié, el vicepresidente de Igualdad y Bienestar Social, Manuel Fernández, la directora técnica de la empresa Biestable, que ha sido la encargada de ejecutar el proyecto, Lucía Lucas, y el director administrativo de la ONCE en Jaén, Pascual Gualda.

“Henuac”, se enmarca dentro de programa puesto en marcha por las Administraciones públicas que persigue la destrucción de barreras y la igualdad de oportunidades. Navarro, que explicó que se han invertido 900.000 euros en la elaboración de los Planes de Accesibilidad, ha manifestado que los responsables políticos deben tomar estos planes como manual porque a partir de ahora “no hay que eliminar barreras sino que hay que construir sin barreras”.

Puertas abiertas en Málaga

Por otro lado, la ONCE de Málaga ha puesto en marcha un año más su programa de puertas abiertas por el que se pretende acercar a los estudiantes malagueños la realidad de las personas ciegas y deficientes visuales, y los servicios que la ONCE les proporciona.

En ediciones pasadas, más de un millar de jóvenes malagueños pudieron conocer de primera mano qué es la ceguera. La visita al centro de la ONCE permite a los jóvenes tomar contacto con el sistema braille, con el material tiflotécnico que utilizan las personas ciegas, así como sentir durante unos minutos la sensación de no disponer del sentido de la vista en una actividad programada en la Sala de Movilidad.

En la presente edición, cada miércoles un grupo de alumnos de distintos centros educativos de Málaga tienen previsto acudir a las Jornadas de puertas abiertas. El pasado 20 de octubre, 27 jóvenes estudiantes de Lengua de Signos del I.E.S. La Rosaleda, acudieron a la cita. La experiencia resultó, dicen, “sumamente interesante”.