Los atletas españoles compitieron sin suerte en el Campeonato de Punta Umbría por un puesto en los Juegos Paralímpicos

“Quiero agradecer a la ONCE y a la FEDC que hayan elegido a la localidad de Punta Umbría sede de este campeonato de atletismo. Este Ayuntamiento le da siempre la bienvenida al Deporte; es un proyecto muy presente en nuestro equipo de gobierno. Punta Umbría es un destino deportivo por tener buenas instalaciones y disfrutar del deporte al aire libre por su naturaleza privilegiada”. Así de entusiasmado se mostraba en la rueda de prensa previa a la gran cita del atletismo para ciegos y deficientes visuales, el alcalde puntaumbrieño, Gonzalo Rodríguez Nevado, quien en compañía del director de la ONCE en Huelva, Antonio Casado, y del director técnico de atletismo de la FEDC, Eleuterio Antón, presentó a los medios de comunicación la XVII edición del Campeonato de España de Invierno.

Objetivo: Pekín

El director de la ONCE en Huelva, Antonio Casado, entregando una de las medallas a los atletas

En vísperas como estamos de los próximos juegos paralímpicos, esta reunión atlética no podía apartar su mirada de Pekín. Allí se reunirán este verano los mejores deportistas del mundo, y nuestros atletas no podían obviar un hecho que les rondó durante los dos días de competición: la necesidad de obtener la marca mínima para no perderse esta experiencia que cada cuatro años acapara la atención mundial.

Como queda dicho, la Federación Española de Deportes para Ciegos (FEDC) organizó los días 15 y 16 en Punta Umbría el XVII Campeonato de España de Invierno de Atletismo para ciegos y deficientes visuales. Las pruebas se desarrollaron en el coqueto polideportivo municipal, y en las mismas participaron 31 hombres y 10 mujeres de 16 Comunidades Autónomas, entre ellos cinco atletas que ya habían conseguido previamente la marca mínima para Pekín: Manuel Garnica, David Casinos, Jéssica Castellano, Xavi Porras y Rosalía Lázaro. A ellos se les unió tras este encuentro en tierras onubenses la catalana Eva Ngui Nchama, velocista que con un tiempo de 12″84, obtuvo la marca mínima A en los 100 metros.

Esta clasificación se obtiene con un cupo que otorga el Comité Paralímpico Internacional, mediante el cual, este organismo selecciona a los atletas que acuden a los Juegos. Para Pekín, el cupo español está cifrado en 23 deportistas, cuando para Atlanta fue de 36, lográndose 18 medallas de oro.
Dos días intensos

Francisco Lozano, ganador en 100 metros y salto de longitud, en plena carreraNo fueron jornadas para el excesivo aplauso. No se registró ningún récord y, para colmo, el bagaje de futuros participantes en los Juegos Paralímpicos vía Punta Umbría fue bastante exiguo. Eso sí, hubo quienes lograron marcas mínimas B (algo que no avala la presencia en Pekín), pero que al menos abre una puerta a la esperanza, como Jéssica Castellano (11’16 en lanzamiento de peso y 35’28 en el de disco), Xavier Porras (11’97 en el triple salto) y María Martínez Puntero (disco, con 32’42). Sí repitieron sus marcas mínimas A David Casinos (lanzamiento de peso, con 13’23 metros) y Rosalía Lázaro (salto de longitud, con 5’51).

Los triunfadores absolutos de este campeonato de España en las distintas pruebas fueron Francisco José Lozano Ortega (100 metros para ciegos y salto de longitud), Francisco José Sánchez García (100 para deficientes visuales y 200), Juan Antonio Nogales Fuente (400), Lluís Oltra Benavent (800), Ignacio Ávila Rodríguez (1.500), Jorge Pérez Domingo (5.000), Manuel Garnica Roldán (10.000), Xavier Porras (triple salto), Eduardo Ester Ramos (altura), David Casinos Sierra (peso), Kim López González (disco), Octavio Guilabert Mallorca (jabalina), Eva Ngui Nchama (100), Susana Rodríguez Gacio (200 y 400), Rosalía Lázaro Calleja (longitud) y Jéssica Castellano Almeida (peso y disco).

L. Julio del Zapatero Moya