Los alumnos del CRE despiden un curso "académicamente bueno" con una fiesta llena de teatro y música

Los responsables de Educación de la ONCE con los alumnos mayores en el escenario

Los alumnos del Centro de Recursos Educativos de la ONCE en Sevilla celebraron su tradicional fiesta de fin de curso el pasado 25 de junio. El salón de actos acogió obras de teatro, interpretaciones musicales y el acto formal de entrega de diplomas a los que finalizan su escolaridad en el CRE.

Ya desde el día 23 el hall de la residencia de estudiantes expuso durante tres días los trabajos realizados durante este curso en el taller de barro, a modo de anticipo de lo que iba a ser la gran fiesta del 25 de junio. La jornada arrancó con el taller de guitarra, dirigido por el profesor de guitarra, cuyos integrantes interpretaron ‘Los Soldados’ y ‘La Habanera’, de la ópera Carmen, de Bizet. Después, el taller de baile de la Residencia bailó ‘Cha, Cha, Cha’, interpretado por la tutoría de Primaria.

Le siguió el taller de teatro dirigido por Lola Mendoza, donde los alumnos del Centro Escolar interpretaron ‘Los Tres Pretendientes’. Dentro del taller de música, los alumnos del Centro Escolar junto a los de Educación Integrada interpretaron ‘Canción de Cuna de Brahms, ‘Canción Espiritual’, ‘La lección 106’ y ‘Los cuatro muleros’.

Alumnos en otra representación
La mañana continuó a cargo de los alumnos de Secundaria que realizaron un teatro musical bajo el divertido epígrafe de ‘Locura en el quirófano’. Otro alumno de PGS interpretó ‘El caballero’, de Robert Schumann y el departamento de Educación Física preparó un número recordando el programa televisivo Fama ‘Todos a bailar’. La jornada concluyó, en un ambiente de fiesta colectiva, con el almuerzo de despedida de los alumnos que finalizan su escolaridad en el Centro.

Un curso “académicamente bueno”

El curso 2007/08 finaliza en el centro escolar con 60 alumnos de primaria, secundaria, aula de sordos, PTVA y PGS. “Ha sido un curso académicamente bueno con un nivel de aprovechamiento por parte de los alumnos adecuado, propio de las características singulares del alumnado y del centro”, resume Manuel Cruzado, director del CRE de Sevilla. A su juicio, los alumnos del Programa de Garantía Social han realizado un curso con un excelente aprovechamiento en general como paso previo a la venta del cupón. Además, han realizado practicas con agentes vendedores de Sevilla y parte del alumnado que promociona a módulos de capacitación profesional.

“Lo más importante es que en este curso se ha producido un cambio sustancial de conceptos –explica-. Este curso se puede considerar como de transición para el ajuste definitivo a la nueva normativa educativa de la ONCE, en la que el colegio, el Centro Escolar, adopta un papel fundamental como centro especializado que aporta una atención específica para aquellos alumnos de toda la zona, de Extremadura y Andalucía que requieran de una intervención intensiva en áreas curriculares, instrumentales, de lecto-escritura o de autonomía personal y tiflotecnología”.

En este curso, por primera vez además, han acudido ya seis alumnos de Granada, Huelva, Córdoba, que han cursado un trimestre intensivo con un programa específico para volver a reincorporarse en su escuela ordinaria.

Pero el CRE no termina el curso en junio, al menos su actividad formativa, porque a lo largo del mes de julio va a recibir a más de 60 alumnos que realizarán cursos intensivos de braille, tiflotecnología, informática y autonomía personal, profundizando así en el nuevo modelo de centro escolar en el que se está convirtiendo el colegio. “Todo esto se inicia este curso –concluye Manuel Cruzado- y se consolidará en el próximo 2008/09, con la inestimable colaboración de todos y cada uno de los profesionales y trabajadores del centro que están haciendo un ímprobo esfuerzo de adaptación a los nuevos planteamientos y métodos de intervención y trabajo”.

Curso de iniciación a la vela

Los participantes, con sus chalecos salvavidas, felices en su embarcaciónPor otra parte, el CRE de Sevilla organizó el pasado 11 de junio una actividad de iniciación a la vela, dirigida a los alumnos de Primaria, unidades de sordociegos, PTVA y 1º de ESO. Consistió en una conferencia sobre seguridad y navegación, programa audiovisual sobre el deporte de la vela y la discapacidad, nociones básicas de navegación y dos horas de práctica en alta mar, en un barco denominado Raquero, que estuvo dirigido por personal de la Federación Andaluza de Vela en las instalaciones del Centro Náutico ‘El Cano’ situado en la Bahía de Cádiz.

Una jornada en la que los chavales disfrutaron al máximo en contacto con los barcos. Aparejaron las embarcaciones y se hicieron a la mar en cinco raqueros donde sintieron el placer de nvegar a vela impulsados por un poniente suave en un día de mar y sol excelente.

Bella estampa de las embarcaciones haciéndose a la mar