Cerca de 4.000 personas disfrutaron bajo la lluvia del Día de la ONCE en Isla Mágica

Un grupo de visitantes posan a la entrada del parque todos con el chubasquero amarillo de la ONCE

A la tercera va la vencida. Andalucía celebró, por fin, el Día de la ONCE, en el parque temático de Isla Mágica en un día difícil de olvidar para las 4.000 personas que, procedentes de toda Andalucía, se dieron cita en uno de los recintos de ocio más accesibles de toda España. Una jornada en la que Isla Mágica se tiñó del amarillo de los chubasqueros, del amarillo corporativo de la ONCE, gracias a la intensa lluvia que acompañó hasta bien entrada la tarde a los participantes.
El agua es, precisamente, uno de los principales reclamos de Isla Mágica, un parque cuyo principal atractivo reside, sobre todo, en sus atracciones acuáticas. Eso lo sabían bien todos los que quisieron compartir ese día de fiesta desde los 70 centros que la ONCE cuenta en toda Andalucía. Lo que no podían imaginar es que se iban a mojar tanto y tanto tiempo porque la aventura comenzó, nada más bajarse de los autobuses, a su llegada a las puertas del recinto, donde tuvieron que colocarse ya los chubasqueros.

Afiliados, trabajadores, pensionistas y amigos de la ONCE en uno de los paseos del barco que recorrió el lagoAsí que la vista del parque, se fuera por donde se fuera, teñía de amarillo los caminos hacia la diversión en cualquiera de sus grados. A nadie le importó mojarse más de lo que ya estaba para aventurarse con la Anaconda o el Iguazú, que son las dos montañas rusas de agua que tanto gustan a los más valientes, o en Los Rápidos del Orinoco, donde apenas se notaron los chaparrones que provocaba esa orografía tan accidentada. Para alivio de los más tranquilitos los paraguas estuvieron permitidos hasta el límite de la montaña rusa familiar antes de caer en picado hacia su destino. Llover llovió, pero las atracciones no cesaron en ningún momento.

Lejos de apaciguar los ánimos, la lluvia intensificó las ganas de fiesta y reforzó la convivencia entre los asistentes que optaron por refugiarse mayoritariamente en El Fuerte para compartir el pic nic, asistir al acto institucional y participar en el sorteo posterior de regalos y el baile que lo acompañó. Muchos pudieron disfrutar también de las risas que provoca siempre el espectáculo ‘Cyrano de Jerez’ en el Corral de Comedias o el del ‘Árbol que no quería crecer’ en el Circo del Cóndor, que son dos de los espectáculos de mayor éxito de Isla Mágica. Y muchos fueron también los que prefirieron el tranquilo paseo de barco por el lago y las proyecciones en tres y cuatro dimensiones del cine mágico.
Otro grupo de visitantes de Isla Mágica vestidos con el chubasquero amarillo de la ONCE
El director general de Isla Mágica, Antonio Peláez, recibió al presidente de la ONCE, Miguel Carballeda, a su llegada al recinto y agradeció la actitud y comportamiento de los asistentes en un día supuestamente complicado por el efecto de una lluvia tan persistente. Después Peláez dio la bienvenida a todos en El Fuerte y reiteró las gracias del parque “a la maravillosa familia de la ONCE”.
Confianza, siempre
Alberto Morillas frente a la multitud de personas que siguieron el acto institucionalEl presidente del Consejo Territorial, Alberto Morillas, también agradeció a todos el su “ejemplar” comportamiento y su implicación en la vida interna de la ONCE y su esfuerzo diario para contribuir a que la Organización sea “una institución de todos”. Por su parte, el delegado territorial de la ONCE en Andalucía, Patricio Cárceles, habló también de agradecimiento y reconocimiento al colectivo. “Tenemos la mejor ONCE del mundo porque tenemos la mejor gente del mundo que sois vosotros”, les dijo entre aplausos.
Un momento de la intervención de Patricio CárcelesEl presidente de la ONCE, Miguel Carballeda, puso el broche institucional con un mensaje cargado de optimismo para el colectivo de afiliados, trabajadores y pensionistas de la ONCE y su Fundación en Andalucía. Carballeda puso como ejemplo el comportamiento de los andaluces en el Día de la ONCE y el del equipo paralímpico español, que ha merecido tantos reconocimientos por parte de los medios de comunicación acreditados, para poner en valor la capacidad de la ONCE para superar dificultades.
Primer plano de Miguel Carballeda durante su intervención“Sólo le pedimos al Gobierno que nos deje trabajar, no pedimos ayuda económica, ni subvenciones. Nuestra gente se lo merece y lo tenemos que conseguir”, afirmó. En la recta final ya de 2008, y en el contexto socioeconómico actual del país, Carballeda sostuvo que “hay que dar un mensaje de confianza siempre”. “Los tiempos son difíciles para todos, nosotros somos ciudadanos, y sabemos que estamos en un momento complicado -afirmó-. Pero tenemos que seguir adelante con fuerza, peleando nuestros productos, nuestras posibilidades y esperando tiempos mejores”. A su juicio, la ONCE ha conocido contextos sociales y económicos más adversos en España. “En otros momentos lo hemos pasado peor –admitió-, pero estoy convencido que la unidad de la gente de la ONCE va a ser capaz de superar estas etapas y cualquier otra que venga con dificultades”.
La celebración, especialmente emblemática por celebrarse dentro de la conmemoración del 70 aniversario de la ONCE y el 20 de su Fundación, con la colaboración de Cajasol y el parque temático de Isla Mágica, con quien la ONCE suscribió este año un acuerdo de colaboración para contribuir a la accesibilidad del recinto.
El Fuerte de Isla Mágica, aborratado de público de la ONCE