Prioridades en materia de Infancia

Las prioridades que se ha marcado el Gobierno de Andalucía para los próximos años están determinadas por los avances que se han alcanzado hasta el momento. Entre éstos destacan, entre otros, el importante impulso a las actuaciones en materia preventiva, con la puesta en marcha y la implantación por toda Andalucía de 142 Equipos de Tratamiento Familiar que cuentan con más de 500 profesionales; la apuesta clara y decidida por la promoción de la figura del acogimiento familiar; y el impulso a la calidad de la prestación de la medida de acogimiento residencial en centros, mediante un incremento de más del 33% de media en la retribución de las plazas concertadas.
En esta línea se han producido importantes avances en la especialización de los programas de acogimiento residencial, mediante la adaptación de los recursos a las necesidades de menores con discapacidades, para que con los apoyos necesarios, puedan recibir una atención desde espacios, criterios y actuaciones normalizadoras, evitando en lo posible la derivación a centros específicos.
Asimismo contamos con centros con infraestructura adaptada y personal altamente cualificado para la atención a menores con grave discapacidad física, psíquica o sensorial, con objeto de proporcionarles el tratamiento específico para la eliminación o reducción, hasta dónde sea posible, de los problemas que presentan.
Desde la Consejería continuaremos trabajando para garantizar los derechos y el bienestar de nuestros niños y niñas, sobre todo de los que se hallan en una situación más vulnerable. Y en íntima conexión con ello, abundaremos en el apoyo a las familias mediante el desarrollo de actuaciones que reconozcan, respeten y protejan la diversidad familiar como marco más adecuado para el ejercicio de los afectos, cuidados y responsabilidades imprescindibles para lograr las más altas cotas de bienestar infantil.
En este orden de cosas, los proyectos que prevemos desarrollar son, entre otros, la modificación de la Ley de los Derechos y Atención al Menor para adecuarla a las nuevas realidades; y la promoción de la educación en derechos y valores para la Infancia, para lo que contamos con un estupendo aliado, Andaluna, personaje de ficción de la Junta para sus mensajes en materia de derechos y responsabilidades infantiles.
Asimismo, nos proponemos ofertar la actividad del Observatorio de la Infancia a otras áreas relacionadas como educación, salud infantil, y a las fuerzas y cuerpos de seguridad, entre otros. Queremos que el Observatorio sirva de adecuado vehículo para que los profesionales que están más cerca de las necesidades, dificultades y problemas de la infancia puedan acceder al máximo y más especializado nivel de conocimiento y formación sobre qué son los niños y las niñas, qué necesitan, y qué les hace verdaderamente felices.
Además, vamos a impulsar los acogimientos familiares simples y permanentes, tanto de menores que se encuentran ya en familias como de los que están en centros de protección, y vamos a contar con una ley reguladora de la mediación familiar que actualmente se está tramitando en el Parlamento andaluz. Esta norma servirá fundamentalmente para, de una parte, ordenar esta parcela tan delicada y tan necesaria del campo de lo socio-familiar y, de otra, convertir la solución negociada en la norma y base de los conflictos intrafamiliares.
Primer plano de Carmen Belinchón
Carmen Belinchón
Directora general de Infancia y Familias de la Junta de Andalucía