"Que cada paso sea una meta. Cada meta, un paso"

La canción ‘Que cuando me vaya’, de Melocos y Quinta Estación, quedará grabada para siempre en los corazones de los diez alumnos que este año han dejado su vida escolar en el CRE de Sevilla para emprender una nueva etapa fuera del centro. En los de los alumnos que se van y en los de todos los que asistieron a la fiesta de fin del curso académico 2008/2009, el pasado 23 de junio.
Igual que quedará grabada en la memoria la interpretación de María Ángeles Romero, alumna de 6º de Primaria, de Pocahontas. Este año se ha quedado a las puertas de compartir su voz en el programa de ‘Juan y Medio’, de Canal Sur TV, pero los privilegiados, fueron sus compañeros y profesores que sí pudieron disfrutar de su inmensa capacidad musical.
Imagen de los alumnos de música de guitarra en un momento de su interpretaciónReportaje gráfico: Julio Rodríguez
Tampoco olvidaran, quienes estuvieron allí, la interpretación que hizo con clarinete Francisco Millán, un alumno de integrada que ha superado con éxito el primer curso de Conservatorio en grado elemental, según explicó orgulloso Serafín Arriaza, profesor de guitarra del CRE, que tuvo otro momento conmovedor cuando sus alumnos interpretaron secuencias de Piratas del Caribe.
Uno tras otro, los montajes preparados por los alumnos y los profesores del colegio de la ONCE, que fueron presentados por Javier Girón y Antonio Badillo, descubrieron a un público entregado, en un salón de actos abarrotado, el cariño, la pasión y las horas de trabajo dedicadas para despedir al curso de la mejor manera posible. Pero, sobre todo, descubrieron la inmensa capacidad creativa de los chavales y la buena dosis de imaginación con la que emprenden sus tareas.
Los alumnos de Primaria y del aula de sordociegos, en el escenarioComo demostraron las dos fotonovelas elaboradas por los alumnos de Tutoría de mayores, todo un toque de atención para reivindicar el uso del braille en la vida doméstica, o la danza del vientre a ritmo de Shakira que realizaron las alumnas del taller de castañuelas o el Street Dance que se marcaron los alumnos de Primaria y Unidades de Sordociegos. Sin duda, otro momento de emoción para todos. Tampoco faltó el teatro, al principio, con ‘Una tarde de estudio’ representada por los alumnos de 2º de la ESO, y al final, con la obra ‘Luis Braille’, del taller de teatro que dirige Lola Mendoza.
Un momento de la danza del vientre que escenificaron los alumnosCreatividad, imaginación, ilusión, muchas ganas de pasarlo bien y mucha, mucha emoción contenida que se desbordó, al final, con la canción ‘Sabed amigos’, interpretada por los alumnos de Secundaria y, aún más, después, con los últimos acordes de ‘Que cuando me vaya…’. Abrazos, lágrimas y despedida a un curso “muy difícil, pero muy bueno”, según resumió el director del CRE, Manuel Cruzado, que calificó de “encomiable” el trabajo realizado y animó a los jóvenes a que disfruten del verano aunque “trabajando un poquito para que estos dos meses no sean en blanco”. “Todos hemos trabajado porque el curso haya sido el mejor”, añadió al final Loli Carmen Polo, directora pedagógica.
Los integrantes del taller de teatro en plena representaciónUn año más, el delegado territorial de la ONCE en Andalucía, Patricio Cárceles, asistió al acto que pone fin al curso escolar. Cárceles felicitó a los padres de los alumnos “por tener hijos con unas capacidades tan especiales” y a los profesores y trabajadores “por ser el mejor ejemplo de lo que es la ONCE”, les dijo. “No se puede entender la educación si no es en igualdad y vosotros sois el mejor ejemplo de una educación en igualdad”, afirmó. A los alumnos les dijo que ninguna barrera es infranqueable si se está dispuesto a luchar contra ella y les invitó a que conviertan “cada paso en una meta y cada meta en un paso”. Después, vino ‘Que cuando me vaya’, en directo, con la guitarra y la voz Ramón Sánchez, profesor de Educación Física y algunos de su alumnos. Las lágrimas, la alegría, la pena, la vida…
El delegado territorial de la ONCE, el director del CRE y la directora pedagógica en el escenario en el momento de la entrega de los diplomas a los alumnos que se marchan
Adiós también a los talleres en Málaga

La Dirección de la ONCE en Málaga celebró también su fiesta de fin de curso, aunque en esta ocasión, para despedir a los participantes en los talleres de repostería y de trabajos manuales. Ocho afiliados de edades tan dispares como entre 10 y 80 años presentaron en público el fruto de sus trabajos, bien dulce por cierto, en un acto que tuvo lugar el pasado 18 de junio. El ganador fue un brazo de gitano realizado por Carmen Vargas, afiliada zaragozana, aunque residente en Málaga, que hasta que no participó en el concurso de repostería no había hecho nunca un dulce en la cocina.
Suculenta imagen de la exposición de los postresTambién se hicieron dos menciones especiales, una a la participante más joven, Maialen Lamarca, que elaboró una tarta de galletas y chocolate, y otra a la receta más elaborada, un flan de huevo presentado en macrotipo y braille, obra de Carmen Ramírez.. Después todos pudieron disfrutar de la obra ‘Farsa del cornudo apaleado’, de Alejandro Casona, interpretada por los integrantes del grupo ‘El Malecón’, de la ONCE de Málaga. Tas la obra hubo dos exhibiciones de baile de dos grupos de mayores, uno de danza del vientre y otro de bailes de salón y, de paso, se entregaron también los trofeos de los campeonatos de primavera de mayores 2009 y los de la muestra de habilidades artísticas del Consejo Territorial.

Exposición de los trabajos de manualidadesLos encargados de entregar los premios fueron los miembros del jurado, Ildefonso Morales, jefe de Servicios Sociales en Málaga, Encarnación Postigo, monitora de repostería y cocinera experimentada, y Belén Porras, animadora sociocultural en la Dirección Administrativa.
Otro curso de cocina en Jerez
Otro curso de cocina que ha acabado ha sido el organizado, un año más, por la Dirección Administrativa de Jerez. Unos 25 pensionistas han participado en las actividades programadas en ese taller, un taller dinámico donde los participantes elaboran y explican a sus compañeros los platos en los que se sienten más especializados y, de paso, aprovechan para degustarlos. La fiesta fin de curso fue el pasado 16 de junio.
Simpática imagen de familia de los afiliados jerezanos participantes en el curso, con sus diplomas y delantales
La iniciativa se desarrolla desde 2007 pero este año, por primera vez, se han atrevido con recetas típicas de Andalucía que ellos mismos se encargan de conseguir y luego realizan entre dos participantes. Todas las jornadas se han desarrollado en un ambiente de extraordinaria convivencia y con buenas dosis de humor entre todos.
Cuentos y teatro

Por otra parte, los cuentos han sido los protagonistas de la VII Muestra de Teatro Escolar, celebrada en Sevilla, del 3 al 5 de junio, en la que han participado dos agrupaciones de la ONCE y cuatro de colegios de la capital andaluza. Durante esos tres días se pudieron ver en el escenario de la Delegación Territorial de la ONCE en Andalucía los montajes teatrales de los grupos Cachiruela (ONCE Sevilla), Fantasía (del Centro de Recursos Educativos de la ONCE en Sevilla), y los de los colegios de Infantil y Primaria de la capital andaluza Arias Montano, Sagrada Familia de las Carmelitas y José Fuentes y el perteneciente al Club Juvenil Cajasol también de Sevilla.
Otro momento colorista de la representación de Mago de OzLa Muestra de Teatro Escolar ‘Cuento y Teatro’ nació en 2003 con la intención de que los niños y niñas pertenecientes a la ONCE pudieran mostrar su trabajo teatral al público de Sevilla, a la vez que grupos de teatro de colegios de la capital andaluza y su provincia tuvieran un espacio escénico, distinto al de su mismo centro, donde representar las obras que durante todo un año preparan.
Las seis ediciones anteriores fueron todo un éxito de crítica y público y estuvieron dedicadas, entre otros, a los cuentos de Andersen, a los cuentos chinos, a los cuentos del Quijote y a los cuentos de Piratas. Este año, el eje temático elegido ha sido la vida de Louis Braille, con motivo del Bicentenario de su nacimiento, ya que gracias a su sistema de lecto escritura todos los niños y niñas ciegos han podido tener acceso a la lectura de cuentos.
Un momento de la representación de Mago de OzTodos los días hubo, además, animación en el patio de butacas con personajes que contaron la vida de Louis Braille, a cargo de Nuño Producciones, y, como viene siendo habitual ya, también se sortearon libros entre el público asistente. Las obras representadas fueron ‘Luis Braille’, de Isabel Martín, a cargo del grupo Fantasía, del CRE; ‘El nuevo servidor’, de los Hermanos Álvarez Quintero, del taller de Teatro Cajasol; ‘¿Dónde están los sueños?’, de Juan Carlos Rubio, interpretado por la agrupación del colegio Carmelitas de Sevilla; ‘Blancanieves’, de Francisco J. Bernard Morales, a cargo del colegio Maestro José Fuentes; ‘El aula de Tócame-Roque’, de Francisco García Purriño, por el colegio Arias Montano; y ‘En busca del Mago de Oz’, de Fran Nuño, a cargo de los sevillanos Cachiruela.