Arranca el curso escolar con 1.903 alumnos de Andalucía, Extremadura, Ceuta y Melilla

Dos alumnos atentos al ordenadorNormalidad absoluta al inicio del curso escolar en el Centro de Recursos Educativos de la ONCE en Sevilla, que este año va a atender un total de 1903 alumnos ciegos y deficientes visuales de Andalucía, Extremadura, Ceuta y Melilla, aunque más del 98% de ellos estudian integrados en centros de enseñanza ordinarios y sólo 60 alumnos permanecerán en las dependencias del centro durante el curso académico.
Los profesionales de ONCE y de las tres administraciones con las que existen convenios de colaboración –la Junta de Andalucía, la Junta de Extremadura y el Ministerio de Educación para Ceuta y Melilla- han iniciado el curso “con gran motivación”, según el director del Centro de Recursos Educativos, Manuel Cruzado. Con todo el material y los recursos a disposición de los alumnos “para que aprender y formarse no sea misión imposible por ser discapacitado visual”, dice.
En el Centro Escolar del CRE, los nuevos alumnos fueron recibidos individualmente en los primeros días. Técnicos de rehabilitación, educadores, maestros, psicólogos, pedagogos, médico escolar y gestores atienden a la familia y al alumno dedicándoles una jornada de acogida que sirve para despejar sus dudas y para relajar también la tensión inicial que supone enfrentarse a un nuevo centro que en pocos días para los alumnos se convierte ya en su segunda casa.
El nuevo curso escolar arranca con 7.477 alumnos con problemas graves de visión en los diferentes niveles, de los cuales 7.339 están escolarizados en educación integrada en centros ordinarios (98,1%) y 138 (1,9%) en los Centros Específicos de la Organización, que dan cobertura a todo el territorio nacional.
De este censo general, 1903 alumnos con discapacidad visual son atendidos desde el Centro de Recursos Educativos de Sevilla, que da cobertura a la Comunidad Autónoma de Andalucía, con un total de 1.741 alumnos, Extremadura, con otros 162 alumnos, y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.
Alumnos en el aula de Primaria
Por ciclos educativos el censo andaluz del centro se reparte de la siguiente manera: 294 alumnos en Educación Infantil; 382 en Educación Primaria; 226 en la ESO; 60 en Bachillerato; 83 en Formación Profesional y el resto en otro tipo de enseñanzas. La distribución de alumnos atendidos por los diferentes equipos en Andalucía es de 59 en Algeciras, 104 en Almería, 90 en Cádiz, 158 en Córdoba, 190 en Granada, 124 en Huelva, 119 en Jaén, 113 en Jerez, 258 en Málaga y 526 en Sevilla.
La ONCE cuenta con 33 Equipos Específicos de Apoyo educativo -10 de ellos en Andalucía- que planifican el conjunto de intervenciones que van a llevar a cabo durante todo el curso escolar con el fin de facilitar a estos alumnos su tarea diaria. Los diez equipos andaluces están integrados por 140 maestros y profesores, tanto de la ONCE como de la Junta de Andalucía y responden a los acuerdos de colaboración suscritos entre la Organización Nacional de Ciegos y la Consejería de Educación del Gobierno andaluz.
Adaptación de material escolar
Dentro de esta atención educativa está incluida la adaptación bibliográfica de los materiales escolares requeridos por el alumnado. La ONCE dispone de una red compuesta por cinco servicios de Adaptación de Recursos Didácticos y Tecnológicos, distribuidos en los Centros de Recursos Educativos de la Organización, y 34 Unidades de Adaptación Documental. A través de ellos se cubren las necesidades puntuales que demandan los estudiantes en cada zona (adaptación de libros de texto, transcripción de apuntes, copia de artículos, adaptación de planos y dibujos en relieve, etc.).
En total, durante el curso 2008/2009, se atendieron en España 107.815 solicitudes de adaptación bibliográfica, de las cuales 90.816 (84,2%) corresponden a reproducciones, 16.762 (15,5%) a nuevas adaptaciones y 237 (0,3%) a solicitudes atendidas desde almacén.
Formación en nuevas tecnologías y plástica
Antes del inicio del curso escolar, la sede del Centro de Recursos Educativos de la ONCE en Sevilla acogió varias jornadas de formación en la que han participado más de 70 profesionales de toda España, en su mayoría maestros, que se han formado materias tan dispares como las nuevas tecnologías en el aula, la atención de alumnos con polidiscapacidad, y la intervención con el alumno en el área de plástica. Se trata de tres materias de suma importancia en los momentos actuales de la inclusión educativa de los alumnos con discapacidad visual, según el director del CRE.
Maestros con los antifaces puestos en uno de los talleres de formación“Las nuevas tecnologías entran en el aula irremisiblemente y los alumnos ciegos han de estar ayudados por sus maestros de apoyo, para no quedar al margen del avance tecnológico”, afirma Manuel Cruzado. A su juicio, la intervención con los alumnos polidiscapacitados conlleva una complejidad que requiere formación continua y actualizada, acorde con los nuevos planteamientos en la educación especial. “Junto con el deporte –añade-, el área de plástica es una de las que plantea mayor dificultad para que los profesores de aula puedan desarrollar el curriculum con los niños y niñas ciegas, para lo que se necesita conocer materiales, técnicas y metodologías alternativas que se comparten en estos cursos de formación”.