Miguel Caballeda elogia la profesionalidad y compromiso de los vendedores de la ONCE

El presidente de la ONCE entrega el galardón al vendedor del año en Almería, José Miguel DelgadoReportaje gráfico: Javier Regueros

Madrid se rindió ante los vendedores de la ONCE del año 2009. Los mejores vendedores de las diez Direcciones Administrativas andaluzas y el mejor vendedor de 2009 en Andalucía compartieron cena de gala el pasado 5 de febrero para recibir el homenaje de toda la ONCE a su labor y a su esfuerzo junto con el resto de vendedores del año de todo el país.
El acto, celebrado en el Hotel Confortel Atrium, contó con la máxima representación institucional de la ONCE, encabezada por el presidente del Consejo General, Miguel Carballeda, que quiso expresar así el cariño y el agradecimiento por el trabajo realizado en el último año en la red de ventas. Junto a Miguel Carballeda participaron el vicepresidente primero del Consejo General, Mario Loreto, el presidente de la Comisión de Juego, Ismael Pérez, el director técnico de Control Financiero y Auditoría, Julio Miguel, y varios consejeros generales. Por parte de Dirección General participaron el director general, Ángel Sánchez, el director general adjunto de Juego, César Palacios, el de Operaciones de Juego, Severino Rodríguez y el director Comercial y de Marketing Luis Natalio, entre otros altos cargos.

Miguel Carballeda entrega el galardón al vendedor del año en Algeciras, Juan CorralesNadie quiso perderse una noche que fue de mucha emoción no sólo para los homenajeados sino para todos los que compartieron esas horas de felicidad colectiva, como quedó bien patente en la entrega de galardones, tras la cena.

“Estoy vivo gracias a la ONCE”
El vendedor del año 2009 en Andalucía, Miguel Casanueva, de Morón de la Frontera (Sevilla), vendedor en Alcalá de Guadaíra, recibió el galardón de manos del director general Ángel Sánchez. Casanueva agradeció el reconocimiento y aseguró que “con el trabajo que estamos haciendo tenemos garantizada esta ONCE por muchos años y tenemos que seguir así”.
Los diez andaluces coincidieron en expresar gratitud, orgullo y satisfacción por pertenecer a la ONCE. “Cuando entré en la ONCE era una persona muerta”, dijo emocionado el malagueño Antonio Rioja, que vende en el acceso principal al polígono Guadalhorce y el parque comercial de Málaga Nostrum. “Y hoy estoy vivo gracias a la ONCE”. Rioja dedicó el galardón a todo el personal de la ONCE en Málaga y a su mujer, por estar siempre a su lado y apoyarle.
Ángel Sánchez y Miguel Casanueva, vendedor del año en Andalucía
Ese testimonio de agradecimiento a las parejas también fue común en todos los intervinientes. Al almeriense José Miguel Delgado, que vende en el Paseo de Almería, quiso compartir el premio con su mujer “porque me acompaña todos los días”. Como Juan Corrales, que vende en San Roque, en Algeciras, que quiso hacer de su galardón “un homenaje a esas mujeres y maridos que todos los días nos acompañan”.
La emoción se desbordó hasta el punto de impedir tomar la palabra a Concepción Carballo, vendedora en La Zubia, Granada. El cordobés Francisco Javier Ceular, tiene práctica en hablar en radio, pero al subirse al escenario la voz se le quebró también. “Ahora es más difícil hablar por lo que siginifica esta gala”, reconoció. Dedicó su galardón “a todos los que compran el cupón”.
También el onubense Juan Carlos Domínguez tuvo su momento de emoción al agradecer que pudiera contar con un intérprete durante toda la velada para sortear la barrera de su falta de audición. Vende en el barrio obrero de Huelva, entre otros muchos puntos. Se confesó muy contento porque se le reconozca su trabajo. Igual que el jienense Manuel Hayas, vendedor en Torredelcampo, que se dijo “muy orgulloso de pertenecer a esta empresa” y el jerezano Antonio Palomeque que dio las gracias en su nombre, y también en el de su familia. Y así, uno tras otro, por orden alfabético de los lugares de orígen de cada Dirección Administrativa y de cada Delegación Territorial.
Depositarios de una tradición
El director general interpretó el acto como un homenaje “a todos los que venden en la ONCE”. “Hay momentos muy duros en los que tenéis que estar al lado de la gente que también pasan dificultades –les dijo-. Vosotros sabéis lo duro que es llevar el salario a casa y lo duro que es conseguir los recursos para que otros que están peor que vosotros tengan al menos una oportunidad de ser personas”.
Foto de familia de todos los homenajeados con Miguel Carballeda y Ángel Sánchez en el centro de la imagenPara Ángel Sánchez los vendedores de la ONCE son “los depositarios de una tradición que ha hecho grande la Casa”. La tradición del esfuerzo, del trabajo, de la lucha, de la ilusión y de no arrugarse ante un problema, según explicó. “Hace falta gente como vosotros”, afirmó y les animó a trasladar ese mismo espíritu de lucha al conjunto de la red de ventas.
También el presidente de la ONCE, Miguel Carballeda, se declaró emocionado con las palabras que aquella noche se dijeron. “Nos sentimos orgullosos de compartir esta velada con vosotros y reconocer aquí vuestra profesionalidad y compromiso”, les dijo. “Las cosas eran muy distintas hace años y menos mal, peleamos por el futuro y lo compartimos con vosotros”, añadió. A su juicio, los vendedores del año forman parte “de un equipo de ventas ejemplar”.
“Llevamos toda la vida tratando de convencer a la sociedad que somos tan rentables como cualquier otro ciudadano –continuó Carballeda-. Vosotros estáis cerca del ciudadano y hemos conseguido que de esta Casa vivan de una forma u otra 124.000 personas. Somos parte de los cuatro millones de ciudadanos que tienen discapacidad. Estamos poniendo nuestro granito de arena para ser mejores, para demostrar a la sociedad española que es posible afrontar el futuro, sin permitir que nos den un codazo para quitarnos de en medio”. En este sentido puso como ejemplo al TPV como símbolo de la apuesta por las nuevas herramientas puestas a disposición de la red de ventas para mejorar sus condiciones de trabajo. “La ONCE hará todo lo posible para que trabajéis en las mejores condiciones. La unidad de todos hará que consigamos lo que nos propongamos”, concluyó.
Foto de familia del día después, los vendedores del año andaluces con el fondo del Palacio Real
Al día siguiente de la gala, que acabó de madrugada, los vendedores andaluces pudieron disfrutar de Madrid, especialmente del Madrid de los Borbones y de los Austrias, y también del Museo Tiflológico de la ONCE que visitaron, siempre acompañados por el director general adjunto de Juego, César Palacios, y del director de Operaciones de Juevo, Severino Rodríguez.