Entrevista a Belén Maraver, directora del Confortel Calas de Conil de Cádiz

Belén Maraver, directora del Hotel Calas de Conil, junto a la piscina del vacacional

Jerezana, joven y mujer, para Belén Maraver (Jerez de la Frontera, 1972) no hay barreras a la hora de desarrollar su trabajo como directora del Confortel Calas de Conil. Desde el 2006 está al frente del vacacional gaditano. Un destino ideal de vacaciones tanto por su ubicación como por los servicios que ofrece.

¿Era usted de las que desde niña lo tenía claro y decía eso de “mamá quiero ser directora de hotel”?
No, no, yo quería ser veterinaria.

¿Cómo llegó entonces hasta aquí?
A través de los viajes y los idiomas me fue gustando el mundo del turismo. Fue el conocer Europa, el irme fuera de España cuando me empezó a gustar el mundo del turismo. Una vez que acabé la carrera, me dieron la posibilidad de hacer el curso de formación de directores de hoteles y me encantó.

¿Qué piensa de los europeos y de los españoles, usted, que ha viajado por todo el mundo?
Que somos muy diferentes. Muy distintos en todo. En costumbres… en todo. Pero yo creo que cuando uno sale fuera de casa se da cuenta de lo bien que se vive en España. Y es verdad, ya sea en el país que sea, cómo viven los españoles no vive nadie.

Tras tantos años al frente de hoteles, cuando miras hacia atrás, ¿el mundo de la hostelería es lo que usted esperaba?
En este mundo te llevas muchos desencantos, porque tienes que estar 24 horas al pie del cañón. Le coges mucho cariño al cliente. A veces te tomas las cosas un poco como personal. Y te das cuenta que, al final, son clientes, no son amigos. Pero el objetivo es que todo el mundo se encuentre lo mejor posible. Yo siempre me he encargado de eso, de que todos se encuentren como en casa, y lo más importante, que vuelvan. Y esa es la idea. Si se consigue eso, es que hemos hecho un buen trabajo.

¿Marca estilo a la hora de dirigir un hotel?
No es tanto lo que yo hago, sino lo que hace siempre cada empleado de cualquier hotel de Confortel. Sólo nos importas tú y el cliente es lo primero.

¿Cuál es el perfil de cliente de Confortel Calas de Conil?
Muy familiar. Con niños. Muy casero. Muy cariñoso y que busca un sitio tranquilo dónde se le trate con mucho cariño. Donde los padres estén agusto y donde los niños también.

Tres razones por las que no perderse una estancia en éste hotel
La calidad humana de nuestro personal. El sol y la playa, que la tenemos aquí al lado. Y la calidad y el servicio que ofrecemos en todas nuestras instalaciones.

Contáis con una cala privada para los clientes del hotel que es una maravilla…
Si, sin duda. Eso y la puesta de sol es lo que nos hace diferentes. Tenemos la mejor vista de la puesta de sol de toda la provincia.

¿Echa de menos ser la que se queda en casa mientras otros se van de vacaciones?
No, la verdad es que no. Llevo tantos años con este tipo de trabajo que me gusta. Y prefiero irme de vaciones cuando otros se quedan en casa, vas mucho más tranquilo.

¿Qué es lo que usted le pide a un buen hotel?

Calidad humana, sobre todo. Y tranquilidad.

Las mujeres vienen pisando fuerte, ¿con tacones o sin ellos a qué gran barrera se ha enfrentado como directora del hotel? ¿Hay machismo en el mundo hotelero?
Especialmente en el mundo hotelero, no. Pero está claro que sigue existiendo machismo para las mujeres, sobre todo en ciertos ámbitos de trabajo. Pero yo creo que cada vez menos. Un poquito aún sí, pero mucho menos que antes. Cada vez menos.

Los hoteles Confortel lideran la oferta hotelera en España, ¿El Confortel de Conil es la “joya de la Corona”?
No, no, en absoluto. Todos los vacacionales de Confortel la verdad es que llevamos el mismo esquema, funcionamos con el mismo objetivo de compromiso hacía el cliente, que el cliente repita. Y bueno, cada Confortel yo creo que es “la joya de la corona” de los hoteles de su zona. Nosotros lo somos aquí en Cádiz. El de Islantilla, en Huelva no hay otro mejor. Y el de Caleta, pues en Caleta no hay otro mejor. Porque seguimos todos el mismo esquema.

¿Cómo se plantea el verano para el hotel?
La verdad es que muy bien. Estamos muy contentos. Tenemos un servicio de todo incluido que es lo que prima ahora en época de crisis. El cliente viene con todo hecho y todo pagado y está encantado. Bien atendido, la calita, la puesta de sol, y un trato maravilloso. Si que es verdad, que estamos vendiendo mucho paquetes de última hora. Pero al final, se está vendiendo casi igual de bien que en años anteriores.

¿Cuál es la media de ocupación del hotel este verano?
En torno a un noventa por ciento.

Tras la victoria de España en el Mundial de fútbol supongo que el plato estrella del hotel este verano será la tapa de pulpo, ¿no?
(Risas) Pues tenemos pulpo aliñado y a la gente le encanta. Aquí es que la victoria del Mundial se celebró mucho y muy bien. Pusimos una pantalla gigantesca, creamos ambiente, invitamos a champán a todos… Todos los clientes estuvieron bailando. Y muy bien. La verdad es que muy bien, hubo un ambiente buenisimo. Ese día ganamos todos. Fue un día en el que estuvimos juntos clientes y personal todos celebrando lo mismo.

¿Alguien a quien admire?
Supongo que a mi madre.

¿Aficiones, a parte de ser directora de hotel?
El tenis y el padel.

¿Para usted qué es lo más importante?
La familia. La familia es lo más importante.

Y, ¿Un deseo para este verano?
Que siga el positivismo que hay ahora mismo en España, porque entre todos “podremos”. Porque ahora mismo hay un positivismo muy grande, muy buen feeling, creo yo que gracias a la victoria en el Mundial. La gente está muy positiva, con muy buen humor y con ganas de vacaciones. Y ese es mi deseo, que sigamos todos así de positivos.

Belén Maraver muy sonriente junto al logo del Hotel

Esther Romero