Los diputados andaluces reciben el orden del día en braille del pleno de la Ley de Muerte Digna

La presidenta del Parlamento sostiene en sus manos el orden del día en braille entregado por el delegado territorial de la ONCE en Andalucía junto al subdelegado y la presidenta y vicepresidenta del Consejo, a la entrada del salón de plenosFoto: Elisa Arroyo

El Parlamento de Andalucía ha puesto el broche final a la celebración del 200 aniversario de Louis Braille en la Comunidad Autónoma, con la edición impresa en braille del orden del día de la sesión plenaria de los días 17 y 18 de marzo, un pleno intenso en lo político porque abordó el debate final del Proyecto de Ley de derechos y garantías de la dignidad de la persona en el proceso de la muerte, que aprobó por unanimidad.
El delegado territorial de la ONCE en Andalucía, Patricio Cárceles, y la presidenta del Consejo Territorial de la ONCE, Mónica Madrid, entregaron el primer ejemplar del orden del día del pleno a la presidenta del Parlamento de Andalucía, Fuensanta Coves, antes de que los Servicios de la Cámara distribuyeran el ejemplar a los 109 diputados, que incluía un alfabeto del sistema de lecto-escritura. En el acto, participaron además el subdelegado territorial de la ONCE en Andalucía, Ventura Pazos, y la vicepresidenta del Consejo Territorial, órgano de representación de los afiliados de la ONCE, Amparo Cruz.

La presidenta del Parlamento acaricia la perra guía de la vicepresidenta primera del Consejo Territorial

Tras agradecer a la Mesa de la Cámara su respaldo a la iniciativa de distribuir el orden del día en Braille, el delegado territorial de la ONCE reivindicó su vigencia como “potente instrumento de integración social” y llamó “a la concienciación del poder político andaluz”, dijo, “para que instalen en su agenda a la discapacidad como una prioridad en todos los ámbitos”. A juicio de Patricio Cárceles, el Parlamento debe ser “el primero en hacer valer los derechos de las personas con discapacidad en igualdad de condiciones que el resto de los andaluces y debe ser exigente también con el cumplimiento de las leyes que aprueba”.
Un motivo “de orgullo”
También la presidenta del Consejo Territorial de la ONCE en Andalucía, Mónica Madrid, expresó su satisfacción por la acogida de la iniciativa en la Cámara andaluza. “Este gesto nos debe llenar de orgullo a todos los afiliados andaluces que debemos sentir al Parlamento como símbolo de nuestra representación”, dijo.

La presidenta del Parlamento destacó la relevancia que tiene, a su juicio, el hecho de que el orden del día del pleno esté disponible por primera vez en el sistema braille. “Es un gesto de un significado que quiero remarcar”, dijo agradeciendo la colaboración de la ONCE en esta iniciativa. “Es un gesto, pero hay gestos que son muy importantes y que este Parlamento debe agradecer”, afirmó. Su saludo a los miembros de la ONCE, que siguieron el pleno desde la tribuna de invitados, fue acogido con el aplauso unánime de los diputados andaluces.

La importancia del Braille

La ONCE impulsa el uso del Braille en todos los ámbitos, con el fin de que las personas ciegas logren mayores cotas de autonomía personal. El etiquetado de productos farmacéuticos, de alimentación o de limpieza, la señalización de ascensores, la publicación de folletos de información, de catálogos de museos, aunque parecen pequeños pasos hacia la normalización, facilitan enormemente la vida de las personas ciegas.

El delegado territorial atendiendo a los medios de comunicación en el patio del Recibimiento del Parlamento

El Braille, además de ser un sistema de lectoescritura imprescindible en la educación de los 7.500 niños y jóvenes españoles ciegos y deficientes visuales (1.900 de ellos andaluces), es una de las puertas que les introduce en las nuevas tecnologías y la sociedad de la información. Por ello, a través de la Comisión Braille Española, la ONCE trabaja para adaptar este sistema de lectoescritura a las nuevas necesidades de la sociedad de la información, lo que les ha abierto múltiples posibilidades laborales, de educación o de ocio.

Productora mundial del braille

La ONCE pone a disposición de sus afiliados 90.000 títulos oficialmente publicados adaptados y accesibles; más de 57.000 son títulos en braille y sonido, a los que ahora también pueden acceder a través de Internet en la página http://www.once.es/. Además, presta apoyo a los estudiantes para la impresión de apuntes y otros textos, de manera que más de una treintena de unidades periféricas imprimen en braille por toda España. En los procesos de edición e impresión se utilizan medios electrónicos e informáticos, escáneres, reconocedoras ópticas de caracteres, impresoras braille, etc.

En Andalucía, la ONCE aporta a esa cantidad un total de 4.800 libros, a través del Servicio de Adaptación de Recursos Didácticos y Tecnológicos del Centro de Recursos Educativos de la ONCE en Andalucía, con sede en Sevilla. En el último año el Servicio atendió cerca de 900 solicitudes y realizó 2.100 producciones (1.500 reimpresiones de obras en catálogo y 600 solicitudes de nuesva transcripción) y realizó cerca de 7.000 volúmenes en braille que supusieron 689.000 páginas en braille y 12.600 ilustraciones de libros y documentos.

Aspecto general del salón de plenos con los responsables de la ONCE en la tribuna de invitadosEspaña es líder mundial en producción de impresoras braille, a través del Centro de Investigación y Desarrollo de Aplicaciones Tiflotécnicas (CIDAT), que exporta impresoras para el uso de los ciegos de todo el mundo. Además, se donan unidades completas a compañeros ciegos que viven en países en desarrollo para que puedan contar con puntos de acceso a la información y el conocimiento.