Algeciras celebró la décima edición de su Mes de Teatro con cinco representaciones teatrales

La Dirección Administrativa de la ONCE en Algeciras celebró el pasado mes de noviembre la décima edición ya de su Semana de Teatro ONCE, con cinco obras de teatro protagonizadas, entre otras agrupaciones, por Antígona, de Las Palmas de Gran Canaria, La Perserverancia, el grupo anfitrión, de Algeciras, y Orozú Teatro, de Cádiz.

Puesta en escena de Trajín Teatro

En esta ocasión se cambió el antiguo formato de Semana de Teatro, con una actuación diaria durante cinco o seis días, y se optó por ofrecer una obra de teatro cada viernes del mes de noviembre. En una ciudad, como Algeciras, donde la oferta teatral es prácticamente inexistente, la iniciativa de la ONCE recobra aún mayor relevancia social y mayor acogida por parte del público que agradeció, con su participación activa, la programación organizada por la Dirección Administrativa. En torno a 500 personas –de ellos, un 10 por ciento afiliados- pudieron disfrutar de alguna de las representaciones ofrecidas en el salón de actos de la ONCE.
Las actuaciones comenzaron, no obstante, un jueves. Aprovechando la gira que realizaba el grupo de la Delegación Territorial de Canarias, Antígona, el día 6, inauguraron la Muestra con la puesta en escena de “Un drama eterno“, de Belén Pérez Daza. Su representación supuso todo un éxito, no sólo por lo interesante de la obra, la calidad de las interpretaciones o la evidente madurez de un grupo que lleva sus buenos veinte años en las tablas, sino por la acogida del público, que en palabras de algunos de sus actores: “estuvo metido en la obra desde el principio”.

Al día siguiente, el 7 de noviembre, le tocó el turno al grupo de la ONCE en Algeciras “La Perseverancia”, que estrenó el segundo montaje de su directora Miggi Soto. “Juegos Satíricos“, dos pequeñas obras, con un poema de Walt Whitman como nexo de unión, en las que presentaron de forma irónica algunos de los temas más actuales, como la globalización, el problema de la vivienda o la deshumanización del poder.
El 14 de noviembre fueron los jóvenes de Orozú, de la Dirección Administrativa de Cádiz, Trajín Teatro, los que deleitaron al público con “Lo nuestro es puro teatro. Capitulo IV“. La obra, una pequeña historia contada en tono de humor sobre el teatro, desde la edad media hasta el siglo de oro. Todo un prodigio de interpretación por parte de dos actores que más que jóvenes de dieciocho años parecían viejos veteranos con muchos años de tablas. El público, compuesto casi mayoritariamente de niños y jóvenes, se lo pasó en grande.
La penúltima actuación, día 21 de noviembre, vino de manos de “Bossco” un excelente actor formado en la Escuela Superior de Arte Dramático de Málaga. Su montaje, “La voz de un hombre“, es una recopilación y adaptación de pequeños fragmentos de obras de teatro y canciones populares que el actor interpreta y reinventa gracias a sus habilidades histriónicas. Con historias de amor y odio, de tristezas y alegrías que hacen sentirse vivo al público, Bossco no necesitó a nadie más en escena para llenar de arte la sala.

Ya el 28, un grupo de jóvenes aficionados, participes del taller de teatro de la Coordinadora contra la droga “Barrio Vivo” de Algeciras, hicieron pasarlo en grande al público con sus “Cuentos políticamente incorrectos”, un repaso ágil, sardónico e irreverente de cuentos clásicos como La Bella Durmiente o Los tres cerditos. Con una sala atestada y con un público que quería más, la representación dio por terminada la X Muestra de teatro de la ONCE en Algeciras.

Tragasueños en Roquetas de Mar
Almería también ha tenido representaciones teatrales, en esta ocasión, protagonizadas por niños, por los jóvenes actores de Las Cacatúas Parlantes, que ofrecieron la obra El Tragasueños en el Auditorio de Roquetas de Mar, después de que técnicos de la Fundación ONCE realizaran una exhibición de perros guías para mostrar a los almerienses cómo trabajan los perros adiestrados en su convivencia con las personas ciegas.

Los jóvenes actores almerienses sobre el escenarioEl Tragasueños es una adaptación de Loreto Suárez, directora de la Agrupación Infantil de Almería, del cuento de Michael Ende con el mismo título. Y, a decir de la reacción del público, que quedó encantado, la obra gustó y mucho, gracias al arte que ponen sus integrantes en relatar la historia del país de Reposolandia, donde lo principal, es dormir bien. Las Cactúas Parlantes nacieron como un taller de teatro infantil en 1992. Comenzaron 17 miembros y hoy son ya 30 los que presumen de ser parte de esta agrupación infantil.

La Ciudad de los errores en Andújar

En Jaén se adelantaron a la celebración de Santa Lucía y, en colaboración con el ayuntamiento de Andújar, se ofreció al público la representación de la obra ‘La ciudad de los errores’, a cargo del grupo de teatro ‘Orozú’, de Cádiz, una obra basada en ‘La comedia de las equivocaciones’ de Shakespeare, que hace las delicias del público gracias a la profesionalidad de los actores gaditanos. Fue el 28 de noviembre en el teatro Pincipal de Andújar, bajo la dirección artística de Belén Pérez.

Un momento de la representación de Orozú


III Certamen Club UNESCO en Sevilla

También hubo teatro en la sede de la Delegación Territorial de la ONCE en Andalucía, en Sevilla, que volvió a acoger, del 17 de noviembre al 1 de diciembre, el III Certamen de Teatro de Aficionados Adultos de Sevilla y su provincia, organizado por el Club Unesco Sevilla, en el que participaron seis agrupaciones teatrales, entre ellas el grupo Homero, integrado por actores ciegos y deficientes visuales de Sevilla, que interpretaron El verano del membrillo.

Un momento de la representación del grupo Homero

Y Málaga, más accesible

El teatro también ha sido protagonista en Málaga, donde la ONCE, en colaboración con la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía y la Sociedad Federada de Personas Sordas (SFSM), dentro de la iniciativa ‘Málaga más accesible’, que ha adaptado uno de los espectáculos que conforman la programación gteneral del Teatro Cánovas a las necesidades específicas del colectivo de personas ciegas y sordas. Fue el 29 de noviembre y con el montaje Arizona, a cargo de la compañía Mutis Producciones, que se han entregado para hacer que su obra sea accesible a las personas ciegas y sordas. A los primero a través del sistema de audiodescripción, con una cabina insonorizada desde donde se va describiendo la función por medio de radiofrecuencia con auriculares, y a los sordos, a través de un intérprete de signos que, ubicado en un lugar estratégico junto al escenario, que iba transmitiendo lo que los actores decían en escena.