Miguel Carballeda con todas las administraciones de Granada en la toma de posesión de Morillas

aspecto general de la mesa presidencial del acto

Cita política al más alto nivel en la toma de posesión de Alberto Morillas como nuevo director de la ONCE en Granada. Desde el alcalde de la ciudad, José Torres Hurtado, al presidente de la Diputación Provincial, Antonio Martínez Caler, el delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Granada, Jesús Huertas, el subdelegado del Gobierno central en la provincia, Antonio Cruz, el Defensor de los Granadinos, Melchor Saiz-Pardo, delegados provinciales de la Junta, delegados de área del Ayuntamiento, directores de entidades financieras, presidentes de organizaciones de discapacidad, agentes sociales, medios de comunicación encabezados por el presidente de la Asociación de la Prensa, toda la Granada política, institucional y social se dio cita en la Dirección Administrativa de Granada para acompañar a Morillas esta nueva etapa.
Por parte de la ONCE asistieron el presidente del Consejo General, Miguel Carballeda, el delegado territorial en Andalucía, Patricio Cárceles, la presidenta del Consejo Territorial, Mónica Madrid, la consejera general, Margarita Martos, junto a una nutrida representación de los trabajadores y afiliados de Granada que llenaron el salón de actos de la Dirección Administrativa.

Alberto Morillas junto a Miguel Carballeda, Patricio Cárceles, Mónica Madrid y Margarita MartosEn su intervención, el presidente de la ONCE subrayó el compromiso de la Organización Nacional de Ciegos con la creación de empleo en España y agradeció a los ciudadanos la confianza que depositan a diario en los productos de la Organización. “Gracias a su apoyo somos un modelo único en el mundo y hacemos posible que las personas con discapacidad sigan sintiéndose personas dentro de la sociedad”, afirmó.

“Lo importante son las personas”
El presidente de la ONCE recordó que cuando, a finales de los años 70, se incorporó a la plantilla de la Organización como vendedor de cupones, la ONCE contaba con 13.000 trabajadores cuando cuenta con 121.000. En este sentido recordó que la ONCE ha creado 2.000 nuevos puestos de trabajo a lo largo de 2009 “en los tiempos que corren”, dijo. Carballeda deseó “lo mejor en el futuro” a Alberto Morillas y a Rafael Jiménez en sus nuevas etapas. “En una institución lo importante son las personas y lo que debemos hacer es agradecer a la sociedad granadina y andaluza que nos permitan seguir construyendo una institución importante todos los días”, concluyó.
Por su parte, el delegado territorial en Andalucía, que fue director de la ONCE en Granada de 2000 a 2003, tuvo palabras de reconocimiento a Rafael Jiménez y de cariño y bienvenida también a Alberto Morillas como director. Patricio Cárceles dijo que Alberto Morillas vuelve a Granada “con la ilusión y la ambición de consolidarlo como un referente principal en la ONCE de Andalucía, porque Granada es un referente principal de Andalucía”.
Alberto Morillas, junto al presidente de la Diputación Provincial de Granada en medio de una nube de cámaras, gráficos y micrófonos al inicio del actoEn sus palabras de despedida como director, Rafael Jiménez, deseó “mucha suerte” al nuevo director y le ofreció su colaboración “incondicional para hacer equipo con él”. Alberto Morillas se emocionó, y emocionó al auditorio, al agradecer a su mujer y a sus hijos el apoyo que siempre le han prestado a lo largo de su trayectoria en la ONCE. “Si no fuera por ellos, mi carrera profesional hubiera sido más limitada y más corta”, dijo.
Morillas no anunció ningún modelo nuevo de gestión “porque el modelo de gestión emana del Consejo General y la Delegación Territorial” pero se propuso como meta llevar a Granada a los primeros puestos de la ONCE. En este sentido lanzó un mensaje de confianza plena en la “capacidad y profesionalidad” de la plantilla de la Organización en Granada. “Trabajando en equipo vamos a ser capaces de sacar lo mejor de nosotros mismos y de situar a Granada en las primeras filas de todos los rankings de la ONCE”, afirmó.
El alcalde de Granada, que presidió el acto, sostuvo que sostuvo que su Ayuntamiento mantiene “y va a mantener” unas “magníficas relaciones” con la ONCE y reiteró la disposición del gobierno municipal a colaborar con la institución. Por su parte, el presidente de la Diputación de Granada dijo que su administración “ha estado siempre con la ONCE en la preocupación permanente de la lucha por la igualdad” y agradeció a todos los trabajadores que la Organización su trabajo “porque representan la ilusión de todos los días”. Tanto Torres Hurtado como Martínez Caler reconocieron que todavía no han tenido suerte con el cupón de la ONCE, aunque lo sigue intentando, confesaron.
Un momento de la intervención del alcalde de Granada, junto al presidente de la ONCE y el delegado territorial
También el delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Sevilla reconoció que la ONCE se ha ganado la confianza de los granadinos. “Realizáis un trabajo muy valioso no sólo para las personas ciegas sino para la sociedad granadina en general”, dijo, tras brindar el apoyo de la Junta de Andalucía a la ONCE, “en los objetivos que compartimos”.
Alberto Morillas es natural de Darro, tiene 44 años y comenzó su actividad laboral como vendedor del cupón en Granada. Ha sido director de la Agencia en Motril, jefe del Departamento de Juego en Granada de 1996 a 2003, director de la ONCE en Jerez desde ese año hasta 2007, y presidente del Consejo Territorial en Andalucía desde las últimas elecciones de la ONCE hasta ahora.
La ONCE cuenta en Granada con cerca de 1.500 afiliados que representan a casi el 10% de personas ciegas y deficientes visuales de Andalucía.
De izquierda a derecha, Rafael Jiménez, Alberto Morillas, Miguel Carballeda y Patricio Cárceles juntan sus manos para un posado gráfico