La Junta informó a la Fiscalía sobre el decomiso ante la posibilidad de un delito de contrabando

Cupones interceptados copiando el cupón de la ONCE Cupones interceptados copiando el cupón de la ONCE

Apenas tres semanas después de la ronda de reuniones del delegado territorial de la ONCE en Andalucía con la consejera de Gobernación, Clara Aguilera, y los delegados de la Junta en Cádiz y Sevilla, las dos provincias junto con Málaga que concentran la mayor parte del juego ilegal en nuestra Comunidad Autónoma, la administración autonómica decomisó 3.000 boletos de una lotería organizada de forma ilegal por la Asociación Regional de Discapacitados de Andalucía (O.R.D.A.) con sede en Algeciras (Cádiz) y que tienen unas características muy similares al cupón de la ONCE.

La actuación fue realizada por Policía Nacional Adscrita a la Comunidad Autónoma de Andalucía y funcionarios de la Inspección de Juegos de la Delegación del Gobierno de la Junta en Cádiz.

Además de la Asociación como tal fue denunciado su presidente y otras 21 personas por comercializar estos boletos.

La Junta de Andalucía comunicó a la Fiscalía la actuación ante las sospechas de que estos hechos pudieran ser constitutivos de un delito de contrabando dada la extensa red de distribuidores detectada, la gran cantidad de boletos utilizados y la calidad de los mismos, que contaban incluso con código de barras, según el comunicado emitido por la Delegación del Gobierno andaluz en Cádiz.

Entre el abundante material decomisado está incluida la contabilidad de enero de 2008 de la citada organización, en la que se reflejaba que, presuntamente, tan sólo en ese mes se habían comercializado 84.410 cupones al precio de un euro.

El premio diario (de lunes a viernes) era de 2.000 euros por acertar las cuatro cifras que componen el boleto y que debían coincidir con el número premiado en el sorteo diario también de la ONCE.

La Policía y los inspectores de Juego constataron durante la operación que el boleto era comercializado no sólo en el Campo de Gibraltar, sino también en municipios de la comarca de La Janda como Barbate y Vejer de la Frontera y en la sierra gaditana. De la documentación se deduce que la venta pretendía extenderse a la provincia de Sevilla.

El delegado territorial de la ONCE en Andalucía, Patricio Cárceles, agradeció tanto a la consejera de Gobernación como al delegado de la Junta en Cádiz, José Antonio Gómez, la “firme voluntad política” que esta actuación policial demuestra “para acabar de una vez con el juego ilegal en Andalucía”. A su juicio, este primer paso es “clarificador” y debe suponer un ejemplo para otros territorios del Estado.