ONCE y Cajasol firman dos convenios, de carácter social y comercial, para favorecer la integración

Imagen de Ángel Sánchez y Antonio Pulido firmando los conveniosEl director general de la ONCE, Ángel Sánchez, y el presidente de Cajasol, Antonio Pulido, suscribieron el pasado 9 de febrero, en Sevilla, dos acuerdos para promover la normalización de las personas con discapacidad así como un nuevo operativo comercial para regular la gestión de los pagos de premios con una importante oferta de nómina para sus vendedores.
El primer acuerdo suscrito fue un convenio de cooperación entre la Organización Nacional de Ciegos Españoles y la Fundación Cajasol, encaminado a potenciar la integración y normalización social de los afiliados a la ONCE, en particular, y de las personas con discapacidad, en general.
El compromiso aspira a crear “un espacio de trabajo común” para fomentar medidas que promuevan el empleo y la participación de las personas ciegas y deficientes visuales en todos los aspectos de la vida que contribuyan a su integración en la sociedad, como la formación, la cultura, el ocio o el deporte, la accesibilidad, la promoción del empleo y las prácticas profesionales.
Formación y empleo
También impulsará estudios que valoren el acceso de los afiliados a la ONCE a los servicios de Cajasol, especialmente los de banca electrónica, con el asesoramiento de la ONCE. En materia de empleo, las dos entidades se comprometen a promover la integración laboral de las personas con discapacidad en general y de los ciegos y deficientes visuales en particular. En este sentido, ejecutarán estudios para valorar campos susceptibles de actuación y estudiarán la posibilidad de un programa de prácticas en Cajasol específicamente dirigido a personas con discapacidad, con el apoyo de la ONCE en materia de adaptaciones tiflotécnicas que sean precisas.
En el año del bicentenario de Luis Braille, la ONCE transcribirá al braille, o facilitará una copia en soporte informático, de aquellos documentos que Cajasol estime conveniente de interés para el colectivo.
Otro momento de la firma del convenio en presencia del delegado territorial de la ONCE y los responsables de Fundación Cajasol
La segunda firma se trata de un convenio operativo comercial que permite aplicar en las mejores condiciones los servicios financieros y profesionales de Cajasol.
Este convenio tiene por objeto servir de acuerdo marco para regular la gestión en lo concerniente al sistema de pago de premios correspondientes a los sorteos promovidos por la ONCE, así como en el sistema de liquidación y distribución de productos a sus vendedores. Gracias a este convenio más de 2200 vendedores de la ONCE en Andalucía -todos ellos con discapacidad- podrán realizar más fácilmente sus operaciones de venta de cupones. Igualmente Cajasol pone a disposición de los empleados de la ONCE una oferta de servicio nómina con productos y servicios en condiciones preferentes.
La duración de éste es por 5 años y será renovado a su expiración tácitamente por un periodo igual, si ambas partes están de acuerdo.
Se trata de la primera vez que un convenio comercial de la ONCE viene acompañado por otro acuerdo de carácter institucional y social, según destacó el director general de la Organización, Ángel Sánchez. “Esto es lo que le hace único, que incluye a la vez la doble dicotomía comercial e institucional”, dijo. “En un momento en que no está de moda la responsabilidad social de las empresas, tiene más valor que una entidad como Cajasol apueste fuertemente por la integración social”. Sánchez agradeció a Fundación Cajasol su “ambiciosa apuesta” y aseguró que este nuevo espacio común de colaboración “constituye todo un ejemplo para las entidades financieras y para la sociedad en general porque contribuye a derribar muchas barreras, sobre todo mentales, que todavía dificultan la plena integración de las personas con discapacidad”.
De izquierda a derecha Augusto Armenta, jefe de Instituciones de Cajasol, Ángel Sánchez, Antonio Pulido, Patricio Cárceles y Fernando Vega, gerente de la Fundación Cajasol, posando frente a uno de los tapices flamencos de la sede de CajasolPor otro lado, el presidente de Cajasol ha destacado la excelente relación que la entidad mantiene con la ONCE, “nos enorgullece ser la entidad de referencia para la Organización, un vínculo que proviene de las dos instituciones anteriores y que se mantiene y se reafirma ahora como Cajasol, en esta nueva renovación”. “Ambos convenios tienen como referente –destacó Pulido- los tres pilares fundamentales que mantiene Cajasol: nuestra vocación social como Caja de Ahorros, nuestro compromiso con el territorio, especialmente en Andalucía y por último el servicio en la innovación tecnológica, por ejemplo, en el acceso a Internet que venimos ofreciendo”.
A la firma del convenio asistieron el delegado territorial de la ONCE en Andalucía, Patricio Cárceles, Augusto Armenta, jefe de Instituciones de Cajasol y Fernando Vega, gerente de la Fundación Cajasol.