La presidenta del Parlamento pide a los niños ciegos que sientan cerca a los poderes públicos

Un momento de la intervención de la presidenta del ParlamentoLa presidenta del Parlamento de Andalucía, Fuensanta Coves, inauguró el pasado 27 de octubre en Sevilla, en la sede del centro cultural de la Fundación CajaSol, la exposición ‘De la pauta y el punzón al braille computerizado’, la muestra itinerante que ha organizado este año la ONCE para celebrar el bicentenario del nacimiento de Louis Braille. Era la última etapa de su recorrido por Andalucía, que inició en Córdoba el pasado mes de marzo, y que le ha llevado por las capitales andaluzas más Jerez y La Línea de la Concepción.

Fuensanta Coves sostuvo que los andaluces sienten a la ONCE “como un líder y una referencia en el mundo entero en lo que es la labor asistencial de vanguardia”. La presidenta del Parlamento de Andalucía dijo que los poderes públicos están obligados a estar cerca de los colectivos con mayores necesidades y pidió expresamente a los 1.900 niños ciegos y deficientes visuales de Andalucía que sientan que las administraciones “velan por su incorporación a la sociedad en plano de igualdad. “No están solos, y no lo están no sólo desde el punto de vista afectivo, sino tampoco desde el material, el legal o el cultural” afirmó. Coves reivindicó que la solidaridad en el marco de una sociedad moderna “no debe quedarse en manifestaciones más o menos emotivas, sino ir más allá y establecer todo un sistema de apoyo a quienes de verdad lo necesitan”.

patricio Cárceles en un momento de su intervenciónEn el acto de inauguración intervnieron también el delegado territorial de la ONCE en Andalucía, Patricio Cárceles, la presidenta del Consejo Territorial de la ONCE, Mónica Madrid, el director general de Personas con Discapacidad, Julio Coca, y la delegada de Bienestar Social y Cooperación del Ayuntamiento de Sevilla, Emilia Barroso. Entre los invitados destacadas personalidades del mundo de la política, la empresarial y la social, como el presidente de Cartuja’93, Isaías Pérez Saldaña, o el secretario de la Mesa de la Cámara José Luis Blanco, junto a representantes de las distintas organizaciones de discapacidad de la provincia.

El delegado territorial de la ONCE en Andalucía hizo un llamamiento a las instituciones, a las empresas y a la sociedad en su conjunto para que incorporen el braille “como lo que es, un poderosísimo instrumento de integración social”, dijo. Y les invitó a que potencien su uso y a que forme parte de su realidad cotidiana “como garantía de una sociedad más igual y más justa”. Cárceles sotuvo que el invento de Louis Braille constituyó “toda una revolución y un verdadero hecho diferenciador hacia la afirmación de la dignidad de las personas y una auténtica conquista hacia su inclusión social”.
Fuensanta Coves palpando el mapa de Europa en relieve
Para la presidenta del Consejo Territorial, que condujo el acto, la EXPO Braille es un motivo de satisfacción y de orgullo para todo el colectivo de la ONCE “porque ha abierto las puertas de la educación y la cultura a unas personas que, hasta entonces, habían conocido sólo marginación y exclusión social”. “Y punto a punto –añadió-, nos ha ido abriendo las puertas también de la integración y nos ha ayudado a normalizar nuestra condición de personas”.
En nombre del Gobierno andaluz, el director general para Personas con Discapacidad destacó que Louis Braille fue un precursor de la accesibilidad universal. “Ha hecho a muchos hombres y a muchas mujeres iguales y libres”, afirmó. Enseguida reivindicó la apuesta de la Junta de Andalucía por la accesibilidad universal a través de programas como el II Plan de Integarción de Personas con Discapacidad o el plan específico dirigido a mujeres con discapacidad. Julio Coca también recordó que el Estatuto de Autonomía recoge entre sus objetivos básicos la integración social de las personas con discapacidad y subrayó el compromiso del Gobierno andaluz por hacer cumplir el Estatuto para garantizar la erradicación de cualquier tipo de discriminación.
La presidenta del Parlamento sostiene en sus manos a Braillín entre sonirsas del delegado territorial y la presidenta del ConsejoY en nombre del Ayuntamiento de Sevilla, su delegada de de Bienestar Social y Cooperación también defendió el braille como “una ventana al conocimiento y a la libertad de las personas”. Emilia Barroso elogió a la ONCE por cumplir su objetivo, el integrar a las personas ciegas en la sociedad y conseguir para ellos las mayores cuotas de autonomía personal.
Una exposición útil
‘De la pauta y el punzón al braille computerizado’ ha permitido a los andaluces conocer la utilidad del Braille, así como la evolución de los distintos instrumentos utilizados para escribir en este sistema, desde las primeras máquinas hasta las modernas líneas Braille instaladas en ordenadores portátiles y de sobremesa.
El visitante ha podido conocer mapas en relieve, material adaptado para alumnos ciegos, impresoras Braille, e instrumentos de alta tecnología en los que el Braille permite su utilización pos las personas ciegas. Todos los visitantes de la exposición podran escribir e imprimir su nombre en braille.
Con motivo de la celebración de la exposición en Sevilla, la ONCE celebró talleres de rotulación en braille dirigidos a los escolares que visitan la muestra por las mañanas, bajo la denominación ‘Descubriendo el braille’. Colegios públicos y concertados de la capital andaluza realizaron visitas guiadas de grupos de alumnos durante los tres días que permaneció abierta la exposición.
Foto de familia de las autoridades con los responsables de Fundación CajaSol
La ONCE se vuelca así en la conmemoración de 2009 como el Año Internacional del Braille, en el bicentenario del nacimiento de su inventor, Louis Braille; él fue el creador de un sistema de lectoescritura, basado en seis puntos en relieve, que ha revolucionado la vida de millones de personas ciegas, a las que sacó de la prehistoria en pleno siglo XIX, y que ahora las acompaña en su apertura a la era del conocimiento y a la sociedad de la información.
La ONCE impulsa el uso del Braille en todos los ámbitos, con el fin de que las personas ciegas logren mayores cotas de autonomía personal. El etiquetado de productos farmacéuticos, de alimentación o de limpieza, la señalización de ascensores, la publicación de folletos de información, de catálogos de museos o la transcripción al braille de cartas de restaurantes y otros servicios que, aunque parecen pequeños, facilitan enormemente la vida de las personas ciegas.
Una puerta a las nuevas tecnologías
El Braille, además de ser un sistema de lectoescritura, imprescindible en la educación de los 7.500 niños y jóvenes españoles, es una de las puertas que les introduce en las nuevas tecnologías y la sociedad de la información. Por ello, a través de la Comisión Braille Española, la ONCE trabaja para adaptar este sistema de lectoescritura a las nuevas necesidades que se les plantean a las personas ciegas, así como a la edición de materiales en braille y relieve.
El Braille ayuda a las personas ciegas a utilizar medios informáticos, lo que les ha abierto múltiples posibilidades laborales, de educación o de ocio. Entre ellos destacan las “líneas braille”, periféricos que transforman en caracteres braille la información contenida en las pantallas de los ordenadores, las impresoras personales; o los anotadores digitales que, aunque pueden proporcionar la información en voz sintética o en Braille, utilizan un teclado para la introducción de los datos.
La ONCE, productora mundial de Braille
La ONCE pone a disposición de sus afiliados más de 57.000 títulos en braille y sonido, a los que ahora también pueden acceder a través de Internet. Además, presta apoyo a los estudiantes para la impresión de apuntes y otros textos, de manera que más de una treintena de unidades periféricas imprimen en braille por toda España. En los procesos de edición e impresión se utilizan medios electrónicos e informáticos, escáneres, reconocedoras ópticas de caracteres, impresoras braille, etc.
España es líder mundial en producción de impresoras braille, a través del Centro de Investigación y Desarrollo de Aplicaciones Tiflotécnicas (CIDAT), desde el que se exportan impresoras para el uso de los ciegos de todo el mundo. También la ONCE dona impresoras y máquinas de escribir en Braille a países en vías de desarrollo, lo que –en muchas ocasiones- la convierte en un foco de cultura y educación para ellos; así sucede en escuelas de toda América Latina, en los campamentos saharauis o en Sarajevo, y pronto será una realidad en Tirana (Albania).