"Me he propuesto empezar a acabar con la brecha digital en España"

Matrícula de honor en su proyecto de fin de carrera de Ingeniería Técnica Informática con apenas un 10% de resto visual, Rafael Cantos se ha propuesto “empezar a acabar con la brecha digital en España”. Y está seguro de conseguirlo porque es de los que sueñan, luchan y creen. Cordobés, 23 años, apasionado de los trenes en miniatura, emprende ahora una nueva etapa para convertirse en el primer ingeniero informático de España ciego.
No es muy frecuente que los estudiantes ciegos o deficientes visuales se decanten por carreras técnicas. ¿Por qué y cómo eligió estudiar Ingeniería Técnica en Informática de Gestión?
En 4º de ESO, cuando empezaron las clases de Informática en el colegio, yo veía que los discapacitados visuales siempre íbamos por detrás en cuanto a los acceso a los programas y los sistemas operativos. Pensaba que al conocer los programas desde dentro, podría encontrar las soluciones que nos ayudase a que la informática fuera más accesible.
Pero es una carrera difícil, y debe ser aún más difícil para una persona con un resto visual tan limitado. ¿Ha sido así?
Sí, es complicada. Pero los profesores me han ayudado muchísimo adaptando materiales y buscando alternativas. Había prácticas que al ser gráficas por ordenador no se podía hacer y buscaron alternativas. Aunque ha sido difícil y complicada con la ayuda de los profesores y de la ONCE –en la traducción de materiales- se ha podido hacer.
Ustedes son algo así como creadores de soluciones tecnológicas a problemas concretos. ¿Se considera usted la solución a los problemas?
La solución, yo no. Pero sí considero que puedo ayudar a encontrar las soluciones y a que mis compañeros de carrera también conozcan cuáles son nuestras necesidades, las necesidades tecnológicas que hacen falta hoy en día que son muy desconocidas tanto dentro de la carrera como fuera.
“Me siento un ejemplo”
Después de una trayectoria académica brillante, su proyecto final de carrera ha obtenido la máxima calificación, matrícula de honor. ¿Se siente un ejemplo para muchos?
Ejemplo sí. Si yo he podido, otros pueden. Nuestro resto visual no nos impide hacer carreras como el resto de personas con visión completa. Las limitaciones muchas veces nos las ponemos nosotros mismos. Muchas veces por miedo, o por temor, no nos atrevemos a dar pasos. En cuanto eso, yo creo que sí, que puedo dar un poquillo de ejemplo.
Al menos es un buen ejemplo de lo que hoy es Andalucía, una tierra enganchada plenamente al desarrollo que forma nuevos talentos emprendedores, un joven que sale de una universidad andaluza perfectamente capaz de competir en este mundo tan globalizado. ¿Se ve reflejado en ese perfil, una imagen radicalmente distinta al tópico andaluz?
Nunca me había parado a pensar en ese punto, pero yo creo que sí. De hecho, aquí en Andalucía, aunque no se conozca tanto, la carrera de Informática es una de las mejores valoradas. Quizá sí, dentro de ese perfil, se podría decir que sí.
En lo personal, tanto sobresaliente en su expediente ¿supone una barrera o una garantía de integración?
No creo que sea una barrera nunca. Un sobresaliente quiere decir que te da la razón en que no depende las cosas en esta vida de la visión sino de la capacidad intelectual, del esfuerzo y el trabajo de uno. Un sobresaliente o un notable nunca es una barrera, sino que demuestra la capacidad de cualquiera, independientemente de sus condiciones físicas, para conseguir algo en la vida.
Su proyecto lo ha titulado Aplicación para la lectura de libros en formato Daisy bajo Linux. ¿Se ha propuesto acabar con la brecha digital en España?
Si no acabar, empezar a acabar con ella. Hay demasiadas cosas que hay que hacer. Alguien tiene que ser la punta de flecha que vaya abriendo ese camino y vaya rompiendo todas las barreras que nos encontramos especialmente en la informática.
Porque ese riesgo es real y existe, ¿no? No nos lo hemos inventado.
No, no. Existe. Por desgracia existe, por desconocimiento. Las nuevas tecnologías a lo mejor a los discapacitados visuales nos ofrece una gran posibilidad de avance, de comunicación, de obtención de información, pero los encargados de desarrollarla, tanto a nivel wofware y harfdware desconocen los problemas y no le ponen las soluciones necesarias, que por otro lado no son difíciles de realizar. Son muy fáciles conociendo cuáles son los problemas. Simplemente con eso.
Pero, ¿qué pretende?, ¿hacer más fácil la vida a los demás es su meta?
Sí. Mi objetivo era que en este sistema operativo, Linux, que es gratuito, era contribuir que los ciegos podamos decidir en primer lugar qué sistema operativo queremos usar, y en segundo lugar, abrir las fronteras, la accesibilidad, a un sistema operativo que es libre y gratuito y, por tanto, puede más cerca al acceso de muchas más personas que con un sistema de pago, eliminando las restricciones económicas que pudiera haber.
“La única forma de conseguir un sueño es luchar por él”
Con semejante currículum no debe de tener muchos problemas de trabajo.
No lo sé, porque ahora mismo no me he planteado trabajar, sino continuar con el segundo ciclo de ingeniería informática.
Pero, si tuviera que elegir destino laboral ¿por qué optaría?, ¿por la administración pública o la empresa privada?
Realmente optaría por la universidad, el ámbito de la enseñanza, para poder transmitir a los nuevos ingenieros lo que es la accesibilidad, lo que hasta mi llegada a las aulas era desconocido por la mayoría de los profesores.
Google busca ingenieros informáticos en las mejores universidades españolas. ¿Le seduce la idea?
Si se me diera el caso me lo plantearía, la verdad. Google es una de las mayores empresas y con más futuro por delante.
Para buscar talentos informáticos ¿ya no hay que salir de España?
Ni muchísimo menos. Hay muy buenos ingenieros en Andalucía y en España.
Dígame la verdad, ¿cuántas horas le dedica a Internet al día?
Bueno, a Internet le he dedicado muchísimas horas. Cuatro horas por lo menos, sí que he podido estar contectado a Internet diariamente.
¿Internet es su principal fuente de inspiración?
En parte sí, porque la idea del proyecto de carrera la empezamos a buscar en Internet. Quería algo innovador, que fuera necesario, y todo empezó en Internet.
¿Y se liga mucho en la red o es un tópico?
Yo es que no me meto en chats y por el Messenger no se liga demasiado. A lo mejor en los chats sí, pero no lo sé.
¿No le indigna la cantidad de páginas web que no son accesibles todavía?
Sí, y demasiado. Me indigna demasiado. Pero no creo que sea por mala fe, sino por desconocimiento. Las páginas quedan muy chulas y muy novedosas y muy modernas, pero no se dan cuenta que crea problemas de accesibilidad. Crear una página web que sea bonita, atractiva y moderna no es incompatible con que sea accesible. Lo que hay que hacer es conocer un poquito más los recursos que hay para ello.
Cree que la sociedad, las administraciones, las empresas, explotan al máximo las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías para favorecer la integración social de las personas con discapacidad. ¿O estamos aún a años luz de esa meta?
Yo creo que todavía estamos a años luz de esa meta. La administración ha dado un gran paso. La Junta de Andalucía con el Guadalinex también ha creado accesibilidad. Pero las empresas todavía no aportan proyectos.
El futuro es de los americanos o de los asiáticos. ¿Con qué modelo de desarrollo se queda?
Creo que me gusta más el modelo americano, pero porque de allí han salido las principales aplicaciones informáticas, del Silicon Valley, aunque ahora mismo no sé si los chinos alcanzarán o superarán las tecnologías y los productos que están saliendo de América.
Supongo que en cuestión de ocio todo el tiempo lo invertirá en la Play Station, la Play 3, la Wi o similares, no?
El tiempo de ocio lo empleo con mi resto visual en la Play 2. Tengo un 10% de visión y puedo jugar un poco a la Play. Pero mi gran pasión son los trenes de miniatura y la informática.
¿De dónde le viene su pasión por las colecciones de trenes en miniatura?
Desde pequeño tenía trenes con pilas. Con 8 años me regalaron uno eléctrico y cometieron un error porque desde entonces los colecciono.
Y en cuestión de cine, la ficción no deja lugar al romanticismo, ni el cine americano al español, imagino.
La verdad es que no, me gusta más el cine de acción, espionaje, intriga, misterio, incluso de miedo, pero las comedias románticas me suelen cansar bastante.
Tiene sólo 23 años. ¿A qué aspira? Dígame el sueño inmediato por cumplir.
El próximo que tengo es poder terminar el segundo ciclo de informática. Sería el primero en lograr alcanzar una ingeniería de cinco años. Ahora he acabo la técnica –tres años más proyecto- y ahora quiero la ingeniería de cinco años. Me quedan dos años y otro proyecto.
Creo que fue el ex presidente Henry Ford quien dijo “Si crees que podrás, tienes razón. Si crees que no podrás, tienes razón”. Es evidente que usted es de los que creen que, si se quiere, se triunfa en la vida ¿verdad?
Mi lema es el siguiente: quien algo quiere, algo le cuesta. Habrá cosas que sean imposibles. Ahora mismo, pilotar un avión sería un sueño ahora mismo. Dentro de un futuro nadie lo sabe. Si alguien tiene un sueño, la única forma de alcanzarlo es luchar por él y creer en él. Porque si luchas por algo en lo que no crees no tienes ninguna esperanza.
L.G.