Los alumnos del CRE disfrutaron de belenes, villancicos y mucha ilusión para celebrar la Navidad

Detalle del nacimiento del belén obra de Manuel CruzadoFieles a la tradición, los alumnos del Centro de Recursos Educativos de la ONCE en Sevilla disfrutaron de la Navidad al máximo, y de forma anticipada, ya que la actividad programada arrancó el 3 de diciembre, coincidiendo con la celebración del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, y se prolongó durante todo el mes.
Ese mismo día, el centro inauguró sus dos belenes. Uno de ellos, elaborado íntegramente por los alumnos con alguna ayudita de su maestra de plástica, y el otro obra del director del CRE, Manuel Cruzado, que, año tras año, sigue acaparando la atención de los visitantes que durante esos días se acercan a la sede del Centro de Recursos Educativos para felicitar la Navidad a los profesores, personal del colegio y a los alumnos.
Durante las semanas previas, muchas de las tardes se van aprovechando por los niños y niñas, después del estudio, para ensayar, y terminar de preparar los villancicos que presentan después en la gala del día 18, que abre oficialmente las puertas de Navidad. Un acto, entrañable, que recibe siempre el aplauso unánime del público, familiares y amigos de los alumnos y de los trabajadores que lo disfrutan y que dejan pequeño el salón de actos del CRE.
Los alumnos de guitarra en el escenario interpretando un villancico
Este año, como novedad, los jóvenes cantores grabaron un disco con el repertorio de villancicos titulado ‘Canto a la Navidad’, con el que el Centro de Recursos Educativos ha obsequiado a modo de felicitación a todo su personal, una iniciativa que ha sido muy bien acogida por parte de todos.
También la celebración de Santa Lucía, patrona de la ONCE, quedó incluida entre las muchas actividades previstas durante el mes de diciembre y tocada por el ambiente navideño, con un clásico que es la entrega de trofeos de ‘la liga de futbolín’, que en el colegio se sigue con mucho interés durante el primer trimestre.
En la Residencia, mientras tanto, recortando, pegando, dibujando y poniéndoles mucha imaginación y sensibilidad, los alumnos prepararon, con ayuda de sus educadores, las felicitaciones navideñas, que entregaron a sus padres cuando fueron a recogerlos para marcharse de vacaciones.
Una alumna ilusionadísima, sonriente y feliz, hablando con los Reyes MagosLa misma tarde del día 18, llegaron al CRE, antes que a ninguna otra casa, los tres Reyes Magos, para que ningún alumno se marchase a su hogar sin la sonrisa de haber compartido ya un tiempo con los Reyes. Desde la pasarela en el patio los Magos de la ilusión saludaron –como pudieron, en medio de un tumulto- a los alumnos, padres, madres, hermanos y amigos a los que les lanzaron juguetes y chucherías. El cortejo real se dirigió después al salón de actos donde entregaron a todos los menores, regalos y algún carbón de azúcar. La jornada concluyó, también como es tradición, con la cena de Navidad con los alumnos, no tanto por el menú, que resultó buenísimo y especial, elegido por los niños, sino, sobre todo, por la alegría y la felicidad que irradiaron y contagiaron a los mayores.
Un aspecto de la cena de Navidad con los alumnos disfrutando de la comida