El Día de la ONCE en Baza organizó ‘rutas a ciegas’ para que los afiliados pudieran conducir coches

Simpática imagen de la mesa de desayuno con chocolate con churros para todos

Cerca de 400 personas, afiliados, trabajadores, pensionistas, amigos y familiares de la ONCE, celebraron el pasado 26 de septiembre el Día de la ONCE en Granada, después de una semana intensa de actividades organizadas por el Consejo Territorial en la provincia, del 21 al 26, que culminaron con una comida de hermandad en el complejo Abadí de Baza.
El salón de actos de la Dirección Administrativa acogió un cuenta cuentos bajo el título ‘Sembradores de Valores’ y un foro de tiflotecnología que informó de las últimas novedades en este campo. En la misma semana, el Poni Club Granada celebró un taller de equinoterapia para los afiliados más pequeños y la Agencia de Baza organizó una jornada de puertas abiertas, en vísperas del Día de la ONCE, para celebrar de paso el Bicentenario de Luis Braille. Una convocatoria que cosechó gran participación de público ya que se realizaron actos divulgativos en la plaza de San Francisco, en pleno centro de la localidad.

Afiliados bajando de uno de los coches de caballosYa el sábado 26 tuvo lugar la jornada de convivencia. Una fiesta de familia distinta a la realizada en otros Días de la ONCE por la originalidad del programa de actividades desarrollada. Todo arrancó con un chocolate con churros para desayunar en la carpa. Después unos pudieron visitar las Bodegas Jabalcón, otros el secadero de jamones de Hijate, otros pasear en carroza de caballos, algunos pudieron montar a caballo dentro del recinto y otros realizaron rutas de cross en vehículos todoterreno 4×4.

Circuitos a ciegas
Pero la actividad estrella de la jornada fueron los circuitos “a ciegas” por los alrededores de la ciudad granadina. La Autoescuela Baza puso a disposición de la ONCE nueve vehículos con profesor para los conductores ciegos que se atrevieran experiementar la sensación de conducir, no tanto por un circuito cerrado y adaptado, sino fuera, por las rotondas y las calles habituales de tráfico rodado. Lo que se dice, un circuito “de integración”.
Pascual Gualda, director de la ONCE en Jaén, fue uno de los aventureros que se arriesgaron a coger el volante. “Fue maravilloso, hicimos un día de la ONCE que va a quedar grabado para mucha gente”, reconoce. Nunca antes había cogido un coche ni tampoco había experimentado las sensaciones de ir en un 4×4. “Nunca había percibido esa sensación de libertad fue muy agradable”. “¿Sensación de riesgo? –se pregunta-, ni me paré a pensarlo, fue como una forma de soltar adrenalina, no piensas en ningún momento que te puedas dar un porrazo”. En total se realizaron 125 conducciones.
pascual Gualda sonriente con las manos en el volante
El jefe del Servicio Sociales para Afiliados en Granada, Juan de Dios Maldonado presume de llevar sobre sus espaldas más de 80.000 kilómetros de carretera antes de perder la visión, pero la experiencia de coger el volante 20 años después le resultó más que excitante, “demasiado excitante”, reconoce. “Esperaba que el circuito fuera más delimitado, pero nos sacaron a carretera con coches que venían de frente, rotondas en las que tenías que girar a ciegas, a izquierda y a derecha, y la verdad es que me causó una sensación rara, acelerar y cambiar de marcha a ciegas fue una experiencia demasiado excitante”, explica.
Ya en el apartado institucional, el alcalde de Baza, Pedro Fernández, expresó su satisfacción por compartir ese día con la ONCE y agradeció que se hubiera elegido a Baza como sede de esta jornada. Fernández expresó su admiración y reconocimiento, dijo, “por la ilusión, el tesón y el trabajo que día a día realiza la ONCE”. “Hoy en día la sociedad ve con total normalidad a un colectivo al que antes no miraba igual”, dijo en alusión a la ONCE y elogió igualmente el esfuerzo de solidaridad que la Organización realiza con el resto de discapacidades.
Un momento de la intervención de la consejera territorial
El director de la ONCE en Granada, Rafael Jiménez, tuvo palabras de reconocimiento a los jubilados granadinos y animó a todos a defender a la ONCE para que siga con su labor social a favor de la integración de las personas con discapacidad. Por su parte, la consejera territorial Isabel Martínez se felicitó porque el Día de la ONCE sirva “para que la sociedad granadina vea lo que somos capaces de hacer”.
El delegado territorial de la ONCE en Andalucía, Patricio Cárceles, agradeció al alcalde de Baza y a su corporación la colaboración constante que mantiene con la Organización. “Hoy es un día para compartir alegrías –dijo-. Vivimos tiempos complicados pero la ONCE es el paragüas que nos protege porque aquí no se pone en peligro ni un solo puestro de trabajo y se mantiene el poder adquisitivo de todos sus trabajadores”, afirmó. “La altura de un colectivo se mide por la capacidad de lucha de su gente ante las dificultades y en este sentido vosotros sois los mejores”.
En la jornada participó también el director de cine Emilio Ruiz Barrachina, que está grabando en los espacios naturales de la comarca de Baza su última película, ‘El discípulo’, la visión más histórica de la vida de Jesús de Nazaret, en la que participa la actriz Marisa Berenson.
El delegado territorial y el alcalde con los homenajeados