350 alumnos de 9 centros educativos participan en la VII Semana del Alumno Ciego en Melilla

Alumnos melillenses participando en las actividades de la Semana del Almuno ciego

Un año más, y van siete ediciones ya, la ONCE y el Ministerio de Educación, Política Social y Deportes han celebrado en la Ciudad Autónoma de Melilla su Semana del Alumno Ciego y con Discapacidad Visual. En esta ocasión, entre el 16 y el 21 de febrero, han participado un total de 350 alumnos de nueve centros educativos: CEIP Pintor Eduardo Morillas, CEIP Mediterráneo, CEIP Reyes Católicos, CEIP Anselmo Pardo, CEE Reina Sofía, IES Leopoldo Queipo, IES Enrique Nieto y el IES Reina Victoria Eugenia Escuela de Arte Miguel Marmolejo.
La celebración este año del Bicentenario del nacimiento de Louis Braille, inventor del sistema de lecto-escritura para ciegos, centró el eje temático de las actividades programadas en esta edición. El lunes 23 el centro Reyes Católicos de Melilla acogió el acto de entrega de los premios a los alumnos ganadores de los concursos de Carteles anunciadores de la próxima Semana octava del Alumno Ciego, a celebrar en el 2010; del concurso de murales “200 años con Luis Braille” y del Concurso de dibujo y collage “Las mil y una formas de ver”.
Durante toda esa semana se mantuvo abierta la exposición con los trabajos seleccionados. Y coincidiendo con esa exposición, la Agencia de la ONCE en Melilla organizó otra actividad complementaria, tiro con carabina, para ciegos, en la Galería de tiro Olímpico del club “Mosqueteros”. Escolares ciegos y, sobre todo, sus compañeros pudieron conocer el sistema guía auditivo que permite tirar a los ciegos a través de las distintas adaptaciones, miras auditivas y sistema de señuelo y señalización de dianas.

El director de la ONCE en Melilla con el responsable del Ministerior y dos de los alumnos premiadosEn el taller de los sentidos “Toco, oigo, huelo y pruebo”, los alumnos pusieron a prueba todos sus sentidos, salvo la visión. En otro de ellos, los alumnos realizaron ejercicios de orientación y movilidad con antifaces y gafas de simulación de patologías visuales a través de pequeños trayectos por su centro con ayuda de un bastón o un lazarillo. Para los más pequeños hubo cuentacuentos para empezar a crearles conciencia acerca de las limitaciones de la ceguera. Hubo además charlas de concienciación para dar a conocer tanto al alumnado como al profesorado las características y necesidades de los alumnos ciegos. “El objetivo era sensibilizar a la Comunidad Educativa de las dificultades que encuentran estos alumnos en su inclusión escolar y mejorar el ajuste psicosocial de los alumnos ciegos y con discapacidad visual y, un año más, creemos haber cumplido con ese propósito”, afirma el director de la Agencia de la ONCE en Melilla, Juan Carlos Rubio.

Jornada de Difusión en Antas (Almería)
Con el mismo afán de conseguir la integración de las personas ciegas y deficientes visuales, la ONCE desarrolla en Almería, a lo largo del curso escolar, distintas jornadas de difusión, en los diferentes centros escolares de la provincia, para dar a conocer también a la comunidad escolar la problemática específica relacionada con la discapacidad visual y, de paso, transmitir una imagen integradora y difundir los servicios prestados por la ONCE.
La primera de este año fue el pasado 13 de febrero en el Instituto de Secundaria Azahar, en la localidad de Antas. Parte del equipo de atención básica del centro, integrado por cuatro profesores, un trabajador social, el especialista de núcleos periféricos y la animadora sociocultural, se desplazó hasta allí para participar en la jornada, que comenzó con la proyección de un vídeo explicativo de la prestación de servicios en la ONCE.
Los alumnos atienden las explicaciones del profesor en el aula
Después los alumnos se dividieron en grupos de 15 para ir rotando cada media hora por los diferentes talleres que se organizaron. En el de deporte se mostró a los alumnos las principales adaptaciones del deporte para ciegos y deficientes visuales, reforzado también con un vídeo demostrativo de la práctica del goalball. En otro taller se instruyó a los estudiantes en el uso de la técnica guía para que supieran desenvolverse con soltura en el acompañamiento de una persona ciega. En el de tacto al concepto se puso a prueba a los niños, planteándoles el reto de montar puzzles con la única información que les transmitía el sentido del tacto, ya que todos llevaban puesto un antifaz.
Tampoco faltó el taller de braille, en el bicentenario del nacimiento de Louis Braille, para que los alumnos conocieran la historia de su inventor y los principales fundamentos del sistema de lecto-escritura utilizado por las personas ciegas en todo el mundo. La jornada resultó todo un éxito a decir el “enorme entusiasmo” que demostraron los estudiantes ante los diferentes retos que se les plantearon, según comentó el director de la ONCE en Almería, Manuel Alborch.