Pepe Perea, director de Viajes 2000 en Sevilla: "Los turistas con discapacidad son más complacientes"

Pepe Perea agachado con una espectacular vista de la ciudad perdida de Machu Picchu al fondo
Pepe Perea (Sevilla, 1966), entró en prácticas en Viajes 2000, en Sevilla, en 1991. Estudió Relaciones Públicas e Información y Turismo, trabajó en otras agencias, se especializó en la organización de Congresos y recorrió medio mundo para conocer destinos nuevos que recomendar a sus clientes. Desde 2002 dirige Viajes 2000 para Andalucía y Extremadura. Le encantan los caballos, esquiar y los buenos hoteles de playa para pasar las vacaciones con sus hijos aunque detesta, eso sí, los vuelos de bajo coste. Vendiendo turismo accesible se siente –dice- un oasis en un desierto.
¿Cuál fue el primer viaje que le viene a la memoria?
Cruceros.
¿Cruceros?, pero ese modelo en plan ‘Vacaciones en el mar’, ¿no es para todos los públicos, no? Lo digo por la accesibilidad.
Sí, sí, si que lo es, sí que lo es. Desde niños hasta adultos, a personas con discapacidad en sillas de ruedas, existen cruceros completamente preparados para todo tipo de clientes. Es un viaje muy cómodo donde no tienes que deshacer maletas, cambias de ciudades, incluso de país, con la comodidad de no tener que cambiar las maletas.
Entonces, ¿es un modelo adecuado a las necesidades de las personas con discapacidad?
Un crucero sí es ideal para una persona con discapacidad porque no hay barreras arquitectónicas en todo el barco. Hay barcos preparados incluso con habitaciones adaptadas.
¿Cuál es el primer viaje que hizo usted?
Un viaje de inspección a Roma con un grupo de agentes para conocer el destino y luego poderlo vender.
Dígame un destino que haya marcado en algún sentido su vida.
Un safari fotográfico por Kenia. Me impactó por lo diferente que es el país, por estar en la selva alojado en diferentes tipos de alojamiento: tree tops (hotel construido sobre las copas de los árboles) tiendas de campaña en Parques Naturales .
¿Es un adicto a los vuelos de bajo coste?
No, para nada. No soy partidario de eso. No comparto ese gusto que tiene la gente por los vuelos de bajo coste. No tienen servicio, están pendientes de cambios de horarios continuamente, no sabes a qué hora vas a salir o llegar, el vuelo no aterriza en los aeropuertos principales sino en los aeropuertos más alejados de la ciudad , a veces a más de 50 kilómetros, y luego tienes que desplazarte hasta el centro adicional lo que supone un coste que no tenías previsto y todo esto con una línea regular no ocurre. Esta nueva forma de viajar barato y mal, se esta cargando el turismo de calidad
“Me siento un oasis en un desierto”
¿Se siente un oasis en un desierto a la hora de vender la marca de turismo accesible, turismo para todos?
Sí que me siento un oasis en ese desierto. Estamos muy orgullosos del producto que hemos sacado y estamos muy preparados para poder ofrecerselo a las personas con discapacidad porque no solamente conocemos el producto sino que tenemos formación continua en Viajes 2000 para poder ofrecer viajes accesibles.
Se lo habrán preguntado en muchas ocasiones, pero ¿cuál es la ventaja adicional, el valor añadido que aporta Viajes 2000 con respecto a sus competidoras en el mercado?
En principio, la experiencia que tenemos. Llevamos muchos años trabajando con el sector de la discapacidad, tenemos hoteles propios muy adaptados, como la Cadena Confortel, con varios premios, y nuestro personal está muy sensibilizado con el trato a personas con discapacidad. Al fin y al cabo somos empleados de la ONCE y, por lo tanto, estamos muy sensibilizados con nuestros compañeros, con nuestros clientes con discapacidad.
El turista con discapacidad ¿es más exigente que otros en algún aspecto?
No, para nada, al revés. Son más conformistas y entienden que el camino no está todavía todo hecho, que queda mucho por hacer. Son más complacientes. No son tan exigentes como otros clientes, se adaptan a todo.
El cliente de Viajes 2000, ¿a qué perfil responde?
Tenemos todo tipo de clientes. Trabajamos con empresas del sector de farmaindustria, de la Junta de Andalucía, trabajadores de la ONCE, tenemos empresas de todo tipo y luego está el cliente particular. No tenemos un perfil muy concreto.
¿Cuántos años cree que serán necesarios para que la oferta de viajes accesibles no sea una exclusiva de Viajes 2000 y las agencias incorporen esa posibilidad en su cartera de negocios?
Llevamos muchos años ya trabajando en esto. Los productos que tenemos en nuestra base de datos está supervisado por personal de productos accesibles y eso requiere muchísimos años y muchísima experiencia. Hasta que alguien nos pueda pisar creo que pueden pasar muchísimos años.
¿Cuál es el futuro de las agencias de viajes ante el creciente impacto de las nuevas tecnologías? ¿Cómo les está afectando la evolución del turismo on line?
La verdad es que el turismo on line nos está quitando parte de nuestro negocio. Hay que tener en cuenta que ese tipo de turismo es para gente con poco dinero, estudiantes, que manejan Internet como para hablar. Pero el cliente de empresa sigue necesitando una persona con experiencia que le aconsejen y le sepan dar el mejor producto y los clientes que le gustan los grandes viajes también necesitan de nuestro acesoramiento.
Dicen los agoreros digitales que las agencias tradicionales que no estén en la Red están condenadas a desaparecer.
Los que no estén en la Red y los que no se dediquen a lo que nos dedicamos nosotros además de atender a un cliente vacacional. Los que no se dediquen a organizar congresos, jornadas, reuniones para asociaciones y clientes de empresas sí que a lo mejor tienden de desaparecer, pero nuestra Agencia, Viajes 2000, creo que seguirá muchos años todavía en el mercado porque su producto es muy extenso y su personal está especializado en turismo vacacional, viajes de negocio para empresas, organizadores de congresos, incentivos, reuniones, jornadas de asociaciones de discapacitados y por supuesto ¡turismo accesible!
“La crisis remontará y seguiremos creciendo”
No la considera una Agencia en su concepto tradicional.
Sí lo es en parte también, pero también estamos con las nuevas tecnologías. Tenemos por ejemplo un portal on line que nos permite reservar en tiempo real en hoteles, en cualquier parte del mundo, compañías de vuelo, también de bajo coste, puedes reservar un coche con las mejores compañías que hoy existen en el mercado, y estamos pendientes de incorporar también la posibilidad de reservar billetes de tren a este portal que se lo ofrecemos a las empresas que trabajan con nosotros en el día a día.
Los datos oficiales indican un descenso del 10% del turismo en España, ¿Se está notando la crisis en Viajes 2000?
Sí que se está notando. No nos hemos quedado al margen de esta crisis. Nosotros también hemos bajado en torno a un 10% un 15% con respecto al año pasado. Pero aún así seguimos funcionando, trabajando y creo que esto se remontará dentro de un año aproximadamente, y seguiremos creciendo como todos los años.
¿Cuáles son los destinos más solicitados de este verano de crisis?
Lo que más se está solicitando son los cruceros. Hoy en día existe un gran abanico de posibilidades con muchas compañías diferentes, a muchos destinos diferentes y a unos precios muy asequibles. Es lo que se está vendiendo más. Como siempre se está vendiendo el Caribe y las islas, Canarias y Baleares, eso siempre.
El modelo sol y playa no ha tocado techo en España.
No, la gente sigue apostando por irse a un hotel en la playa. El todo incluido se está llevando mucho, cada vez más. Nosotros contamos con varios hoteles con este régimen, como el Confortel Calas de Conil o el Islantilla.
¿Cree que la persona que viaja es siempre una persona más tolerante que la que prefiere quedarse en casa?
El viajar siempre te abre la mente. Ir otros países diferentes al tuyo te hacer darte cuenta cómo existen otras culturas, cómo las personas funcionan de otra forma, que tienen otra forma de vida, te abre un poco la mente, sí que es verdad.
Cómo disfruta más ¿tumbado en la playa o machacándose con una paliza de viaje de conozca cinco países en seis días? ¿Cuál es su concepto de unas vacaciones inolvidables?
Por mi situación familiar, con tres niños pequeños, para mí, disfrutar de las vacaciones es irme a un buen hotel cerca de la playa, estar en la piscina jugando con ellos, comiendo en el hotel y no tener que buscar un sitio donde comer o cenar. En estos momentos, lo mejor es un todo incluido. Cuando los niños sean un poco mayores ya sí que me gustaría empezar a viajar a otros países para que conozcan otros lugares y otras costumbres. Aunque este fin de semana sin ir más lejos he estado en Eurodisney y ha sido un viaje magnífico para ellos -una paliza para los padres-, pero se disfruta muchísimo cuando ves que ellos disfrutan en el parque.
Y entre turismo rural y urbano, ¿con qué se queda?
Con el urbano. Con el urbano. Sí, sí.
¿Algún país por el que tenga especial predilección?
Quizá Estados Unidos, Nueva York, es el destino que me gustaría ver que aún no conozco.
Y su pasión por los caballos ¿de dónde le viene?
Bueno, desde chico en mi casa hemos tenido caballos, hemos ido al Rocío, a la Feria, y ahora mis hijos lo están viviendo igualmente porque les gusta, igual que a mí me ha gustado a mí siempre, y yo les apoyo en el gusto. Hago todo lo posible para que monten y disfruten del caballo. Hacemos muchas salidas al campo para que monten y disfruten también del caballo. Y de paso, me sirve para desconectar.
L.G.