Por Talento generará 5.343 contratos laborales y formará a 6.354 alumnos andaluces en 7 años

El director general de Fundación ONCE, el delegado territorial de la ONCE en Andalucía y la presidenta del Consejo Territorial muestran a las cámaras la imagen del programa Por Talento

Un total de 24.428 personas con discapacidad de la Comunidad de Andalucía se beneficiarán del Programa Por Talento, una iniciativa auspiciada y cofinanciada por el Fondo Social Europeo que, hasta el año 2015, llevará a cabo Fundación ONCE por medio de FSC Inserta, entidad para el empleo y la formación de las personas con discapacidad.
El director general de Fundación ONCE, Luis Crespo, presentó en Málaga y Sevilla el programa que prevé alcanzar 5.343 inserciones laborales en Andalucía y la participación de 6.354 personas con discapacidad en cursos de formación para el empleo. Crespo se mostró satisfecho por el esfuerzo realizado y los logros conseguidos en un escenario especialmente difícil, dijo, para conseguir fondos europeos, y también para crear empleo en tiempos de crisis. “La crisis nos preocupa de manera importante, pero vamos a seguir siendo capaces de crear más empleo”, afirmó.
Según datos de la última Encuesta sobre Discapacidad elaborada por el Ministerio de Sanidad, la tasa de actividad de las personas con discapacidad se sitúa en el 35,5%. En Andalucía esa tasa se sitúa en el 29,9%. La tasa de empleo en España es del 28,3% y en Andalucía del 21,9%. Y la tasa de desempleo es del 20,31% y en Andalucía del 16%. “Tenemos un problema grave en términos de empleabilidad”, resumió Luis Crespo.

Intervención de Luis Crespo en la rueda de prensa junto a Patricio Cárceles y Mónica MadridEl Programa Por Talento tiene como objetivo atender a 80.000 personas con discapacidad en toda España. Asimismo se propone conseguir 17.500 inserciones laborales y proporcionar formación a 20.000 alumnos con discapacidad.

A lo largo de 2009, en Andalucía el Programa Por Talento ha atendido a cerca de 4.000 personas con discapacidad, de las cuales 595 han conseguido un contrato laboral y 932 alumnos han seguido cursos para la mejora de la empleabilidad. Por Talento persigue atraer al mayor número de personas con discapacidad al mercado laboral, haciendo del trabajo una opción real para todos, fomentando la empleabilidad, la inclusión social y la igualdad entre hombres y mujeres.
Las personas con discapacidad españolas beneficiarias de este programa dispondrán de diversos itinerarios integrados de inserción sociolaboral para la adquisición de competencias básicas, rehabilitación profesional, orientación, asesoramiento, formación y prácticas en empresas, intermediación laboral, incluido el apoyo y seguimiento en el puesto de trabajo para facilitar la estabilidad en el empleo.
El autoempleo y la creación de empresas por emprendedores con discapacidad están entre los objetivos principales del programa, así como la mejora de la competitividad de los centros especiales de empleo y el fomento del empleo con apoyo.
Fundación ONCE y Europa
La ejemplaridad y transparencia en la gestión de programas precedentes y los buenos resultados obtenidos le han valido a Fundación ONCE el refrendo de la confianza que el Fondo Social Europeo deposita en esta institución para gestionar el programa Por Talento en favor del empleo del sector de la discapacidad.
Las cifras avalan una buena gestión. Durante los últimos siete años en los que la Fundación ONCE ha trabajado con la cofinanciación del Fondo Social Europeo, el número de contrataciones realizadas a través de la entidad de integración laboral de Fundación ONCE encargada de su gestión alcanzó las 25.732 personas con discapacidad.
El director de la ONCE en Málaga, Cristóbal Martínez, en la presentación del aula en Málaga
Además, en el mismo periodo el número de alumnos formados registró una cifra de 33.377 personas, y las acciones de autoempleo dotaron a 2.168 nuevos emprendedores de las herramientas necesarias para crear y consolidar un negocio viable.
En Andalucía, el pasado Programa Operativo de Lucha contra la Discriminación, que culminó en 2008, alcanzó a 18.822 beneficiarios, con un balance de 4.103 contratos para personas con discapacidad, y a su vez proporcionó formación para el empleo a 4.973 alumnos.
Llamada a la concienciación
Por su parte, el delegado territorial de la ONCE en Andaulcía, Patricio Cárceles, sostuvo que la sociedad no puede ignorar el talento y la capacidad del 10% de su población. “Las administraciones, los agentes sociales y especialmente los empresarios, tienen que reaccionar, para impedir que el paro se cebe sobre los más débiles y para que la ley se cumpla”, afirmó. A su juicio, la inclusión sociolaboral de pesonas con discapacidad es, además de un ejercicio de responsabilidad social, un instrumento de garantía y de compromiso. “Un ejercicio de eficiencia empresarial, de competividad y, lo que más gusta a las empresas, de rentabilidad –subrayó-. Porque contratar a discapacitados es una inversión social y una inversión rentable”.