Puertas de entrada a la naturaleza

Los efectos del cambio global han originado en los últimos años el inicio de una toma de conciencia caracterizada por una serie de premisas, entre ellas: que los recursos no son ilimitados y que los modelos de desarrollo incontrolados resultan incompatibles con la preservación de la naturaleza.
En esta coyuntura, Andalucía ha sido una de las regiones pioneras a nivel mundial en la apuesta por la sostenibilidad, mediante la implantación de sistemas de aprovechamiento más viables y respetuosos, y, en general, a través de una nueva forma de relación con el medio natural.
Desarrollar este cambio de tendencia requiere reformular paradigmas, como la desequilibrada relación entre las zonas rurales y las urbanas. De hecho, la afluencia y concentración masiva de personas en las ciudades ha derivado en un frenético ritmo de vida que, en muchos aspectos, ha obligado a sus habitantes a permanecer ajenos a la naturaleza. Mientras, la despoblación de los ámbitos rurales parecía condenar al olvido un riquísimo legado de costumbres y usos tradicionales en el que la forma de vida predominante giraba siempre en torno a la naturaleza próxima.
La Consejería de Medio Ambiente desarrolla diversos programas destinados a paliar los efectos de esta tendencia, aunque en esta ocasión quiero hacer mención especial a uno de ellos: el proyecto de Puertas Verdes de Andalucía. Basado en la idea de fomentar la movilidad sostenible, las puertas o corredores verdes abren desde las ciudades vías de acceso al campo, descongestionan los ámbitos urbanos y promueven nuevas formas de desarrollo del medio rural.
Desde 2004, la Junta de Andalucía trabaja para que unos 30 municipios andaluces de más de 50.000 habitantes dispongan de estos elementos, asociados a la recuperación de antiguas vías pecuarias y destinados a la construcción de caminos para el desplazamiento de peatones, ciclistas o jinetes. Esta iniciativa ha contado hasta ahora con una inversión superior a los 70 millones de euros y se encuentra entre las más importantes y singulares emprendidas por la Consejería de Medio Ambiente.
Este proyecto se complementa con el denominado ReverMed, que consiste en una red de senderos que conectará Portugal con Italia a través de 10.000 kilómetros de rutas rurales, la cuarta parte de ellas a lo largo de Andalucía. Las dos iniciativas, Puertas Verdes y ReverMed, nacieron con el objetivo de deslindar unos 6.900 kilómetros de este tipo de vías.
La mayoría de estas infraestructuras están ya acabadas, y entre sus ventajas no sólo se encuentra la promoción de nuevas formas de ocio vinculadas a la naturaleza o el impulso a las importantísimas formas de desarrollo rural ligadas al ecoturismo. También ayudan a vertebrar el territorio, diversifican el paisaje y se convierten en verdaderos corredores naturales para la fauna y la flora.
Esta apuesta de la Administración ambiental refuerza la vocación de uso público que la Consejería imprime a muchas de sus acciones y demuestra que la conservación de la naturaleza no sólo no está reñida con su disfrute y aprovechamiento por parte de la ciudadanía, sino que se convierte en parte necesaria para hacerla efectiva. Eso es lo que la sociedad demanda y lo que apoyan diversas entidades e instituciones que respaldan la labor encabezada en Andalucía por la Consejería de Medio Ambiente.
Entre las iniciativas paralelas concebidas para apoyar a este programa de fomento de la movilidad sostenible y de acercamiento entre las ciudades y el campo, se encuentra una serie de 60 cupones destinados por la ONCE a la promoción de las vías verdes. La organización ha dispuesto una campaña de divulgación a nivel nacional de estos itinerarios ecológicos que finalizará el próximo 30 de julio y que habrá contado con una tirada final de más de 300 millones de cupones distribuidos a través de los veintidós mil agentes vendedores de la ONCE.
Con importantes iniciativas de apoyo social y empresarial como ésta, la Administración ambiental andaluza permitirá que casi cuatro millones de habitantes que residen en las grandes urbes de Andalucía entren más en contacto con el medio natural. Se satisface así un compromiso adquirido por el Gobierno andaluz y se da un paso más en la recuperación del patrimonio natural de la comunidad autónoma como espacio de uso público, y en el incremento de la calidad de vida de nuestra ciudadanía.
Primer plano de la consejera de Medio Ambiente
Cinta Castillo Jiménez
Consejera de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía