Campeonato de España de Judo para Ciegos: jornada espectacular en Sevilla

Imagen de la pista del CRE durante las competiciones
Las instalaciones del Centro de Recursos Educagtivos Luis Braille acogieron la XVIII edición del Campeonato de España de Judo para Ciegos y Deficientes Visuales, que en esta ocasión ha contado con la participación de 40 deportistas. Un año más, los tradicionales Carmen Herrera (Málaga), campeona paralímpica y Medalla de Andalucía en el actual 2008, y David García del Valle (Almería) renovaron sus títulos, manteniendo una hegemonía que casi se pierde en el tiempo. La malagueña venció en la final de más de 70 kilos a Andrea Ángel, de Baleares. Terceras fueron Sara de Pinies (Madrid) y Tania Hernández (Pasco Vasco). Mientras tanto, el almeriense participó en la categoría de hasta 66 kilos, en cuyo combate decisivo ganó al gallego Antonio Vázquez. Francisco Javier Muñoz y Antonio Casado ocuparon la tercera posición.
El resto de triunfadores fueron Marta Arce, otra campeonísima que agranda su leyenda un año más (en menos de 70 kilos), José Carlos Ruiz (menos de 60 kilos), Jorge Balbona (hasta 73), Salvador González (81), Abel Vázquez (90), Francisco Rueda (más de 90) y Laura García (57).
Dos judokas en plena competición
El Campeonato de España ha sido la cuarta competición de la temporada en la que han participado judocas de la FEDC, tras el Torneo Abierto con Videntes, el Trofeo Internacional Colombino, el Trofeo Internacional Ciudad de Málaga y el Trofeo Rensinkhan.
Hay que reseñar que esta cita del judo español ha sido organizada por la Federación Española de Deportes para Ciegos y la ONCE y ha contado con la colaboración de la Consejería de Turismo, Comercio y Deportes de la Junta de Andalucía y de Cajasol, entre otras entidades.

FÚTBOL SALA: Albacete gana un torneo en el que Sevilla y Málaga jugaron por la tercera plaza

No hubo alirón andaluz este año en la fase final del campeonato de España, la vigésimoprimera, de fútbol sala para deficientes visuales. El Sevilla A fue tercero y el Málaga, cuarto. El vencedor, el Albacete, obtuvo su segundo campeonato nacional (el primero fue en 2006), tomándoles el relevo, precisamente, a los hispalenses, que se coronaron en 2007 en Bilbao. Mientras, el Madrid se quedó a las puertas con un subcampeonato que le sabe a poco. En fin, el título, se fue para tierras manchegas, y como suelen decir los defensores del espíritu competitivo en el deporte, en oposición a las teorías olímpicas de Pierre de Coubertin, del segundo nadie se acordará mañana. Por ello, los nuevos dominadores de este deporte en España son los únicos que han quedado satisfechos. Unos campeones que cuentan en sus filas con jugadores del nivel de los internacionales Juan Manuel Moratalla y José Carlos Martínez.

Los mejores de España

Málaga fue la capital elegida para albergar el torneo de fútbol sala de 2008, el cual se celebró entre el 17 y el 20 de mayo. El escenario del mismo, el polideportivo La Trinidad. El Albacete, el Madrid, el Sevilla A y el Málaga, nombrados por el orden que ocuparon en la clasificación final, compitieron por el título. Los cuatro superaron la criba que supuso el campeonato de Primera división (en esta ocasión dividido en dos grupos de nueve equipos). En éste, el campeón del A fue el Sevilla, por delante del Málaga y del Fisioterapia de Madrid. En el B, fue el Albacete, seguido del Madrid y del Alicante los que ocuparon los puestos de honor. Los vencedores de cada grupo obtuvieron el pase directo, mientras que los segundos y terceros tuvieron que superar una eliminatoria para quedar entre los cuatro mejores. El Málaga le ganó al Alicante por 7-5 y el Madrid a sus vecinos del Fisioterapia por 3-2.

Foto de familia de los participantes malagueños con los organizadores del campeonato
Ya en el campeonato de España, los cuatros participantes se enfrentaron todos contra todos en una liguilla en la que el Madrid quedó primero (victorias por 6-2 sobre el Sevilla A y 3-1 sobre el Málaga, y derrota ante el Albacete por 1-5). El Albacete, fue segundo, y el Sevilla A, tercero, al derrotar al Málaga, en la que fue su único triunfo en esta ronda.
En la fase final, en la pelea por el tercer puesto, los sevillanos volvieron a ganarles la partida a los malagueños, aunque para ello hubo que recurrir a las tandas de penaltis, ya que el encuentro terminó con empate a dos. En el partido más importante del campeonato se midieron albaceteños y madrileños. En ambos contendientes merodeaba el muy reciente recuerdo del enfrentamiento en el que los primeros lograron una contundente victoria sobre los segundos. La historia se repitió, aunque con suspense. El Albacete cantó el alirón tras remontar un resultado adverso (2-4) y poner en el electrónico un ajustado 6-5 a su favor.
L. Julio del Zapatero Moya