Francisco González Montañés se despide del ciclismo con una carrera triunfal en Barcelona

González y Suárez pedaleando sobre la carretera
Con la conquista del XVI criterium de Cataluña de ciclismo en tándem, disputado en Pallejá (Barcelona), el ciclista de Málaga dice adiós al deporte de competición, colgando la bici y cerrando una trayectoria marcada por el éxito. Agente vendedor del cupón de la ONCE, es otro ejemplo más de superación y de amor a una vocación que ha sabido desarrollar con las armas propias de un campeón.
Con un palmarés tan extenso que está compuesto por campeonatos de España, de Europa y del mundo, Francisco González Montañés, andaluz de adopción pero francés de nacimiento (de manera circunstancial), afiliado y agente vendedor del cupón de la ONCE en Málaga, pone el punto y final a una historia de tenacidad, superación y éxitos que ha sabido escribir a lo largo de ocho años. Y su adiós se produce como sólo los mejores pueden hacerlo, con un triunfo más para añadir a su currículo de ganador nato.
Francisco González en pleno esfuerzo
El pasado 19 de octubre, junto a su piloto Juan Francisco Suárez Rodríguez, fue el vencedor del XVI criterium de Cataluña de ciclismo en tándem, prueba ésta disputada en la localidad barcelonesa de Pallejá. Con un circuito por los alrededores, al que hubo que darle 25 vueltas, para completar 52’5 kilómetros, el tándem de los paralímpicos españoles partió como favorito al triunfo, y así cumplió con el pronóstico. La temporada ciclista ha concluido con este criterium, ya que la Escalada de Montjuic, última en el calendario, ha sido suspendida.
Deportista y persona
Dicen quienes conocen a Francisco González Montañés que más que su faceta deportiva, en él se debe destacar su calidad humana. Elogio éste que se ha ganado dentro y fuera de las pistas. Nació el 18 de enero de 1968 en Lyon. Razones laborales obligaron a su padre a emigrar a Francia, de ahí que el azar hizo que sus raíces sean francesas, pero como él mismo ha declarado en otra ocasión a este Boletín, “me siento español y, sobre todo, andaluz”.
Un accidente de tráfico en 1992 le cambió la vida. Y ahí fue donde apareció la ONCE, en 1999, año en que se afilió a ella. En el 2000 se subió por primera vez a un tándem… hasta ahora. Su vocación, no obstante, por el ciclismo le viene por vía genética. No en vano, su padre, su hermano y sus tíos han mantenido contínuos contactos con este deporte. Aunque compite tanto en ruta como en pista, confiesa que disfruta más con la primera.
Un palmarés de vértigo
Francisco González Montañés ha demostrado a lo largo de su trayectoria vital y deportiva que nadie regala nada y que el esfuerzo debe ser el único camino hacia el éxito. Ha sabido compaginar durante ocho años su trabajo de vendedor del cupón con las muchas horas de entrenamiento, viajes y competiciones. Ello le ha servido para firmar un palmarés digno de un campeón.
Otro momento de otra prueba ciclista del malagueño
Entre otros méritos, en sus vitrinas lucen triunfos como estos: en 2001 fue campeón de Europa en pista y medalla de bronce en fondo; en 2002, medalla de bronce en contrarreloj en el Campenonato del Mundo; en 2003, campeón de España en fondo, del Tour de Bélgica y de los Juegos Mundiales IBSA, en contrarreloj, y también conquistó la medalla de plata en pista y la de bronce en fondo; en 2005 obtuvo el diploma olímpico en Atenas en las pruebas en pista y en contrarreloj y ganó la medalla de bronce en el europeo en pista, contrarreloj y fondo; y en 2006 se proclamó campeón del mundo UCI en contrarreloj, ganó la plata en pista, fue elegido miembro del Programa de Deportistas de Alto Nivel del Ayuntamiento de Málaga y Mejor Deportista Andaluz Paralímpico. Ha participado en las paralimpiadas de Beijing’08. Aunque el premio más especial lo recibió el 12 de julio de 2007. Aquella noche se subió a una nube para vivir una experiencia única en la Gala de los Premios Andalucía de los Deportes 2006, al entregársele el galardón de mejor deportista discapacitado andaluz.
L. Julio del Zapatero Moya